Criptomonedas en viaje: una opción para enviar remesas al exterior

Las monedas virtuales pueden ser una de las alternativas sencillas, lícitas y transparentes para la transferencia internacional de dinero

0

Por Walter Duer y Sergio Mohadeb

¿Usar criptomonedas para enviar dinero al exterior? Puede ser una alternativa válida y sencilla para una operación que resulta bastante compleja. Qué pasa al enviar dinero, con los giros por ayuda familiar.

Lo saben todos aquellos que trabajan en un país y tienen familiares en otro: mandar o recibir remesas de ayuda equivale a atravesar burocracias, papeleríos, filas, contratiempos y demoras.

A estas dificultades se suman el cepo, que genera límites en cuanto a los montos que se pueden enviar -el tope por individuo para ahorro es de US$200-, y la inestabilidad cambiaria, que hace que mes a mes hagan falta más pesos para enviar la misma cantidad de moneda de destino.

“Tenemos que estar muy pendientes del : a veces la comisión del envió el día es muy alta por lo que hay que hacer el retiro al día siguiente”, relata Paola, colombiana que vive en la Argentina y recibe pagos de Italia. También aporta una buena noticia asociada a la pandemia: “las filas en los negocios de transferencia son más ágiles”.

Javier Onzaga es colombiano y lleva adelante su emprendimiento gastronómico La Casa Panne Cook: platos que consisten en pan de campo con corteza crujiente y distintos rellenos en su interior.

“Las dificultades consisten en que el cepo nos impide generar el ahorro que quisiéramos, además de que las diferencias cambiarias hacen que los pesos valgan siempre un poco menos”, cuenta.

 

Entre montos y destinos

Según datos de la fintech Xcoop, al año se envían solo desde Argentina unos US$3.500 millones y se reciben US$1.500 millones. Pero en ese monto se cuentan desde ayudas familiares hasta giros por el pago de productos o servicios.
El monto de ayudas familiares no sería tan significativo, pero es crucial: representa en muchos casos dinero que una vez recibido se utiliza para cubrir las necesidades básicas.

¿Los destinos más frecuentes? España, Paraguay, Perú y Bolivia. En los últimos años, además, se sumó la creciente ola de remesas hacia Venezuela producto de la inmigración que la Argentina recibió de aquel país.

 

A hacer la fila y ver la cotización

Los negocios especializados en transferencias internacionales de dinero suelen tener filas, a veces no disponen de dinero y sus horarios son poco flexibles: en muchos casos coinciden con el horario laboral completo del trabajador o de la trabajadora.

Además, la atención depende fuertemente de la sucursal de la que se trate –y de la buena onda que se logre establecer con el cajero-. Otra opción son las transferencias bancarias. Sin embargo, en líneas generales se trata de un segmento muy bajamente bancarizado. Además hay comisiones y gastos. De hecho, la baja inclusión financiera es un problema que afecta al país en su conjunto

El Banco Mundial estima que el 52% de la gente que vive en el país está por afuera del sistema, peor que el promedio de la región (47%) y muy por debajo de países vecinos como Chile (26%), Brasil (30%) o Uruguay (36%).

“A esto hay que sumar que buena parte del dinero que se envía de remesas corresponde a la economía informal, por lo que la gente rehúye de los bancos que son como una manera de blanquear las operaciones”, señaló a Derecho En Zapatillas un experto argentino en medios de pago.

De todas maneras, siempre la transacción debe hacerse en forma lícita y cumplir la normativa cambiaria.  “Son comunes los mecanismos ‘no tradicionales’, como transferir de una cuenta a otra, ambas fuera de Venezuela, y que se compense con una transferencia de moneda nacional dentro del país”, confirma Simón, un estudiante venezolano que vive en Venezuela y a veces recibe pagos por traducciones de destinos internacionales.

 

Remesas con criptomonedas para ayuda familiar

Una opción que tiene cada vez más adeptos es la de las alternativas virtuales: desde PayPal y PayU hasta la mencionada Xcoop o cualquier app con operaciones simultáneas en el país de origen y en el de destino.

Las ventajas del universo virtual van desde que la operación se puede hacer desde el propio dispositivo (no hay filas ni nada que se le parezca), que puede hacerse las 24 horas del día, los siete días de la semana y que la transferencia es prácticamente inmediata.

En este terreno, podrían empezar a ganar espacio las criptomonedas.  Muchas de sus características son ideales para el envío de remesas, considerando las características particulares del mercado.

Por ejemplo, cualquiera puede comprar y vender criptomonedas y no se requiere mostrar documentos para hacerlo (es una dato no menor: al haber muchos inmigrantes con necesidad de enviar remesas, es común que tengan sus papeles en trámite).

Basta con tener una billetera virtual en la que se puedan guardar.  En algunos casos, los jugadores del mercado proveen funcionalidades adicionales para hacer que la operatoria se más sencilla, robusta y flexible.

Puntualmente, el sistema P2P de Binance permite comprar y vender a los usuarios entre ellos, sin intermediarios, con el respaldo de la plataforma. Esto significa que Binance audita los movimientos y garantiza que los valores lleguen de origen a destino.

Por otra parte, en términos de comisiones, las transacciones por criptomonedas se manejan valores muy por debajo de los propuestos por los sistemas tradicionales.

 

Beneficio Bitcoin

Otro beneficio: en general y variando país por país, los Bitcoin se podrían comprar con pesos sin restricciones cambiarias (salvo que se trate de un banco, que requiere autorización del BCRA), ya que para personas físicas que buscan enviar ayuda familiar la operación no califica como una adquisición de divisas. Jurídicamente es un activo, pero no una moneda.

Sin embargo, no todo es color de rosa: el valor cuando la operación esté completa puede ser inferior al del momento en que se efectúa, ya que la cotización varía todo el tiempo, es volátil. Además, no todo el mundo está familiarizado aún con las billeteras virtuales: falta el salto de evolución cultural.

Además, no en todos los lugares aceptan Bitcoins y pasar los fondos a la moneda del país de destino debe analizarse, para cumplir con la normativa de ese lugar. Por ejemplo, si una persona en Chile le gira Bitcoins a su hermano que vive en Brasil, este podría necesitar vener los Bitcoins para hacerse de reales.

Desde ya, los fondos con los que se adquiere la criptomonedas deben ser lícitos y declarados, que la operación debe atenerse a las reglas cambiarias y fiscales, y que hay que observar (y cumplir) ese marco normativo tanto en el país de origen como en el destino.

Pero siempre es bueno tener alternativas y hoy las opciones digitales para enviar dinero al exterior, entre ellas las criptomonedas, para perder menos tiempo, correr menos riesgos (no hay que ir con billetes por la calle) y estar seguros de que la plata llegará a destino muy pronto.

Este artículo fue realizado gracias a la ayuda de Binance.

Para obtener tu cupón de regalo podés completar este formulario

Para abrir una cuenta en Binance podés hacer click en este link y leer los detalles y condiciones en este link

 

Binance

 

 

foto

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.