El vínculo entre la marihuana y la esquizofrenia

Un estudio descubre que en adolescentes puede desencadenar esos síntomas, en tanto se trate de un consumo crónico. Se hizo un experimento científico.

0

El uso a largo plazo de cannabis durante la adolescencia incrementa el riesgo de desarrollar esquizofrenia en la vida adulta, (“long-term use of potent cannabis during adolescence increases the risk of developing schizophrenia later in life”), dice el paper de Nature.

El estudio científico aclara que, hasta la fecha, los mecanismos involucrados siguen siendo desconocidos. Varios hallazgos sugieren que la selectividad funcional del receptor de serotonina 2A (5-HT2AR) a través de proteínas G inhibidoras está involucrada en los mecanismos moleculares responsables de los síntomas psicóticos.

Además, este receptor está en esa forma desregulada en la corteza frontal de pacientes con esquizofrenia. En este contexto, los estudios que involucran exposición al cannabis y 5-HT2AR son escasos.

En concreto, los científicos inyectaron cannabis a los ratones para testear el efecto de una exposición crónica temprana a Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) en la expresión cortical de 5-HT2AR, así como en su funcionalidad in vivo e in vitro.

La exposición a largo plazo al THC indujo una conformación molecular pro-alucinógena del 5-HT2AR y exacerbó las respuestas similares a la esquizofrenia, como la interrupción de la inhibición previa al pulso.

Además, observaron que la inhibición de la vía Akt / mTOR por la rapamicina bloquea los cambios en el patrón de señalización de 5-HT2AR y la supersensibilidad a los efectos similares a la esquizofrenia inducidos por el THC crónico.

El presente estudio proporciona la primera evidencia de una explicación de la relación entre la exposición crónica al cannabis en los primeros años de vida y un mayor riesgo de desarrollar comportamientos similares a la psicosis en la edad adulta.

(También encontraron que se las proteínas 5-HT2AR se acoplaron con las proteínas inhibidoras Gαi1-, Gαi3-, Gαo- y Gαz después de la exposición crónica al THC, sin cambios en la vía canónica de proteínas Gαq / 11).

 

Explicación más detallada sobre los efectos del cannabis

El consumo de cannabis, especialmente en la adolescencia temprana [1], un período de mayor vulnerabilidad a sus efectos, aumenta el riesgo de desarrollar esquizofrenia [2]. Tanto los extractos de cannabis como el Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) pueden evocar estados psicóticos transitorios en sujetos sanos.

También pueden empeorar los síntomas en pacientes con esquizofrenia. Sin embargo, los mecanismos neuronales y moleculares subyacentes a los síntomas psicóticos provocados por el abuso de cannabis durante la adolescencia siguen siendo desconocidos.

Varios hallazgos sugieren que los receptores de serotonina 2A (5-HT2AR) están involucrados en los mecanismos moleculares responsables de los síntomas psicóticos.

Además de la vía de señalización canónica a través de las proteínas Gαq / 11, los agonistas alucinógenos de 5-HT2AR, como la dietilamida del ácido lisérgico (LSD) y la 2,5-dimetoxi-4-yodoanfetamina ((±) -DOI), que desencadenan estados mentales que se asemejan a los síntomas psicóticos activan las proteínas inhibidoras de Gαi / o.

Por el contrario, los agonistas de 5-HT2AR no alucinógenos activan exclusivamente la vía de señalización canónica a través de las proteínas Gαq / 11. Este mecanismo de señalización diferencial responsable de los efectos únicos de los alucinógenos se conoce como agonismo sesgado.

La interrupción de la funcionalidad 5-HT2AR en la psicosis está respaldada por estudios genéticos que describen metilación epigenética diferencial y polimorfismos genéticos en sujetos con esquizofrenia.

Los modelos animales de esquizofrenia han demostrado una mayor densidad y / o funcionalidad de 5-HT2AR [8, 9]. Además, se ha demostrado que la conformación activa del 5-HT2AR está regulada por incremento en la corteza prefrontal de sujetos con esquizofrenia libre de antipsicóticos.

Además, los antipsicóticos atípicos muestran una alta afinidad como antagonistas de 5-HT2AR. Todos estos datos demuestran que la regulación positiva y / o la mayor funcionalidad de 5-HT2AR podrían predisponer a la psicosis o la esquizofrenia.

La vía de señalización Akt / mTOR media en varias funciones, incluida la plasticidad sináptica y la ramificación axonal.

La desregulación de la proteína Akt se ha relacionado con la esquizofrenia y, además, las variaciones genéticas de AKT1 se han asociado con un aumento de los síntomas psicóticos después de fumar cannabis. Es importante destacar que el THC agudo activa esta vía de señalización en el cerebro del ratón.

Teniendo en cuenta estos hallazgos, investigamos si la exposición crónica al THC a edades tempranas podría conducir a un exceso de funcionalidad del 5-HT2AR cortical cerebral con agonismo sesgado hacia las vías de proteína G pro-alucinógenas. Además, se estudió la posible participación de la vía de señalización Akt / mTOR en la inducción de este estado similar a la psicosis.

Por ende, como mínimo, se requiere educación y comprender los efectos del THC.

Fuente: Nature.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.