Cómo tener una mejor jubilación

El nivel de salarios determina el monto de la jubilación. La última etapa de aportes puede ser crucial.

0

Por Gabriel Greizerstein *

Cada vez es más común ver hombres entre 50 y 55 años, que de la noche a la mañana se quedan sin trabajo. Gerentes, jefes de personal, encargados, algún capataz.

Son el típico empleado fiel que pasó los últimos 15 o 20 años creciendo dentro de la misma empresa. La realidad es dura: a veces la empresa cierra.

A veces para la empresa se vuelven “caros” y surge el despido, que apareja una buena indemnización pero puede perjudicar la situación previsional, el monto de la jubilación.

A pesar de encontrarse por lo general muy calificados, no logran encontrar un trabajo nuevo donde ganen como en el anterior. Si tu papá tiene miedo que esto afecte su jubilación, tiene razón.

El problema es que la jubilación mínima es de un monto bajo, en comparación al costo de vida. Si bien está garantizada para todo aportante (ver sentencia abajo).

 

Cómo se calcula la jubilación

El grueso de la jubilación de tu papá, resulta del cálculo del promedio de los últimos 120 salarios. Si ahora ingresa en un trabajo con un sueldo muy bajo, afecta de forma directa ese promedio. Por ende hay que CUIDAR esos últimos 10 años de trabajo con salarios altos.

Lamentablemente, cada casa es un caso, y deberá priorizar en base a sus necesidades. Es menos dañino para el cálculo de la jubilación, tener aportes autónomos o de monotributo que sumar salarios bajos.

 

Qué hacer para tener una mejor jubilación

La edad (65 años para los hombres y 60 para las mujeres) es uno de los requisitos para poder jubilarse, el otro es treinta años de aportes (siempre y cuando estemos hablando de servicios comunes y no insalubres o privilegiados).

Aunque los últimos salarios no sean representativos del nivel de ingreso que tuvo a lo largo de su vida esa persona, la ley HOY es así… y te perjudica tener salarios bajos al final de la vida laboral.

Preferible anotarse y ejercer como monotributista o autónomo, pensar algún emprendimiento personal, ya que estos servicios se computan por separado, y si bien tienen un impacto, no es tan grave como la opción del desempleo. Además reortarán un ingreso extra.

Esto como plan B en caso de que no se obtenga otro trabajo en relación de dependencia. Muchas veces a esa edad son valorados como consultores o trabajadores senior, pero no siempre sucede y lamentablemente piden mano de obra más joven.

A nivel marco legal, una solución posible desde el ámbito institucional, sería volver a instaurar un régimen de PRESTACIÓN ANTICIPADA POR DESEMPLEO similar al del artículo 2 de la ley 25994.

Esta norma establecía que los hombres con 60 años de edad y las mujeres con 55; que acrediten 30 años de servicios con aportes y que se encuentren en situación de desempleo pudieran acceder a la jubilación anticipada. Por ahora esta opción no está vigente.

* El autor es abogado, se dedica a casos previsionales. Su Twitter

 


 

Anexo con sentencia jubilación mínima

 

#30403945#246776706#20191011085905245
Poder Judicial de la Nación
Expte. nro. FBB 14861/2017/CA1 – Sala II – Secr. Previsional
Bahía Blanca, de octubre de 2019.
VISTO: El expediente nro. FBB 14861/2017/CA1, caratulado: “REYES, Araceli del
Carmen, c/ Administración Nacional de la Seg Social, s/ Haber mínimo garantizado”, originario
del Juzgado Federal nro. 2 de Bahía Blanca, puesto al acuerdo en virtud de la apelación de f. 84 contra
la sentencia de fs. 80/83.
El señor Juez de Cámara, doctor Pablo Esteban Larriera , dijo:
1. A fs. 80/83 la jueza rechazó la excepción de falta de legitimación pasiva, hizo lugar a la
demanda interpuesta y ordenó a la Administración Nacional de la Seguridad Social que integre las
diferencias existentes entre el haber que percibe la actora y el mínimo vigente. Asimismo, hizo lugar
a la excepción de prescripción interpuesta para el pago de las sumas devengadas desde los dos años
previos a la interposición del reclamo administrativo, impuso las costas por su orden (ley 24.463: 21)
y difirió la regulación de honorarios.
2. A f. 84 apeló la Administración Nacional de la Seguridad Social, quien se agravia a fs.
88/91 de que la sentencia: a) rechaza la falta de legitimación pasiva interpuesta; y b) ordena la
integración al haber mínimo vigente.
3. El objeto de la presente acción se centra en obtener que la Administración Nacional de la
Seguridad Social readecue el haber previsional del que goza la parte actora, por ser éste inferior a la
jubilación mínima estatuida por la ley 24.241: 125.
4. Entrando en el análisis de la cuestión de fondo, es dable resaltar que el sistema
previsional tiene a su cargo el otorgamiento de prestaciones de naturaleza alimentaria que, por
consiguiente, deben ser integrales (Const. Nac.: 14 bis), asumiendo el Estado Nacional un papel
fundamental en el otorgamiento de las mismas.
En función de lo antes expuesto, el derecho a percibir una prestación mínima que permita
la cobertura de las condiciones básicas de subsistencia le corresponde a todos los habitantes de la
nación sin distinción alguna, toda vez que un razonamiento contrario implicaría una discriminación
vedada por nuestra Constitución Nacional.
He de señalar, a fin de esclarecer la cuestión que da origen a la presente causa, que el art.
125 de la ley 24.241 establece que: “El estado nacional garantizará a los beneficiarios del sistema
integrado de jubilaciones y pensiones del régimen previsional público y a los del régimen de
capitalización que perciban componente público, el haber mínimo establecido en el artículo 17 de la
presente ley.”
Esto significa que los beneficiarios del sistema de capitalización que no perciben
componente público se encuentran excluidos de la garantía del haber mínimo otorgada por el Estado
Nacional.
Ahora bien, el 20 de noviembre del 2008 se sancionó la ley 26.425 que dispuso la creación
del Sistema Integrado Previsional Argentino y la eliminación del régimen de capitalización
instaurado por la ley 24.241
En el art. 1ro. la ley antes citada garantiza a los afiliados y beneficiarios del régimen de
capitalización vigente hasta su sanción idéntica cobertura y tratamiento que la brindada por el
régimen previsional público, con el propósito de cumplir con el mandato constitucional previsto
por el artículo 14 bis de la
Constitución Nacional.
Del mismo modo, el art. 2do. garantiza a los afiliados y beneficiarios del régimen de
capitalización la percepción de iguales o mejores prestaciones y beneficios que los que gozan a la
fecha de la entrada en vigencia de la presente.
U
S
O
O
FICIA
L
Fecha de firma: 11/10/2019
Firmado por: DRES. PABLO ESTEBAN LARRIERA – PABLO A. CANDISANO MERA, Jueces de Cámara
Firmado(ante mi) por: MARIANELA ALBRIEU, SECRETARIA
#30403945#246776706#20191011085905245
Poder Judicial de la Nación
Expte. nro. FBB 14861/2017/CA1 – Sala II – Secr. Previsional
Ahora bien, el art. 5 de la ley prevé que las rentas vitalicias previsionales continuarán
abonándose a través de la correspondiente compañía de seguros de retiro.
Esta disposición ha provocado una desigualdad irrazonable entre los pasivos que no se
condice con los propósitos antes indicados de la ley 26.425, toda vez que aquellas prestaciones en las
que el régimen previsional público participa en su pago tienen garantizado el ingreso mínimo
mensual; mientras que los beneficiarios de rentas vitalicias que no tienen componente estatal quedan
exceptuados de dicha garantía.
Es el Estado Nacional el responsable de cumplir con las obligaciones de carácter
previsional, esto es, otorgar una jubilación digna que le permita al sujeto asegurarse la subsistencia.
La CSJN en el precedente “Etchart, Fernando Martín c/ ANSES s/ amparos y
sumarísimos”, dispuso que: “…toda vez que no resulta razonable privar al actor del mínimo de
ingresos garantizado por el Estado Nacional al resto de los pasivos comprendidos en el sistema
único de jubilaciones, corresponde reconocer su derecho a percibir de la ANSeS las sumas
necesarias para que su prestación alcance dicho mínimo vital…”.
Por todo lo antes expuesto, no existe duda alguna que excluir a un grupo de beneficiarios
de jubilaciones y pensiones del haber mínimo garantizado resulta arbitrario, discriminatorio y
violatorio de principios de raigambre constitucional.
5. Entrando en el análisis del caso concreto, resulta necesario tener presente que el actor
cobraba en el mes de julio de 2017 la suma de $ 985,30 (cf. f. 2) siendo el haber mínimo de
jubilación vigente a esa fecha de $ 6.394,85 (cf. Res. Anses 34­E/2017).
En consecuencia, y viéndose así afectados derechos constitucionales (igualdad, alimentario
y haber mínimo), por las razones expuestas, corresponde confirmar la sentencia apelada.
6. Lo decidido precedentemente basta para rechazar el planteo relativo a la falta de
legitimación pasiva interpuesta.
Por ello, propicio y voto: 1
ro.) Se confirme la sentencia apelada con los alcances expuestos
precedentemente. 2
do.) Se impongan las costas de esta instancia por su orden (24.463: 21).
El señor Juez de Cámara, doctor Pablo A. Candisano Mera, dijo:
Me adhiero al voto del doctor Pablo Esteban Larriera.
Por ello, SE RESUELVE: 1
ro.) Confirmar la sentencia apelada con los alcances expuestos
precedentemente. 2
do.) Imponer las costas de esta instancia por su orden (24.463: 21).
Regístrese, notifíquese, publíquese (Acs. CSJN nros. 15/13: 1 y 4 y 24/13) y devuélvase. El
señor Juez de Cámara, doctor Leandro Sergio Picado no suscribe por hallarse en uso de licencia (art.
109 del RJN).
Pablo A. Candisano Mera
Si//
//guen las firmas.
U
S
O
O
FICIA
L
Fecha de firma: 11/10/2019
Firmado por: DRES. PABLO ESTEBAN LARRIERA – PABLO A. CANDISANO MERA, Jueces de Cámara
Firmado(ante mi) por: MARIANELA ALBRIEU, SECRETARIA
#30403945#246776706#20191011085905245
Poder Judicial de la Nación
Expte. nro. FBB 14861/2017/CA1 – Sala II – Secr. Previsional
Pablo Esteban Larriera
Marianela Albrieu
Secretaria
cl
U
S
O
O
FICIA
L
Fecha de firma: 11/10/2019
Firmado por: DRES. PABLO ESTEBAN LARRIERA – PABLO A. CANDISANO MERA, Jueces de Cámara
Firmado(ante mi) por: MARIANELA ALBRIEU, SECRETARIA

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.