Aumento por edad de la medicina prepaga, le ponen freno

Se trata de una medida cautelar, medida provisoria pero efectiva para evitar el incremento de la cuota de la entidad de medicina prepaga

Las medidas cautelares son provisorias, son resoluciones judiciales que se dictan porque como el juicio suele ser largo, a veces hace falta evitar que se sigan causando daños. En este caso, el aumento de la cuota de la empresa de medicina prepaga.

Un juez ordenó, y ahora la Cámara de apelaciones confirmó, que la empresa de medicina prepaga se abstenga de cobrar el adicional por edad de un afiliado.

La empresa deberá adecuar la cuota a lo dispuesto por la Superintendencia de Servicios de la Salud, excluyendo de la facturación dicho rubro, y los importes originados en la aplicación de los incrementos legales.

“En la especie, dicho peligro en la demora es evidente, como se advierte a poco que se tenga presente que el interés de los actores concierne a bienes de la vida que, como la adecuada atención de su salud, no admiten espera”.

 

El aumento de la prepaga por edad

A nivel normativo, la situación no es tan clara como antes, en que estaba prohibido el aumento por edad de la prepaga e incluso se aplicó en varios casos.

Sin embargo, existen instrumentos legales a los que recurrir, en el orden administrativo o judicial como en este caso. En la práctica, la medida cautelar impide aumentar el precio de la cuota al afiliado, para garantizar el derecho a la salud.

El afiliado pagará el mismo precio de la cuota mensual, más allá de la edad que tenga. Los aumentos siempre deben ser aprobados por la Superintdencia de Servicios de Salud y notificados al usuario o usuaria de la prepaga al menos 30 días antes.

Para leer más del tema:

 

El aumento de la prepaga por edad, durante la adolescencia y adultez, ¿Qué derechos tengo?

 

Sentencia completa – freno al aumento del precio de la prepaga por edad del afiliado

Publicada en ElDial.

#35035551#277031957#20201218121207501
Poder Judicial de la Nación
CAMARA COMERCIAL – SALA C
Buenos Aires, 18 de diciembre de 2020.
Y VISTOS:
I. Viene apelada por Swiss Medical S.A la resolución por medio
de la cual el señor juez de primera instancia ordenó cautelarmente que la
nombrada se abstuviera de cobrar el adicional por edad, adecuando la cuota a
lo dispuesto por la Superintendencia de Servicios de la Salud, excluyendo de
la facturación dicho rubro, y los importes originados en la aplicación de los
incrementos legales sobre éste último.
II. Los antecedentes recursivos se encuentran individualizados
en la nota digital de elevación respectiva.
III. Ponderada la cuestión desde la óptica sumaria que impone el
proceso cautelar, y sin adelantar opinión acerca de lo que en definitiva
corresponda sentenciar, se advierte que los elementos aportados en esta etapa
liminar del proceso habilitan a mantener la medida cautelar de que se trata.
No ha sido negado por la recurrente que su parte procedió a
incrementar la cuota de marras con motivo del aumento de la edad del afiliado.
No obstante, alegó que contractualmente le asistía derecho a
proceder de ese modo.
Sin perjuicio de ello, y aun cuando el apelante omitió toda
referencia a cierta resolución –tenida especialmente en cuenta por el a quo
para fundar su decisión- dictada por la Superintendencia de Servicios de Salud
en el marco de una actuación administrativa donde se habría ordenado la
restitución al actor de ciertos cobros excedentes por razones etarias, lo cierto
es que un juzgamiento sobre tal diferendo debe considerarse impropio del
análisis cautelar del que se ocupa el tribunal en esta instancia del proceso.

En tal sentido, cuanto la demandada esgrime ante esta Alzada
conllevaría la necesidad de apreciar los antecedentes de la relación contractual
que la vinculó con la accionante.
Para ello, sería menester evaluar elementos de convicción con
los que no se cuenta.
Ante la incertidumbre acerca de cómo corresponderá, en su
momento, zanjar el diferendo, la Sala juzga conveniente el mantenimiento de
la medida, ante las consecuencias dañosas e irreversibles que podrían
derivarse del proceder contrario, esto es, el de dejar al accionante sin la
posibilidad de solventar una cuota controvertida.
Así cabe proceder en aplicación del afianzado criterio según el
cual, ante un mayor peligro en la demora, cabe menguar la exigencia en el
examen de los recaudos que condicionan la verosimilitud en el derecho, y
viceversa.
En la especie, dicho peligro en la demora es evidente, como se
advierte a poco que se tenga presente que el interés de los actores concierne a
bienes de la vida que, como la adecuada atención de su salud, no admiten
espera.
Por tales motivos, el recurso bajo análisis será desestimado.
Y lo propio ha de ocurrir con respecto de la pretensión de
obtener un agravamiento de la contracautela.
Así se concluye si se atiende a que el derecho a la salud que por
esta vía pretende ser resguardado –derecho que goza de la más alta protección
de nuestro ordenamiento (art. 42 Constitución Nacional; art. 12 Pacto
Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales aprobado por
ley 23.313)- no puede quedar expuesto a la posibilidad de su frustración a
causa de la eventual imposibilidad de los actores de afrontar el agravamiento
solicitado.

Por tales motivos, corresponde decidir la cuestión en el sentido
adelantado.
IV. Por ello se RESUELVE: a) rechazar el recurso de apelación
interpuesto y confirmar la resolución impugnada; b) costas de Alzada a la
vencida (art. 68 código procesal).
Notifíquese por secretaría.
Cúmplase con la comunicación ordenada por el art. 4° de la
Acordada de la Excma. Corte Suprema de Justicia de la Nación 15/13, del
21.5.2013.
Oportunamente, devuélvase al Juzgado de primera instancia.
Firman los suscriptos por encontrarse vacante la vocalía n° 8
(conf. art. 109 RJN).
EDUARDO R. MACHIN
JULIA VILLANUEVA

RAFAEL F. BRUNO
SECRETARIO DE CÁMARA
En la misma fecha se registró la presente en el protocolo de sentencias del
sistema informático Lex 100. Conste.

RAFAEL F. BRUNO
SECRETARIO DE CÁMARA
Fecha de firma: 18/12/2020
Firmado por: RAFAEL FRANCISCO BRUNO, SECRETARIO DE CÁMARA
Firmado por: EDUARDO R. MACHIN, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: JULIA VILLANUEVA, JUEZ DE CAMARA
E., C. I. M. c/ SWISS MEDICAL GROUP S.A. s/ORDINARIO Expediente N° 9211/2020

Los comentarios están cerrados.