Prevención de daños ante una obra

Antes de sacar un árbol, de hacer alguna reparación en la vereda o de efectuar una obra, es importante chequear con la compañía de gas por donde pasa la cañería subterránea para prevenir daños. La consulta es gratuita y ahorra tiempo y dinero

Las cañerías de gas suelen ser subterráneas. No las vemos. Al extraer un árbol o hacer una reparación, entonces, si no se toman las precauciones adecuadas, los caños son susceptibles de romperse.  Esto genera costos y tiempo, además de demoras en la obra y posibles lesiones ante un accidente.

comparto algunas recomendaciones de Naturgy para la protección de ductos e instalaciones, es importante considerarlas antes de hacer cualquier tipo de trabajo en vía pública.

Conocer la existencia de las redes

El conocimiento de la traza de las cañerías evita que se autoricen y realicen trabajos sobre estas y un potencial accidente grave con el gas, poniendo en peligro su integridad física y la de vecinos, además de sufrir el corte de suministro.

Solicitar  autorización antes de inicio de obra a la empresa de gas

Solicitar los permisos antes del comienzo de una obra con movimiento de suelo, como por ejemplo cambiar la vereda, poner un árbol, mover un poste, etc., permitirá que tomemos conocimiento de los trabajos a realizar.

En caso que interfieran con las redes, brindar el asesoramiento y asistencia para que las tareas se realicen sin poner en riesgo la integridad de las instalaciones.

Se puede escribir antes de comenzar una obra a prevenciondedanos@naturgy.com.ar La consulta es gratuita y se responde rápido. Es una manera de ahorrar tiempo, de hecho, porque si pasa algo después el costo es mayor, y ni que hablar si alguien se lastima por un accidente con el gas.

En caso de emergencia se lo notifique a Naturgy, para contar con rápida asistencia de un inspector, dejando para luego el resto de los trámites. En caso de dudas y para más información se contacten a prevenciondedanos@naturgy.com.ar o al 0-800-888-1137. También llamar al 911 si es necesario.

El fin común es la disminución de los riesgos que generan las instalaciones subterráneas. Para prevenir estos daños que cuestan dinero a quien los cause, quien tenga previsto realizar zanjas en vía pública, debe antes consultarse a la empresa de gas.

El compromiso consiste en asegurar la integridad de nuestras instalaciones y con ello la seguridad de la ciudadanía, dotando al mismo tiempo de agilidad y previsibilidad a la gestión de obras en zonas cercanas a las cañerías.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.