Compró un auto con plata que estaba destinada para otra cosa. Seis años preso

Compró un Lamborghini con dinero de ayuda para la pandemia, ahora fue sentenciado a seis años de prisión

Un empresario de Miami fue sentenciado a más de seis años de prisión luego de declararse culpable de robar millones de un programa federal de alivio del COVID-19 y comprar artículos de lujo con el dinero, incluido un Lamborghini Huracán Evo valuado en 318,000 dólares.

Un hombre de 29 años, llamémoslo Julio, fue arrestado el año pasado y ahora recibió la orden de un juez federal de Miami de entregar el lujoso auto deportivo italiano y U$S 3.4 millones que recibió en préstamos del gobierno.

Julio, que era dueño de una empresa de mudanzas en el sur de Florida, solicitó siete préstamos al Bank of America en el marco de un programa de Administración de Pequeñas Empresas. El Programa de Protección de Nómina (PPN) estaba destinado a ayudar a las empresas en dificultades durante la pandemia de coronavirus a cubrir gastos legítimos, como los salarios de los empleados.

Julio fue acusado de un cargo de fraude bancario, otro de declaración falsa a una institución financiera y un tercero por transacciones con ganancias ilegales.

Aparentemente solicitó ayuda económica del programa PPN por hasta U$S 13.5 millones en nombre de diferentes compañías y a través de una institución financiera logró que le desembolsaran $3.9 millones.

En el caso de Julio, el Bank of America aprobó tres de sus solicitudes. Una de sus primeras compras fue el Lamborghini, según una denuncia penal. El fiscal de la causa, Michael Berger, mediante una investigación, descubrió que Julio no había pagado salario alguno pero sí había  comprado objetos de lujo y estancias en hoteles de Miami Beach.

El Programa de Protección de Nómina fue aprobado por el Congreso como parte de la Ley CARES después de que el coronavirus azotara a los Estados Unidos en marzo de 2019, pero los casos de fraude de Julio y otros similares se han acumulado. Los préstamos PPN son condonados por el gobierno si son utilizados adecuadamente por las empresas.

En julio pasado, Julio estuvo involucrado en un accidente de atropello y fuga, que ayudó a los investigadores a relacionar el Lamborghini con él.

“Como parte de su declaración de culpabilidad, Julio admitió que buscó fraudulentamente millones de dólares en préstamos PPN a través de solicitudes a una institución financiera asegurada en nombre de diferentes compañías”, dijo el Departamento de Justicia luego de su declaración de culpabilidad en febrero. “Los documentos de declaración indican que en los días y semanas posteriores al desembolso de los fondos del PPN, Julio no realizó los pagos de nómina que reclamaba en sus solicitudes de préstamo. Sin embargo, usó las ganancias de la PPN para gastos personales”.

Julio no es el único que explota el Programa de Protección de Nómina de la SBA. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ya tiene procesados a más de 100 acusados ​​en más de 70 casos penales, incautaron más 60 millones de dólares extraídos del programa de la SBA.

Con toda la evidencia en su contra, Julio se declaró culpable de usar préstamos federales para el alivio económico de COVID-19.

Bank of Americacompra de autoLamborghinipandemiaplata prestadapréstamo de banco