Se casa y divorcia repetidas veces para tomarse licencia laboral por matrimonio

Para el empleador es un abuso del derecho, pero finalmente fue obligado a darle esos días libres con goce de sueldo

Casarse con su esposa cuatro veces y divorciarse de ella tres veces para disfrutar de un total de 32 días de licencia por matrimonio que ofrece la normativa laboral, ¿Es una opción legal?

Ha pasado. El hombre trabaja en relación de dependencia laboral para un banco. El primer casamiento fue el 6 de abril del 2020 por el cual se pidió, y le concedieron, ocho días de licencia paga.

Finalizada la licencia laboral por el “primer casamiento”, se divorció de su esposa. El trámite es rápido en Taiwán, parece. Y al día siguiente se volvió a casar.

El hombre repitió este esquema de casarse cuatro veces después de tres divorcios, lo que le permitió disfrutar de un total de 32 días de licencia. Ocho por cada casamiento, que es lo que brinda al trabajador la normativa de aquel país.

La respuesta de la empresa por el abuso de la licencia laboral

La empresa decidió no concederle los días posteriores al primer matrimonio. Cabe aclarar que la normativa, igual que en Argentina, no establece topes o requisitos, por ejemplo, un máximo de 2 matrimonios por año. Pero entendieron que la conducta del hombre era un abuso y por ende solo aprobaron su primera licencia por matrimonio.

Descontento con ello, por los ocho días, nada más, de licencia paga,  el hombre presentó una queja contra su empleador por no cumplir con las leyes laborales de Taiwán.

De conformidad con el artículo 2 del Reglamento de licencias para trabajadores de Taiwán, “un trabajador tendrá derecho a ocho días de licencia por matrimonio con sueldo”.

Tras un sumario de la Oficina Laboral de la ciudad de Taipei se encontró que el banco había violado la regla y los multó con TWD$ 20.000 (unos US$ 940), reporta Today Online.

Ahora el banco presentó una apelación ante los tribunales por cuanto entendió que el hombre manipuló  el sistema ya que se casaba con la misma mujer en sucesivas veces, un abuso del derecho.

El banco entiende que lo que hizo el hombre no fue ético y pidió la revisión de la multa, que finalmente habría sido confirmada.

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.