El coronavirus y sus efectos en la economía

La pandemia del COVID-19 tuvo grandes cambios en la economía mundial, generando una recesión y modificando el comportamiento de las personas.

0

Si bien sabemos que el impacto de la pandemia es a nivel global, en este artículo veremos cuáles han sido los sectores más golpeados, los favorecidos y cuáles son las perspectivas para el futuro.

Sectores más afectados por la pandemia

La economía mundial y el encadenamiento de los sectores productivos se han visto afectados por la pandemia. Esto se debe a que algunos sectores no pueden mantener actividades y sus productos, que para otros sectores representan un insumo, no llegan a destino.

A esto se le suma la caída de la demanda por situaciones de desempleo, lo que hace que haya menos actividad económica. Quizás el sector más afectado por la pandemia es el turismo, debido al cierre de las fronteras entre países y la prohibición de vuelos que dificultan este tipo de actividades.

Por ello, los países y regiones que dependen fuertemente del turismo, especialmente de turistas extranjeros, se han visto muy afectadas por la pandemia.

Incluso con el levantamiento parcial del confinamiento y la búsqueda de la nueva normalidad ha hecho que sea posible hacer viajes. Sin embargo, el temor entre las personas a contagiarse y las restricciones de presupuesto por haber quedado desempleado hacen que las actividades turísticas sean pocas.

Otra actividad fuertemente afectada por la pandemia es el transporte aéreo, el cual quedó paralizado por el cierre de aeropuertos.

Aerolíneas grandes, como Avianca, fueron a banca rota para buscar proteger sus activos y replanificar su deuda, ya que no se vendían boletos y no podían obtener ingresos suficientes para cumplir con sus obligaciones.

El sector industrial y manufacturas se ha visto afectado por el cierre de fábricas, contagios en el personal y en algunos casos por no poder contar con los insumos para trabajar.

Además, debido a la caída en la demanda, la cantidad de productos que deben producir es menor, con el fin de no abultar en exceso los inventarios.

Las fábricas que realicen actividades debieron pasar por un proceso de adaptación, con el objetivo de disminuir la probabilidad de contagio dentro de las fábricas. Esto representa un costo para la empresa, además de ser un proceso de adaptación que puede afectar la eficiencia.

Sectores beneficiados

Si bien en el agregado la economía mundial ha caído, algunos sectores se han visto favorecidos por este evento. Entre ellos encontramos el comercio electrónico y el streaming de contenido. En el comercio electrónico, Amazon es uno de los principales ganadores y su cotización en la bolsa es un claro reflejo.

En cuando el streaming de contenido, plataformas como Netflix y Disney+ se han visto beneficiadas por el aumento en la demanda.

Debido al cambio en el modo de trabajo y de estudio, pasando a hacerlo desde casa, las plataformas para hacer videollamadas han resultado ganadores. Entre ellas tenemos a Zoom, Cisco y Skype. Y también los servicios de cloud computing.

Perspectivas para el futuro

Mucho se ha hablado del “nuevo normal” y de todos los cambios que ha generado la pandemia. Sin embargo, las opiniones al respecto son diferentes y se pueden plantear diferentes escenarios. Aunque una realidad es que mientras estemos a la espera de una vacuna, seguiremos viviendo en ese “nuevo normal” con trabajo remoto, clases en línea, restricciones para viajar de un país a otro y más.

En cuanto al trabajo, dependerá de las posibilidades de cada sector adoptar prácticas de trabajo remoto (después de la pandemia), lo cual puede ser beneficioso si se traduce en un aumento de la productividad. Esto es algo que parece estar adelantando Google al haber anunciado el trabajo remoto hasta el 2021.

Con respecto al turismo, podríamos esperar una recuperación paulatina de la actividad. Si bien se de una apertura de las fronteras y la reactivación de los vuelos, el hecho de que muchas personas hayan perdido su empleo, consumido parte de sus ahorros y más, dificulta una recuperación inmediata del sector.

En conclusión, la pandemia del COVID-19 ha representado un reto muy grande, tanto a nivel individual como colectivo. Sin embargo, el foco a largo plazo debe estar centrado en el aprendizaje de las cosas que se pueden mejorar para el futuro, así como de los buenos hábitos que podemos aprender de la vida en confinamiento.


Foto

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.