La obligación de publicar precio y el derecho del consumidor de saberlo

Es un derecho saber el precio de lo publicado en un local, página web o tienda de Instagram, por los principios de lealtad comercial, transparencia y libre competencia que regula la Constitucion Naciona (artículo 42). Válido en venta online o por internet

“Quienes ofrezcan directamente o voluntariamente publiciten al público bienes muebles o servicios deberán exhibir precios con sujeción a lo establecido en la resolución 7/2002”. Lo principal es que el precio debe estar publicado, debe estar visible.

Esto vale para Instagram, Facebook o cualquier lugar o sitio web adonde se publique algo para vender. Es un derecho que esa información esté o se puede reportar en defensa del consumidor. Veamos.

Cómo debe publicarse el precio en un local, sitio web o tienda de Instagram

-El comercio debe indicar su precio expresado en moneda de curso legal y forzoso en  Pesos argentinos de curso legal.

-El precio deberá ser el de contado en dinero efectivo y corresponderá al importe total que deba abonar el consumidor final.

-En los casos en que se ofrezcan bienes muebles (cosas) o servicios en moneda extranjera, se podrá exhibir su precio en dicha moneda, en caracteres menos relevantes que de Pesos.

 

Requisitos del contrato y antes de pagar el precio

Para que haya contrato de compraventa debe haber un precio cierto actual o futuro (determinable), según el código civil y comercial.

Antes de efectuar el pago, pedir la factura con los datos del vendedor porque además prueba el contrato y permite saber adónde reclamar si hubiese un problema.

-En el documento de venta debe estar asentado “El precio y condiciones de pago” (inciso h), art. 10 ley 24240, y “los costos adicionales, especificando precio final a pagar por el adquirente” (inciso g), que además debieron ser previamente informados (art. 4 ley citada, deber de información).

-La exhibición de los precios deberá efectuarse por unidad, en forma clara, visible, horizontal y legible. Cuando se realice mediante listas, éstas deberán exponerse en los lugares de acceso a la vista del público, y en los lugares de venta o atención a disposición del mismo (ley 4827 CABA).

-Debe publicarse el precio final por un kilogramo, un litro, un metro cúbico). Por ejemplo en artículos de limpieza, higiene y tocador, salchichas tipo viena, hamburguesas, galletitas y lácteos (Resolución 55/SCyDC/02, precio por unidad de medida obligatorio).

Ofertas, rebajas, descuentos y sale, y financiación

La norma es clara. Quienes ofrezcan bienes muebles o servicios con reducción de precio deberán consignar en forma clara el precio anterior del producto o servicio junto con el precio rebajado.

El precio anterior deberá exhibirse utilizando caracteres relevantes, de buen contraste y visibilidad, es decir, debe indicarse cuánto salía antes el producto.

 Cuando los precios se exhiban financiados en los puntos de venta deberá indicarse el precio de contado, el anticipo si lo hubiere, y la cantidad y monto de cada una de las cuotas.

En las operaciones a través de comercio electrónico deberá exhibirse además el costo financiero total. Esto es importante, el CFT, porque permite saber cuánto pagaremos en total (asumiendo alguien no se atrase en el pago de la tarjeta porque en tal caso es mucho más).

Publicidad engañosa

El decreto de lealtad comercial expresamente aclara que queda prohibida la realización de cualquier clase de presentación, de publicidad o propaganda que mediante inexactitudes u ocultamientos pueda inducir a error, engaño o confusión.

Los elementos que deben veraces son las características o propiedades, naturaleza, origen, calidad, pureza, mezcla, cantidad, uso, precio, condiciones de comercialización o técnicas de producción de bienes muebles, inmuebles o servicios.

Además, por decreto de lealtad comercial, la autoridad pública debe verificar el cumplimiento de la obligación de exhibición o publicidad de precios.

 

Multa por no publicar el precio

Alcanza con no cumplir con esta resolución para que se configure una infracción que puede multar defensa del consumidor adonde se puede acudir. En tal sentido:

“Para que se verifique la infracción imputada en esta causa no se exige que quien ofrece un bien tenga la voluntad de no exhibir su precio en la forma en que lo exigen las normas, pues basta que no lo suministre por realizar de forma descuidada su tarea, a la luz de los deberes que la ley fija para equilibrar la relación de consumo. En definitiva se está ante ilícitos que sólo exigen un obrar culposo, donde resulta claro que aquel que realiza la acción prohibida no tiene, para decirlo de forma sencilla, una voluntad maliciosa.” (fuente).

 

Nuevos requisitos para publicitar precios

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.