Impuesto a los Bienes Personales 2020

Por Luciana Osacar

Es muy común escucharnos decir a los contadores, “es una foto de tus bienes al 31/12”, “es un impuesto estático”, en respuesta la pregunta “¿que entra en el impuesto sobre los bienes personales?”

¿Pero qué significa esto?

Significa que para poder calcular el impuesto a los bienes personales hay que tener en cuenta los activos del patrimonio de la persona física (hoy llamada persona humana), al 31 de diciembre del año 2020, sin tener en cuenta los movimientos realizados durante el año. Es decir, sin tener en cuenta si vendiste o compraste bienes, por ejemplo.

Como estamos llegando a fin de año, es bueno que tengamos en cuenta algunos detalles para poder tributar menos impuesto:

  1. Cuáles son los bienes exentos del impuesto: depósitos en peso o moneda extranjera que estén en cajas de ahorro, plazos fijos y los títulos públicos emitidos por el Estado.
  2. El mínimo no imponible continúa siendo el mismo que para el impuesto del año 2019.  A pesar de la inflación de este año, no se modificó, quedando en 2 millones de pesos.
  3. Cuando se trata de inmuebles destinados a casa-habitación del contribuyente o causante (cuando sea el caso de sucesiones indivisas), y que su valor determinado resulte igual o inferior a $18.000.000, no se encontrará alcanzado por el impuesto sobre los bienes personales.
  4. La alícuota es una alícuota progresiva, es decir a mayor patrimonio mayor impuesto. La misma va desde el 0,50% a 1,25%, pero en el caso de bienes en el exterior sube a 2,25%.

 

¡A llorar al campito en el año 2020!  porque más personas quedaran alcanzadas por el impuesto y los que ya pagaban impuesto quizás tengan que pagar aún más. Aumentaron las valuaciones fiscales, aumentaron los valores de los bienes, pero no la “piso del impuesto”