El secador de manos no es tan limpio como se pensaba

0

Entre los artilugios que obligatoriamente deben tener los baños públicos (laborales o de cafés y restoranes) encontramos al jabón, agua y algo para secar las manos. Pero parece que los secadores de manos que tiran aire caliente no resultaron tan limpios como se pensaban.

Baños públicos: ítems obligatorios que deben tener

Los ítems obligatorios en un baño varían según el lugar. Por ejemplo, el código de edificación manda que en los hoteles de cierta categoría los baños tengan bidet (más allá de querer usarlo o no…). En los demás hoteles, el baño puede ser hasta compartido (ej. hostels).

En bares y restoranes, debe haber, como mínimo, una canilla con agua caliente, otra con agua fría, toallas descartables para secarse (no vale el rollo de tela giratorio pese a ser lo más ecológico, alguno lo debe haber visto) y jabón líquido (tampoco vale la bola). Los expertos recomiendan tomar la manija para abrir la puerta con la toalla de papel y descartarla en el cesto.

Según la ley, los servicios sanitarios serán higienizados y desodorizados por lo menos diariamente”. Además, en los comercios donde se sirven o expenden comidas se debe contar, además y en la medida de las posibilidades arquitectónicas y técnicas, con servicios sanitarios para personas con discapacidad (ley 22431).

En los locales donde se sirven o expenden comidas no se exigirán servicios sanitarios para el público cuando su capacidad determinada de acuerdo con el “coeficiente de ocupación” no exceda de 10 personas”. Es decir, si hay menos de 10 lugares, los baños serían innecesarios.

Por otro lado, en estadios y bares la ley exige que los sanitarios sean separados por sexo, hombre y mujer. Pero ahora esto está en cuestión porque un proyecto de ley porteño planea eliminar esta exigencia y hacer baños unisex, lo que generó reacciones dispares.

Hoy por hoy, la ley manda a estimar la cantidad de baños sobre la base de 2/3 partes para hombres y 1/3 para mujeres en la proporción siguiente:

I) Servicios para hombres:
Inodoros: Hasta 25 personas, 1 (uno)
Desde 26 hasta 60, 2 (dos)
Más de 60,
y por cada 40 adicionales o fracción mayor que cinco, 1 (uno)
Orinales:
Hasta 20, 1 (uno)
Desde 21 hasta 60, 2 (dos);
Más de 60
y por cada 40 adicionales o fracción mayor que 5, 1 (uno)

Servicios para mujeres:
Inodoros:
Hasta 15, 1 (uno)
Desde 16 hasta 40, 2 (dos):
Más de 40
y por cada 30 adicionales o fracción superior a 5, 1 (uno)

En estadios, la proporción mínima de los artefactos será, para hombres: Orinales: 3 por cada 1.000 localidades hasta 20.000, aumentándose su cantidad en dos cada 1.000 cuando se exceda esta cantidad. La distancia entre ejes de orinales será como mínimo de 0,60 m.  Y para mujeres Retretes: 1/3 del número de retretes para hombres. Lavabos: 1 cada 3 retretes y 1 como mínimo, dice la ley.

 

La ley chaqueña

En Chaco, la ley 7690 establece dentro del territorio de la Provincia  la obligación de instalar sanitarios de acceso al público en toda entidad estatal o prestataria de un servicio. Tal obligatoriedad será extensiva a locales comerciales que superen los mil metros cuadrados de superficie cubierta, excepto entidades bancarias y financieras las que se rigen por la reglamentación federal.

Según esa ley, en toda entidad estatal o prestataria de un servicio, incluidos correos y telefonía, con clientes o usuarios en espera para ser atendidos, deben tener instalados baños con comodidades mínimas para el aseo personal y necesidades fisiológicas.

Sin embargo, esta normativa excluye a los bancos y a las entidades financieras, por cuestiones de seguridad, las cuales deberán regirse por lo que dice la reglamentación federal aplicable. En este caso, los bancos se guían por las normas del BCRA, al menos para esto que les conviene, y aducen un tema de seguridad.

Sobre el resto de los lugares y el acceso público a los baños, podés leer acá.

 

Cómo es la curiosa ley de Perú

La ley peruana dispone que el nivel mínimo de iluminación en las áreas de recepción, almacenamiento y preparación de alimentos será de 220 lux. Las fuentes de iluminación se ubicarán de forma tal que las personas que trabajan en dichas áreas no proyecten su sombra
sobre el espacio de trabajo. La iluminación en las áreas mencionadas no dará lugar a
colores falseados. En el caso de bombillas y lámparas suspendidas, éstas deben aislarse con protectores que eviten la contaminación de los alimentos en caso de rotura.

Además en Perú se dispone que los inodoros, lavatorios y urinarios deben ser de material de fácil limpieza y desinfección. Los lavatorios estarán provistos de dispensadores con jabón líquido o similar y medios higiénicos para secarse las manos como toallas desechables o
secadores automáticos de aire. Si se usaran toallas desechables, habrá cerca del
lavatorio un número suficiente de dispositivos de distribución y recipientes para su
eliminación.

 

Baño público en Noruega – Foto: Lars Grimby / Staten Vegvesen.

 

Qué pasa con los secadores de aire, los secamanos y las bacterias

Según un estudio científico, los secadores de mano que tiran aire caliente chupan las bacterias y esporas que pululan por el baño, seguramente arrojadas al aire por la cadena del inodoro, y las despiden directamente a las húmedas manos recién lavadas (publicado en Applied and Environmental Microbiology).

Los autores del estudio, investigadores de la Universidad de Connecticut, encontraron que añadir filtros HEPA a los secadores de mano puede reducir la carga bacteriana pero que igual es mejor usar toallas de mano descartables.

En efecto, según el estudio para el cual se estudiaron muestras de distintos baños, se descubrió que usar un secador de manos es una “bomba viral”. Los datos muestras que los secadores de aire caliente dispersan gérmenes de las manos hacia el aire y superficies del baño, y que incluso los menos potentes succionan el aire sucio del baño para depositarlo en la piel de las manos.

Los investigadores especual que una razón por la cual los secadores de manos pueden dispersar tantas bacterias es debido a la gran cantidad de aire que pasa por su circuito, unos 5.700 metros lineales de aire por minuto. La convección generada por el alto flujo de aire bajo las boquillas también podría atraer el aire del baño.

 

 

Así que los investigadores colocaron tubos con agar agar en algunos baños de la universidad de Connecticut, por dos minutos, con y sin secadores de mano y a diferente distancia. Si la bacteria aterriza allí, crece en los platos donde tiene comida suficiente y se puede cuantificar.

En los baños “quietos” sin secadores de aire, casi no encontraron bacterias. Pero si dejaban los platos abiertos por 18 horas, había unas seis colonias de bacterias creciendo. Pero en la línea de fuego, bajo los secadores de aire y por 30 segundo, los platos recolectaron un promedio de 18 a 60, y hasta 254 colonias, dependiendo del baño.

Así concluyeron que los gérmnes provenían del baño, y no solo del secador de manos. Dedujeron esto porque el salpicón de bacterias se replicó cuando colocaron pequeños ventiladores estériles alrededor de los baños (después de tener en cuenta las tasas de flujo de aire y los tiempos de exposición). Al volver a equipar las secadoras con filtros HEPA se redujo el recuento de gérmenes aproximadamente cuatro veces.

Aún más, encontraron que en los platos bajo los secadores de manos había una esporas de un hongo que es resistente a los antibióticos, así como colonias de la bacteria Staphylococcus aureus, dice el informe de ArsTechnica:

Quizás lo más preocupante es que los investigadores descubrieron que los secadores de aire estaban diseminando las esporas de PS533. Lo probaron al exponer sus colecciones de germen de orinal al calor, que matará a las bacterias en crecimiento y las esporas germinadas, pero no a las esporas. Luego, los investigadores encontraron que los secadores de manos arrojaban esporas a las superficies del baño.

Estos resultados deberían ser un llamado de atención para quien tenga un baño. Incluso la cepa Clostridium difficile, que como el nombre indica causa una diarrea que puede ser muy grave, también forma esporas y un inodoro podría lanzarlas por el aire y ser tomada por estos secadores de mano.

Fuente

Fuente.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.