Consejos para mejorar el rendimiento de las instalaciones internas de agua

¿Querés hacer una instalación de agua? Atención a este instructivo

0

Para transportar el agua dentro de casas, establecimientos y edificios se requieren instalaciones sanitarias, un sistema de tanques, cañerías, artefactos, dispositivos y accesorios.

En el caso de edificios, una parte del agua que llega se destina al agua caliente y otra, en los casos que es necesario, a la provisión de la instalación contra incendio.

El agua fría cumple las siguientes funciones: para el consumo y limpieza de alimentos y utensilios (pileta de la cocina); para el aseo personal y lavado de la ropa (pileta del baño, bidet, bañera o ducha, pileta para lavar, lavarropas); como vehículo de desechos (inodoro, mingitorios, depósitos de limpieza); como elementos para extinción de incendios.

Para que la instalación de agua potable funcione correctamente es necesario que el líquido se mantenga con presión. Luego de ser utilizada en los artefactos y acciones descriptas el agua se convierte en efluente de desagüe. Para leer más del tema puede verse el libro “Instalaciones sanitarias y contra incendios en edificios”, 2012, M.D. Díaz Dorado, fuente de esta nota.

En el caso de los utilizados para el consumo, limpieza de alimentos o como vehículo de desechos, son líquidos altamente ofensivos, peligrosos y de alta descomposición y se conocen como desagües primarios.

Por otro lado, el de aseo personal y lavado de ropa, tiene menor peligrosidad y se denomina desagüe secundario. En su instalación en algún punto ingresa a la canalización primaria que conduce a los líquidos fuera del edificio.

En los artefactos el agua pierde presión y luego pasan a integrar los desagües que escurren por gravedad.

A las instalaciones mencionadas, la completa el desagüe pluvial. El agua de lluvia que cae sobre los edificios es recolectada mediante artefactos y cañerías, y la conducen hasta el cordón de la vereda.

En la zona conocida como “radio antiguo” de Buenos Aires (centro y zona más antigua de la ciudad) y también en algunas ciudades del interior del país, algunos pluviales confluyen con las cloacas.

 Legislación

Desde el 8/10/1998 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el proyecto de modificación del código de edificaciones para que contemple las especificaciones técnicas que permitieran restablecer el control sobre la calidad de las instalaciones internas.

Para esto, se tomaron como referencia los reglamentos y normas técnicas de Obras Sanitarias de la Nación.

Para una rápida identificación de las distintas instalaciones y artefactos con colores y patrones, así como también se representaba en planos con determinadas abreviaturas.

 

Instalaciones en edificios

Nivel Piezométrico

Desde el depósito distribuidor hasta la conexión de uso de la instalación domiciliaria, el agua debe recorrer una serie de cañerías de diferentes diámetros.

Cambia constantemente de dirección y se desplaza sobre la superficie rugosa de los caños con mayor o menor dificultad, según el material de los mismos, e ingresa a la instalación domiciliaria a través de un diámetro reducido.

Las resistencias que encuentra el agua retardan su movimiento. Para vencerlas el agua consume parte de la carga o presión de la que dispone, que le fue otorgada por la altura del tanque distribuidor.

Existe, entonces, una pérdida de presión que se expresa en metros de altura por metros del recorrido de la cañería. Se demuestra, entonces, que ésta pérdida es en función de la velocidad del líquido, del diámetro de la cañería y del material con el que está hecha. Si el agua no está en movimiento la altura que alcanza en los edificios es la misma que la del tanque de distribución, esto se conoce como nivel estático.

 Cuando se produce el consumo, el agua que circuló puede vencer las resistencias que implican las pérdidas de presión, alcanzando entonces un nivel más bajo, que se llama nivel piezométrico y varía según el consumo.

La empresa proveedora de servicios, si se solicita, puede informar la presión a nivel el piso o nivel piezométrico, que se expresa en metros de columna de agua, y en función de esto se puede determinar si existe la necesidad de una bomba o no.

Instalaciones de provisión de agua domiciliarias

Las siguientes son instalaciones obligatorias en todo inmueble habitable que linde con la calle en la que exista una cañería de distribución habilitada. Se dividen en externas e internas.

Las externas están en la vía pública y sirven para conectar a la cañería distribuidora con la conexión domiciliaria (ver “Instalaciones sanitarias y contra incendios en edificios”, 2012, pp. 44, de M.D. Díaz Dorado).

 Cañería de alimentación

 Se coloca a continuación de la conexión, detrás del revoque a una altura aproximada de 0,20 a 0,40 metros del piso.

 Debe seguir el trayecto  más directo, evitando la formación de sifones y bolsas de aire. No se coloca enterrada, si es inevitable hacerlo debe estar por lo menos 1 metro separada como mínimo de la cañería cloacal y si es una cañería de plomo debe ser protegida mediante una cañería rígida o canaleta de ladrillos.

 Llave de paso y válvulas

Las llaves de paso pueden ser: de diafragma suelto o diafragma fijo, en el que éste está único al eje o esparrago. Para permitir reparaciones, la llave de paso se coloca en la entrada de la cañería de alimentación, la cual debe estar ubicada a 1 metro como máximo de la Línea Municipal.

La llave de paso con diafragma suelto actúa como una válvula de retención que impide que el agua de la instalación domiciliaria retroceda hacia la cañería distribuidora cuando cuándo disminuye la presión en la red, para evitar cualquier tipo de contaminación.

Por esta razón, el vástago debe estar colocado siempre en forma vertical. Debe estar siempre en un lugar de fácil acceso.

Asimismo, cada alimentación de los distintos ambientes debe tener su llave de paso en lugares de fácil acceso.

Tanque de reserva

 Son construidos, por lo general, de hormigón armado con revoque impermeable interior. La tapa de acceso debe ser hermética, ubicada por debajo del nivel del agua en el tercio inferior de la altura.

El tanque debe llevar en su cubierta un caño de ventilación de 0,025 metros de diámetro mínimo de hierro galvanizado o bronce con su extremo curvado hacia abajo y el orificio debe estar protegido por una malla de bronce.

El cierre del orificio de entrada es con válvula flotante en los casos de alimentación directa o mediante comando automático a flotante cuando existe instalación electromecánica de elevación. En la proximidad de la entrada de agua se dispone una tapa superior de inspección de 0,25 x 0,25 metros con cierre hermético sellado y precintado, alejada como máximo 0,15 metros de la válvula flotante.

El tanque de reserva está como mínimo a 0,60 metros del eje medianero, debe ser de fácil acceso mediante una plataforma y, de ser necesario, una escalera fija. Cuando el tanque es accesible desde el nivel del piso no exige plataforma.

Los tanques de menos de 1000 litros de capacidad deben llevar una tapa superior para acceder y limpiar, y sobre ésta debe estar la tapa de inspección de 0.25 metros de diámetro. La válvula de desagüe y limpieza está en el arranque de la cañería de bajada inmediatamente antes de la llave de paso de ésta cañería, que es de tipo esclusa o de cuarto de vuelta, ya que facilita el desagüe y limpieza total del tanque.

Por su parte, los tanques pequeños pueden ser de hormigón premoldeado, plástico reforzado o acero inoxidable.

Tanque de bombeo

Las características constructivas son las mismas que las del tanque de reserva. La alimentación al tanque de bombeo es con conexión exclusiva.

La cañería de salida del tanque que alimenta dos o más bajadas se denomina colector o múltiple. Cuando el tanque está dividido se lo llama también puente múltiple. En este caso deben disponerse llaves de paso, válvulas esclusa o esféricas, y válvulas de limpieza y desagüe en cada extremo.

Para poder proveer a los artefactos con una presión adecuada, el nivel del fondo del tanque, que se alimenta por servicio directo o el nivel de llamada de comando automático del tanque que se alimenta por bombeo, deben estar a más de 4 metros del orificio más alto de los artefactos servidos por una cañería de bajada.

Cuando la bajada alimenta a un solo artefacto o recinto con artefactos, disminuye la carga mínima exigible hasta 0,50 metros. Si, por el contrario, sirve a una misma unidad locativa con artefactos en distintos ambientes la altura mínima es de 2 metros.

En ningún caso debe instalarse un calentador instantáneo a gas con una carga menor a 4 metros.

Si se cierra la llave de paso de una cañería de bajada del tanque, queda llena de agua mientras no se use ningún artefacto y si se abren dos canillas en diferentes pisos puede entrar aire por la canilla del nivel superior y se descarga el agua por la de nivel más bajo.

Si la canilla superior estuviera sumergida esto produce un sifón y el líquido que sale por la canilla inferior corre el riesgo de contaminarse.

Es por esto que los artefactos que pueden causar estos problemas se consideran peligrosos: bidet con lluvia inferior, inodoros, vaciaderos, mingitorios con válvula de limpieza y artefactos similares.

Para que esto no suceda, se soluciona ventilando la cañería de bajada de tanque que alimenta estos artefactos peligrosos, derivando, inmediatamente después de la llave de paso, por medio de ramal un caño llamado ruptor de vacío que se eleva hasta más arriba de la cubierta del tanque.

Por esta razón es que se dispone la derivación de ramales horizontales desde la cañería de bajada a una altura de 0,40 metros del piso.

Por último, la capacidad de reserva se fija en función del consumo diario de cada artefacto. Se determinó que para una vivienda completa (que incluye baños, piletas de cocina, etc) una provisión de 850 litros cuando una conexión directa y de 600 litros cuando existe bombeo.

La reserva total está integrada por el volumen del tanque de bombeo y el de reserva. El volumen mínimo de un tanque de reserva elevado es 1/3 de la reserva total y el del tanque de bombeo 1/5 también de la reserva total.

Cuando además de lo mencionado existen otros artefactos el volumen de reserva debe aumentar considerando el 50% de los consumos indicados:

 

Artefacto                                  Directa                                                     Bombeo

 

Baño                                                 350 litros                                        250 litros

Mingitorio                                        250 litros                                    150 litros

Lavatorio, Pileta de cocina y pileta de lavar 150 litros                        100 litros

Cuando el volumen del tanque de reserva es de 4000 litros se subdivide en secciones para posibilitar la limpieza alternativa de cada compartimiento sin interrumpir la provisión de agua.

 

 

Formas de provisión

Se reconocen las siguientes formas de provisión de agua: servicio directo, tanque de reserva elevado, tanque hidroneumatico y bombas de presión constantes.

La provisión en forma directa se puede mantener en tanto todos los artefactos no estén a una altura mayor de 5 metros respecto del nivel de la calzada.

El servicio con tanque de reserva puede ser de alimentación directa o de bombeo obligatorio.

Cuando la presión mínima sobre la acera es menor a 8 metros se autoriza la alimentación directa hasta esa altura de tanque, y se permite una ampliación de hasta 4 metros de altura.

Para la mayoría de los casos se utiliza el tanque de reserva con bombeo obligatorio. Para esto existen dos posibilidades: bombeo directo desde la red (es solo con autorización debe tener un mecanismo que se interrumpa cuando la presión sea menor a 2,5 metros) o bomba desde el tanque de bombeo (se usa en la mayoría de los casos, el tanque se instala en la parte inferior o subsuelo y lo alimenta una conexión exclusiva de agua, las bombas deben estar en la parte superior del edificio que funcionan por contactos eléctricos accionados por flotantes para que cuando se alcance el mínimo prefijado automáticamente comience a bombear, de cortarse el servicio exterior tiene un interruptor para evitar el bombeo al vacío).

 Como ventajas del servicio con tanque de reserva elevado: 

  •  Posibilidad de provisión de agua si se corta temporalmente el servicio externo.
  • Menor consumo de energía en el bombeo Pero también existe desventaja como que puede afectar las estructuras ya que se trata de una carga importante en la parte superior del edificio.

 

Tanques hidroneumáticos

Cuando se utiliza un tanque hidroneumático se presuriza la instalación y se evita la disposición de tanque de reserva elevado. Las bombas aspiran directamente del tanque o de la red e impulsan el agua dentro de un depósito metálico cilíndrico. Cuando sube el nivel del agua comprime el aire en el tanque hasta una presión máxima.

Entonces, el agua presurizada en esa forma fluye, disminuyendo de esta forma la presión de aire dentro del tanque. Suele estar equipado con un compresor de aire que compensa las pérdidas de aire originadas por su mezcla con el agua.

 Edificios de gran altura

Desde el punto de vista de instalaciones sanitarias se considera edificios de gran altura son aquellos que exceden los 45 metros de altura.

Una presión de agua mayor a 45 metros de columna de agua determina la necesidad de instalar cañerías que puedan soportar altas presiones, aumenta el riesgo de pérdidas en uniones y juntas y el exceso de presión hace incómodo el uso de los artefactos.

Por esta razón, se zonifican de manera tal que la presión no supere los 45 metros indicados. La disposición de los tanques y sus capacidades deben ser analizadas caso por caso.

 

Cañerías 

Se utilizan cañerías metálicas (plomo, cobre, latón, bronce, hierro galvanizado o acero inoxidable) o de material plástico.

Las cañerías de plomo no deben colocarse en bajadas de tanque que alimentan válvulas de inodoros o intermediarios centrales.

Pero sí se utilizan en las cañerías distribuidoras. En el caso del hierro galvanizado suele presentar problemas de corrosión interna, lo cual genera incrustaciones que reducen su diámetro útil.

Por eso, no se lo recomienda para cañerías distribuidoras pero se lo puede utilizar para alimentación, aspiración, impulsión y bajadas. El acero inoxidable, por su parte, es muy apto por su resistencia y lisura de superficie. Por su parte, las cañerías de cobre, latón y bronce son materiales adecuados para todas las instalaciones.

El plástico es liviano, tenas y resistente a la corrosión y escurren muy bien por su superficie lisa. Pueden ser utilizadas en todas las instalaciones. Sin embargo, su uso implica un conocimiento de las técnicas adecuadas que difiere según la marca.

En cuanto a las protecciones, las cañerías metálicas deben protegerse de la corrosión por corrientes galvánicas, que se producen cuando están en contacto, en medio de un conductor de electricidad, metales de diferente potencial electroquímico. La corrosión se produce cuando las de mayor potencial atancan a la de menor potencial. Cuando una cañería está compuesta por tramos de diferentes metales es conveniente disponer de las de mayor potencial aguas abajo.

Instalaciones de agua caliente

Si bien no son instalaciones obligatorias, lógicamente suelen ser necesarias en una vivienda familiar, imperiosas. Por lo tanto como regla general, las cañerías y accesorios deben responder a las normas IRAM, salvo los artefactos de calentamiento, los cuales son de la exclusiva responsabilidad del propietario.

 

fuente: “Instalaciones sanitarias y contra incendios en edificios”, 2012, M.D. Díaz Dorado]

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.