Novedades del derecho y las leyes argentinas para el ciudadano

Los emoji en tribunales

Los emoji aparecen como evidencia en los casos judiciales con más frecuencia que nunca, según The Verge

Los tribunales han evaluado el uso de emojis en diferentes contextos legales, como en casos de acoso en línea, difamación, incitación a la violencia, entre otros. Hay algunos ejemplos de casos en los que los tribunales han evaluado el uso de emojis:

  1. En 2016, un juez de Nueva York dictaminó que el uso de un pistol emoji en una amenaza en línea constituye cargos criminales por amenazas.
  2. En 2017, una corte de apelaciones en Francia dictaminó que el uso de un emoji de pulgar hacia abajo en una crítica en línea no constituye difamación.
  3. En 2018, un juez en el Reino Unido dictaminó que el uso de una serie de emojis, incluido un emoji de cuchillo, en mensajes de texto pueden ser considerados como prueba de incitación a la violencia.

Estos son solo algunos ejemplos y la evaluación del uso de emojis en los tribunales aún es un área en evolución, por lo que puede haber diferencias en cómo se interpretan y utilizan en diferentes jurisdicciones.

Un caso por proxenetismo

La prostitución no es delito pero regentear un lugar sí puede serlo, dependiendo de la jurisdicción. En un caso que reseña The Hustle que siguió a un allanamiento por prostitución, los fiscales argumentaron que un hombre era culpable de cargos de proxenetismo.

Entre las pruebas: mensajes directos de Instagram a una mujer que lee: “El trabajo en equipo hace que el sueño funcione” junto con tacones altos y emoji de bolsa de dinero.

Los fiscales dijeron que el mensaje demostró una relación de trabajo entre los dos individuos. Los acusados dijeron que podría ser simplemente coqueteo.

Dado que los especialistas en emoji no existen (*agrega a la lista de trabajos soñados*), se llamó a un experto en tráfico sexual para que testificara en el caso. Su opinión: los tacones altos y las bolsas de dinero respaldaron los cargos.

Sin embargo, la interpretación de los emojis puede ser subjetiva y puede haber diferencias en cómo se interpretan en diferentes culturas y jurisdicciones, por lo que su uso en la justicia aún es incierto y en evolución. Según el dispositivo o la plataforma que esté utilizando, pueden tener un aspecto muy diferente, reporta Sara Friedman para The Hustle.

Eso hace que sea más difícil que los emoji sirvan como evidencia indiscutible, como lo haría la comunicación escrita, pero aún pueden proporcionar un contexto útil en los casos judiciales. “Todo lo que sabemos es que, después de revisar esos registros judiciales, el guiño es mejor abogado”, concluye Sara.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.