En Nueva York podrían congelar el valor del alquiler para dos millones de inquilinos

La junta de esa ciudad estadounidense establece los alquileres de los departamentos regulados. Los de un año de plazo podrían mantenerse como están y los de dos años podrían aumentar ligeramente. Leyes del Mundo Today, contratos en zapatillas

El panel que establece los alquileres para más de dos millones de residentes de la ciudad de Nueva York señaló el pasado miércoles que se podrían congelar los alquileres para algunos de ellos, una medida que sería una bendición para los inquilinos pero un golpe para los propietarios, informó The New York Times.

El panel, la Junta de Directrices de Alquiler, votó 5 a 4 para considerar mantener los alquileres en los contratos de un año como están o permitir que los propietarios los aumenten hasta un 2%. Si lo hiciera, esencialmente extendería un congelamiento de alquiler que aprobó la junta hace un año.

La Junta consideró posibles aumentos el 0% al 2% en los alquileres de un año, y del 1% al 3% en los arrendamientos de dos años.

La votación del miércoles fue preliminar. De confirmarse, la decisión final de la junta que establece los alquileres para aproximadamente la mitad del parque de viviendas de alquiler de la ciudad de Nueva York se tomará en junio.

Aunque la economía local parece estar comenzando a recuperarse a medida que continúan disminuyendo las restricciones impuestas por la pandemia, muchas personas aún dependen de la asistencia por desempleo y se atrasan en muchas de sus facturas, incluído el alquiler.

La tasa de desempleo en la ciudad de Nueva York en marzo fue del 11,2 %, aproximadamente la mitad de lo que era en junio pasado, pero casi el triple de la tasa de marzo de 2020, antes de que la pandemia golpeara con toda su fuerza.

Las posturas sobre la regulación del alquiler

Los grupos de inquilinos pasaron las últimas semanas tratando de obtener apoyo para una reducción en los alquileres, algo que la junta nunca ha adoptado en sus 52 años de historia, informó el New York Times.

La agrupación de inquilinos Downstate Housing Alliance, dirigidos por Cea Weaver, aplaudió que los legisladores han hecho progreso para “acabar con el acoso, el desplazamiento y la desestabilización de los inquilinos, y el alza de los precios del alquiler“, reportó el medio Público.

Los residentes extranjeros que perdieron trabajo en un número significativo debido a la pandemia y aún no han encontrado uno nuevo tienen problemas especiales para pagar actualmente sus alquileres, dijeron los defensores de la vivienda accesible.

Algunos representantes de inquilinos de la junta esperaban abordar eso proponiendo una reducción del 3% en los contratos de alquiler de un año. La propuesta fracasó por una votación de 7 a 2.

En tanto, para otras posturas más liberales, esta regulación no hace más que perjudicar a los inquilinos en el largo plazo, porque hace subir el precio del alquiler y afirman categóricamente que “los controles de precios hacen la vida miserable para los neoyorquinos” (ver por ejemplo).

Argumentan que “los controles de precios para la vivienda son tan malos como los controles de precios para cualquier otro producto o servicio. Inevitablemente, provocan escasez, lo que hace subir los precios”, y concluyyen que

“recientemente algunos de nuestros principales políticos han admitido que los costes de la vivienda en este país son escandalosos a pesar de casi un siglo de exceso de regulación. Eso es a pesar de décadas de leyes de control de alquileres, las cuales generalmente apoyan y quieren que se hagan más fuertes.”

 

Ayuda para inquilinos

Además, la Legislatura del Estado de New York aprobó recientemente un programa de asistencia para el alquiler de 2.400 millones de dólares que está destinado a ayudar a los inquilinos a cubrir hasta un año de alquiler atrasado y facturas de servicios públicos impagas.

La ayuda aún no se distribuyó, pero los inquilinos podrán comenzar a solicitarla a fin de mayo. El estado de Nueva York también extendió recientemente una moratoria de desalojo para inquilinos residenciales y comerciales hasta el 31 de agosto.

La iniciativa también protege a los pequeños propietarios residenciales de los procedimientos de ejecución hipotecaria si no pueden hacer sus pagos hipotecarios.

Por el lado de los propietarios, la Junta de Bienes Raíces de Nueva York, una influyente organización de lobby, y otros grupos de propietarios habían pedido aumentos del 3 al 5 por ciento en los arrendamientos por un año, lo que sería el mayor salto desde 2014.

El aumento es necesario para pagar los crecientes impuestos a la propiedad y mantener los edificios en buenas condiciones, dijeron los propietarios.

La junta señaló en un informe que los gastos para los propietarios de edificios de alquiler regulado habían aumentado un 3% en el último año, con el costo de elementos como seguros, mano de obra y mantenimiento en suba, reportó el New York Times.


Fuente:

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.