Lanzan hamburguesa dieta Keto, ¿Qué implica esta dieta?

Es una dieta con la particularidad de no tener hidratos de carbono y por ende sin pan. Qué opina una licenciada en nutrición

Baja en hidratos de carbono y rica en grasas, la dieta Keto tiene similitud con la dieta Atkins y con todas las que reducen el consumo de carbohidratos. Pero ¿es segura para la salud? Abajo, la licenciada Ana Szifrón, experta en nutrición, emite su opinión.

Te adelanto esta info: cuando pasamos hambre, el organismo alterna la fuente de energía y la toma de las grasas depositadas en diferentes partes de nuestro cuerpo.

Si pasamos hambre durante mucho tiempo, la dieta cetogénica pone al cuerpo en el llamado “estado de cetosis”, es decir, que consume grasas.

El nombre de esta dieta keto proviene de los “cuerpos cetónicos”, componentes derivados de las grasas e importantes para la supervivencia, ya que se ponen en funcionamiento si hay ausencia de azúcares.

Si se limita la ingesta de azúcar de manera extrema, se fuerza al organismo a usar todo el glucógeno, un estadio de la glucosa, almacenado en el hígado. Y cuando se termina la glucosa, el cuerpo cambia de “combustible” y empieza a quemar grasas.

Según Sarah Hamdan, nutricionista de Nueva York, esta dieta no es recomendable para perder peso: “La prioridad en una dieta es la eficacia a largo plazo y la seguridad”, asegura.

Y en la dieta cetogénica, eso, según los estudios científicos actuales, aún no está garantizado, reporta Deutsche Welle.

Opinión sobre la dieta Keto

Por Ana Szifrón *

Querer bajar de peso lleva muchas veces a buscar soluciones mágicas. Probar infinidad de métodos, dietas y fármacos.

La “Dieta Keto”, dieta Cetogénica,  propone incrementar el consumo de grasas, un 80% aproximadamente de la alimentación, y disminuir al mínimo la cantidad de hidratos de carbono. En una alimentación normal incluimos un 50 a 60% de hidratos de carbono, un 20-30% de grasas y aproximadamente 15% de proteínas.

Reducir al extremo los hidratos de carbono puede ser perjudicial para la salud. Por un lado es la fuente principal de energía de la cual disponemos.

La realización de actividad física, por ejemplo, puede generar lesiones musculares si no tenemos el combustible necesario.

Los hidratos de carbono incrementan los niveles de serotonina, hormona que regula el estado de ánimo. La falta de ellos puede generar mal humor y depresión.

La descomposición de las grasas produce cuerpos cetónicos que, frente a la falta de hidratos de carbono de la Dieta Keto, pasan a ser sustrato para el organismo.

El exceso de cetonas es tóxico para nuestro cuerpo: pueden producir mal aliento, dolor de cabeza, náuseas, mareos, debilidad muscular.

Cuando es necesario bajar de peso es fundamental hacerlo de una manera saludable y sostenible en el tiempo. Actividad física, agua y una alimentación equilibrada con proteínas, grasas e hidratos de carbono de buena calidad.

La autora es licenciada en nutrición – Lic. Ana Szifron (MN 7729). Su Instagram

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.