El castellano y los idiomas extranjeros en cada lugar de Argentina

Cada lugar de Argentina tiene sus formas de hablar, acá una reseña

0

Mis compañeros entrerrianos de la facultad de derecho me invitaron a estudiar a la casa, con la promesa de “masitas”. Al llegar vi que abrían unas galletitas de paquete. ¿Y las masitas? Pregunté. Argentina tiene una diversidad de lenguas. Cada lugar tiene sus dialectos y términos. En esta oportunidad una reseña para ayudar a esclarecer (o aumentar) la confusión general.

 

El idioma castellano, tudo legal

Ya en el año 1884 la ley 1420, Ley de Educación Común, mencionaba la inclusión del “Idioma Nacional” como materia para niños. El objetivo era integrar culturalmente a los inmigrantes. En “el orden simbólico esta medida buscaba conformar una nacionalidad en construcción cuando se pensaba que las naciones debían ser monolingües” (fuente).

Por ley nacional de educación, la enseñanza de al menos un idioma extranjero será obligatoria en todas las escuelas de nivel primario y secundario del país. Las estrategias y los plazos de implementación de esta disposición serán fijados por resoluciones del Consejo Federal de Educación. Así se incorpora el inglés, que es el idioma de Internet. 

Desde el año 2009, por ley nacional, es un derecho que el portugués figure como oferta curricular en la escuela secundaria. Y en 1994 la reforma constitucional había reconocido el derecho a la educación bilingüe de las poblaciones indígenas.

Hoy el contexto es diferente. Ya se permiten nombres extranjeros. Y en Corrientes, el guaraní es idioma es co oficial, junto con el castellano. Y por ley se se declaran oficiales en la provincia de Chaco las lenguas de los pueblos Qom, Moqoït y Wichí.

Igual hay retrocesos a la diversidad. En el año 2010, La Plata propuso penar a quien coloque carteles de comercios en inglés, para prohibir por ejemplo “Sale” por liquidación o promociones. Si bien es lógico pedir que el manual de un producto y la etiqueta también estén en castellano, ocuparse de los carteles viola, directamente, el derecho constitucional a la libre expresión.

Igualmente, está vigente la ordenanza general de la PBA que prohíbe “usar palabras extranjeras sin su correspondiente traducción al castellano, en forma visible.”

 

El doblaje y el castellano obligatorio

En el año 1934, el gobierno de facto emitía una instrucción genera a las radios que establecían: “(…) no debe permitirse que los comentaristas se desvíen al terreno de la polémica o del ataque personal o tendencioso” y “se prohíbe la irradiación de aquellas canciones o letras cantables que contengan en cantidad abundante el lunfardo (modismo del hampa) y cocoliche (remedo de otros idiomas)”.

Una ley de 1986 marca el doblaje para la televisación de películas y/o tapes de corto o largometraje, la propaganda, la publicidad, la prensa y las denominadas “series” que sean puestas en pantalla de TV y en los porcentajes que fija esta ley, deberá ser realizado en idioma castellano neutro, según su uso corriente en nuestro país, pero comprensible para todo el público de la América hispano hablante, dice una ley argentina de 1986 que en 2013 reflotaron por un decreto y generó polémica. La norma agrega:

“Tal obligación de doblaje alcanza a todo el territorio argentino y comprende toda clase de exhibición -sea ella emitida de manera directa, diferida o por video grabación (“video tape”)-; en blanco y negro o en color; para su transmisión indiscriminada para el público televidente.

Si bien la mayoría prefiere subtítulos, esa norma está vigente. El decreto de 2013 apuntaba a que haya doblaje en Argentina y darle trabajo a ese sector, aunque la mayoría preferimos subtítulos. Aparte, la ley ley de medios fija un compre nacional obligatorio, de música nacional, de producciones nacionales, de doblaje y publicidades nacionales, made in Argentina.

Algo parecido ocurre con algunas ordenanzas locales que obligan a

¿Pero qué pasa con el propio castellano? A lo largo del país hay una riqueza y diversidad de lenguas. De ninguna forma puede predicarse que es correcta o incorrecta, asi que compartó algunos términos y podés agregar más como comentario. Y eso que ni siquiera menciono los acentos.

 

Un glosario de términos del castellano

Algunos términos usuales, dialectos y cronolectos, sin indicar (salvo algún caso) región o lugar, porque seguro los podrás reconocer… Como puede verse, creo que la República de Córdoba lidera en originalidad.

Gurises, pibes, vagos

Masitas, galletitas

Chivito, lomito

Rejusilo, refusilo, relámpago

Mensajería, delivery, motomandado

Pochoclo, palomitas, pop corn, pororó

Vaqueros (en Córdoba), jeans

Transporte escolar, combi escolar, moviniños, en SJuan

Cocoa (córdoba), cacao

El tele, la tele

Championes (en Córdoba), zapatillas

Lío, quilombo, quilombón

Mucho, muy mucho, un montón

Pollería, Pollajería

Me relaja significa me empalaga

Boliches, confitería

Funar, mirar

Meta, dale, OK

Choro chorro, ladronzuelo

Ómnibus, oinibus, bondi, colectivo, bus, trole, micri (La Plata)

Skere, si vos querés, andá a buscarlo, go get it.

Ahre, claramente, por supuesto, indeed.

Same, lo mismo.

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.