¿De quién es la responsabilidad por los carpinchos de Nordelta?

Un diario tituló que hay "invasión" de carpinchos y generó polémica, porque los animales son parte de un ecosistema anterior a esa urbanización artificial. Qué aspectos legales sobre el medio ambiente genera la cuestión del desalojo de estos mamíferos

En la zona del Tigre la población de los carpinchos está en expansión. Sin depredadores naturales, comenzaron a multiplicarse, lo que generó encuentros poco felices con algunas mascotas y pobladores, desacostumbradas a tener de vecinos a estos roedores gigantes.

Mientras el Congreso tiene pendiente de sancionar la ley de protección de humedales, que daría un mejor marco regulatorio para la conservación, los carpinchos tratan de recuperar parte del terreno perdido.

Sobre el tema,se expresó en Twitter :»es imprescindible la aprobación de la ley de protección de humedales , cuyo tratamiento lleva ocho años sin sanción.- La fauna autóctona es anterior a los barrios , el invasor y agresor es el hombre .Debemos encontrar un equilibrio y desarrollo sustentable.» (@danielgiarolamo).

En efecto, según la constitución, las autoridades deben proteger el derecho a un medio ambiente sano, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales. ¿Qué tipo de urbanización autorizamos?

La situación de los carpinchos en Nordelta

Varios medios reportan que hay mascotas heridas, accidentes de tránsito y parques con destrozos, porque los carpinchos roen lo que encuentran a su paso. O más bien, roen lo que el hombre instaló en el medio del humedal, su hábitat natural que ahora es un área urbanizada.

Ya censaron a unos 400 de estos roedores pero se cree que serán 400.000 en dos años. Varios de ellos se auto catalogan como subversivos revolucionarios y del ejército de liberación del humedal.

En una de estas incursiones, una vecina de Nordelta vio como un carpincho dañaba a su perra, una schnauzer mini, y observó como el animal atacante la tenía en su boca. Los habitantes del exclusivo barrio cerrado temen que ataquen a sus niños. A un motociclista, se le cruzó uno de estos animales anfibios lo que le provocó una caída.

La ex modelo brasileña Anamá Ferreira denunció que un vecino de Nordelta le habría disparado a un carpincho. Dijo que son amigables y que solo se comen alguna planta.

Finalmente y tras la opinión pública contraria, los vecinos del barrio privado pidieron el traslado de “aquellos ejemplares a los que el ecosistema Nordelta ya no puede alimentar y sostener a otras reservas naturales”.

En tanto, la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia de Buenos Aires entendió que el perjuicio ocasionado por la interacción de los carpinchos con los habitantes del complejo se enmarca dentro de la categoría grave, reportó el diario Página/12.

 

El ecosistema y la caza del carpincho

La caza del carpincho no es legal. Todo permiso de caza caducó y no está autorizada la caza de animales salvo los expresamente permitidos por la jurisdicción provincial.

Es decir, solo algunas provincias listan especies que pueden cazarse pero entre ellas no está el carpincho. Sería alterar el patrimonio y ecosistema hacerlo.

De todas maneras, si efectivamente representan una sobre población, se pueden analizar medidas para hacer frente a ello, sin alterar el equilibrio ambiental.

Así, por ejemplo, en Chaco, una disposición habilita la caza comercial y la comercialización de cueros de carpincho (hydrochaeris hydrochaeris) en todo el territorio de la Provincia del Chaco, fijándose en quince mil (15.000) piezas el cupo de extracción, pero ya caducó.

Se permitirá la caza, comercio, industrialización y transporte de los ejemplares que reúnan las medidas mínimas de 80 centímetros de longitud, tomadas desde los ojos hasta el nacimiento de la cola, y los cueros secos o elaborados que presenten las mismas medidas.

La carne proveniente de los animales faenados, en caso de existir interesados en su comercialización, se hará conforme a lo determinado en las normas sanitarias provinciales y/o nacionales, dice esta disposición chaqueña.

Mientras tanto, en la revista Locally de Nordelta se informa que los carpinchos, como «toda la fauna silvestre, están protegidos por ley. Cualquier acción debe ser aprobada previamente por la Dirección de Flora y Fauna de la provincia de Buenos Aires, con la que venimos trabajando muy positivamente este tema, al igual que con la Municipalidad de Tigre. También estamos trabajando con especialistas del Conicet.»

Ese medio reportó que «n Nordelta tenemos una especial preocupación por la fauna y flora local. Trabajamos mucho por preservarla, promoverla. Hacemos permanentes estudios sobre población de peces, coipos, y carpinchos. Nuestro objetivo es preservar el equilibrio ecológico y la convivencia entre las especies naturales y los seres humanos”, con cita de la Asociación Vecinal Nordelta (AVN).

Pero el conflicto ya adquirió escala internacional, porque la Embajada de Japón en Argentina apoyó con un tuit a estos animalitos:

 

=

 

 

Características del carpincho

Se trata el roedor herbívoro anfibio más grande que existe. Puede llegar a medir 1,30 m y pesar unos 60 kg.  Es un animal robusto, sin cola, con un aspecto semejante al de un cobayo gigante. Tiene el tronco macizo, la cabeza gruesa y pesada, el hocico es truncado y ancho. Los ojos son pequeños, las orejas poco desarrolladas y el labio superior muy hendido.

Es de hábitos apacibles y gregarios. Conforma grupos sociales de entre tres y diez individuos, aunque ese número puede ser mayor, de acuerdo con las condiciones del hábitat, estación del año y densidad poblacional.

La caza se regula en cada jurisdicción, y después hay que hacer un trámite ante el ministerio de ambiente.

 

DISPOSICIÓN 65/2006

Caza Comercialización de Cueros. Carpincho. Habilitación

JURISDICCIÓN:

Chaco

ORGANISMO:

Dir. Fauna, Parques y Ecología

FECHA:

FECHA PROMULGACIÓN:

BOLETÍN:

05/06/2006

 

Art. 1 – Habilitar la caza comercial y la comercialización de cueros de carpincho (hydrochaeris hydrochaeris) en todo el territorio de la Provincia del Chaco, fijándose en quince mil (15.000) piezas el cupo de extracción, a partir del 19 de mayo y hasta el 30 de setiembre de 2006.

Art. 2 – Prohíbese lo establecido en el artículo 1 en zonas declaradas como reservas, parques provinciales y/o nacionales, zonas especialmente protegidas y otras preservadas por leyes.

Art. 3 – Se permitirá la caza, comercio, industrialización y transporte de los ejemplares que reúnan las medidas mínimas de 80 (ochenta) centímetros de longitud, tomadas desde los ojos hasta el nacimiento de la cola, y los cueros secos o elaborados que presenten las mismas medidas.

Art. 4 – La carne proveniente de los animales faenados, en caso de existir interesados en su comercialización, se hará conforme a lo determinado en las normas sanitarias provinciales y/o nacionales.

Art. 5 – Para realizar la comercialización de los productos de la especie mencionada en el artículo 1 los interesados deberán cumplir lo determinado en los artículos 9 y 10 de la ley 5629 -Manejo de los recursos de la fauna silvestre y/o la caza-.

Art. 6 – Los acopiadores inscriptos deberán abonar pesos veinticinco centavos ($ 0,25) por derecho de inspección de cada cuero crudo o elaborado, y pesos diez ($ 10,00) por cada guía de tránsito, con destino a otras jurisdicciones.

Art. 7 – Concluida la temporada, sólo serán legalizados los cueros declarados por el acopiador como stock, hasta un plazo de 10 (diez) días hábiles posteriores a la fecha de finalización de la habilitación objeto de esta disposición.

Art. 8 – Toda transgresión a la presente normativa será sancionada conforme lo establece la ley 5629 -Manejo de los recursos de la fauna silvestre y la caza-.

Art. 9 – De forma.

barrio cerradocarpinchocarpinchoscountriescountryderechoderecho ambientaldesarrollo sustentableecologíaleymedio ambientenordelta