Algunos puntos a considerar al comprar una bici

Una pregunta habitual es qué modelo de bici comprar. Los principales

0

Son muchos los puntos que se tienen en cuenta a la hora de comprar una bici, nueva o usada. Desde el color, el talle, la marca, hay algunos ocultos que debemos considerar para tener una mejor experiencia de uso, y asegurarnos que nuestra inversión pague dividendos.

 

Por Nicolás Muszkat *

¿Qué es la Bicicleta?

Para empezar, siempre debemos considerar que una bicicleta es un vehículo, que nos tiene que trasladar de manera segura, y no poner en riesgo nuestra integridad física.

Esto parece una obviedad, pero debemos asegurarnos que la bicicleta haya sido armada originalmente con criterio, presentada y ajustada por el vendedor de manera correcta al momento de la entrega, y que posea las piezas de calidad suficientes, y un servicio post venta adecuando con disponibilidad de piezas de recambio para mantener su funcionamiento original.

A nivel legal, la garantía mínima es 6 meses, pero en general el vendedor, fabricante o importador suelen dar plazos más largos. Este punto se puede chequear con el certificado.

La bicicleta se “fabrica” de la misma manera que los autos. Es un gran proceso de encastre de piezas, con la diferencia de que los autos no son ensamblados en las concesionarias. En esta industria, muchas veces podemos encontrar marcas que son ensambladas directamente por los comerciantes, lo que no es una contra, pero sí deberíamos depositar más confianza en el bicicletero que en la marca.

 

¿Qué hace cómoda a una bicicleta?

Por otro lado, otro factor a considerar (mucho) es la posición que adoptaremos sobre la bicicleta. De esta posición dependerá mucho nuestra sensación de bienestar –o sufrimiento- sobre la bicicleta. La altura del asiento, la distancia del manubrio, el retroceso del asiento, etc. El tale y tamaño del cuadro es un punto a considerar.

Este punto es fundamental, y hay especialistas en el tema. De una mala posición en la bicicleta puede depender que amemos u odiemos a este noble vehículo. Y cuánto más cómodos estemos, más vamos a querer usarla y salir a andar o entrenar. Esto aparte de la ropa, tema que merece otro capítulo.

 

¿Qué hace que funcione bien?

Un tema importante es la compatibilidad de las piezas con la que la bicicleta está armada. Más allá de las marcas, tenemos que asegurarnos que los sistemas de cambios (transmisión) y frenos sean compatibles entre sí.
Muchas veces, para abaratar costos, las marcas mezclan componentes de diversas marcas y especificaciones resultando en un funcionamiento defectuoso o una vida útil mucho más corta.

 

¿Lo más caro es lo mejor?

A nivel presupuesto, las opciones son infinitas. Siempre considerando el uso que uno le quiera dar a la bici (transporte, recreativo, competición) y el terreno por el que la bici circulará (por la calle, caminos de tierra, etc.).

También hay modas o tendencias de mercado, como por ejemplo los rodados (26, 27.5 o 29), que normalmente no influyen en el rendimiento de la bici, sino que pueden afectar su valor de reventa, si es que nos subimos a la tendencia en retirada.

 

 

* Nicolás Muszkat se define como papá, esposo, deportista y entrepreneur. 5x (Ironman+Marathon) finisher, MBA, Work&Family-Holic, 1978. Es el Sales & Mktg Director Shimano Latam. Las opiniones son personales y no de la empresa. En Twitter.

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.