Denunció que lo robaron pero terminó preso, mirá por qué

0

Una miríada de patrulleros llegó al barrio de Va. S. Rita, cercano a Flores, junto con una ambulancia. Tras el bullicio, vecinos alertaron que un hombre que salía de su casa ensangrentado había sido robado. Sin embargo, en un giro de la historia, este hombre que parecía ser la víctima terminó detenido.

Las garantías penales, el ingreso al domilicio y la detección de delitos

Jueves 22 de febrero pasado, barrio de Flores, Emilio Lamarca al 1600, un hombre con la cabeza ensangrentada fue visto por los vecinos tras escuchar los tiros. Al llegar el patrullero al que habían alertado por el teléfono 911, el hombre denunció haber sido víctima de un robo y recibido un culatazo en la cabeza.

La novia de la víctima declaró ante los policías que cuando estaba en el baño “escuchó gritos y vio a dos hombres que mediante amenazas con armas de fuego le robaron a su pareja”, y que “le robaron 25.000 pesos y que le pegaron un culatazo”, escribió el periodista Omar Lavieri para Infobae.

Pero mientras la víctima estaba en el hospital, su madre y dos testigos acompañaron a los policías que ingresaron al departamento para tratar esclarecer el robo y constatar el lugar. Los policías como los testigos del procedimiento se sorprendieron al encontrar unas 15 plantas de marihuana, fertilizantes y lámparas de cultivo.

En la casa de la víctima de robo también encontraron balanzas digitales, envoltorios con picadura de marihuana, un pedazo compactado de marihuana y un ladrillo de marihuana envuelto en cinta plástica, elementos usados para el supuesto fraccionamiento para comercialización de estupefacientes que fueron secuestrados, informó la nota.

Por ese motivo, los policías de la Ciudad hicieron la consulta judicial que ordenó el decomiso de lo hallado y la detención del hombre que deberá permanecer en el hospital pero con custodia policial. Y en paralelo también se debe instruir la denuncia por robo. Esto es independiente y ambas causas deben investigarse.

En el caso, debe analizarse si hubo consentimiento de la víctima o de un tercero autorizado para autorizar el ingreso de las fuerzas de seguridad al domicilio. De seguro, la defensa planteará este tema como nulidad porque si el ingreso de la policía fue ilegal, entonces no puede aprovecharse esa prueba incriminatoria por haber sido fruto del árbol envenenado (o flor pisada ¿?)

En cambio, si los jueces concluyen que hubo permiso legal para entrar a su casa, finalmente podría ser procesado por tenencia de estupefacientes, salvo que declaren la inconstitucionalidad si se determina que por la cantidad podría ser para uso persona. Ya hay antecedentes y permitieron como 50 plantas… Ver más en esta nota sobre la marihuana.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.