El derecho de vestir otra camiseta en el club de futbol

0

Por José Mariani y Sergio Mohadeb

 

“”Se va a escuchar tu remera”  – el derecho de vestir otra camiseta

Hay clubes de fútbol que prohíben vestir camisetas de otro club. Incluso hay carteles, un pre requisito para ejercer ese derecho de admisión. ¿Pero qué tan legal es esto? ¿Y cuándo arrancó?

“En los años ’20 los ingleses iban a ver los partidos de fútbol, estaban todos mezclados en la tribuna, celebraban los goles de ambos equipos”, explica e prestigiosol historiador Daniel Balmaceda. A partir de allí y en los juegos olímpicos se le empezó a dedicar más interés popular por el fútbol y la diferenciación, prosigue.

En 1960 las hinchadas caminaban juntas. Salían, por ejemplo, de jugar Racing e Independiente e iban juntos ni bien salían del estadio.

Este no es el caso actual, donde un padre llevó al hijo de siete años a la cancha y este inocentemente sacó una bandera con los colores equipo visitante. Según el relato, se salvó de los golpes solo porque estaba con el hijo, pero se la hicieron sacar de modo violento.

El resto, es historia conocida por todos, luego no se sabe bien por qué y explotó la violencia. Los llamados “hooligans” (el equivalente a barras) fueron vetados de los estadios de fútbol para erradicar los conflictos.

Hoy, el ámbito más común en el que se observa esta práctica de prohibir el ingreso a un establecimiento con relación a la vestimenta es en el de los “boliches”, pero ¿Qué pasa en otros países, y qué podría llevar a una institución deportiva a ponerla en funcionamiento?

 

¿Derecho de admisión exclusivo de Argentina?

Esta idiosincrasia impera en la región, pero ¿Qué pasa si nos remontamos hasta Estados Unidos o Europa? En Europa sí hay mayor popularidad del fútbol, pero esto no sucede, a lo sumo un llamado de atención.

En los Estados Unidos son más apasionados por otros deportes como el fútbol americano, la NBA y el baseball, pero ni siquiera allí encontraremos restricciones de ésta índole. La civilización por encima del deporte, o la competencia pero en un marco sano y no violento.

De hecho  esta restricción no sucede en todos deportes, incluso todo parece indicar que solo en el fútbol, es así que en la final de Rugby Hindú vs Alumni, la cual fue con posterioridad a la suspensión de River-Boca, los hinchas estaban todos juntos sin distinción de zonas y no hubo inconvenientes.

 

La legalidad del derecho de admisión por la camiseta de fútbol

El derecho de vestir una remera forma parte del derecho constitucional a la libre expresión. Por ende, salvo discursos de odio o discriminación, casi todo es posible.

Ahora bien, entre una persona y la institución sobre la cual también pesa la obligación de seguridad y protección de la salud, que involucra una diversidad de vínculos jurídicos (art 42 de la constitución nacional reformada en 1994). Es decir, el club será responsable de cualquier cosa que le pase al hincha dentro de su predio e incluso en las inmediaciones (CSJN, Fallo “Mosca”).

Entonces, por el lado del club, la decisión de no admitir otras camisetas podría estar justificada la restricción al derecho de admisión escucado en la violencia, que es conocida, y que por más que no consienta, es un fenómeno actual. ¿Pero esto no es equiparable a culpar a la víctima que viste la remera?

Desde otro lado se argumenta que por fines prácticos, por más reprochable que sea la restricción, pareciera que en una primera instancia los clubes estarían habilitados a establecerla (prohibir el ingreso con camisetas de otros clubes) en pos de asegurar la manda constitucional, el deber de seguridad.

 

La provocación es contravención

Distinto es si se ingresa con la remera de otro club para provocar, actitud vedada por la ley contra la violencia en espectáculos deportivos. En tal sentido, la ley 23184 tipifica:

ARTICULO 29. — Los que, con el propósito de provocar a los simpatizantes del equipo contrario, llevasen consigo o exhibieren banderas o trofeos de clubes, que correspondan a otra divisa que no sea la propia, o a quienes con igual fin, las guardaren en un estadio o permitan hacerlo, serán sancionados con diez fechas de prohibición de concurrencia y con cinco a quince días de arresto. Los objetos serán decomisados.

Está claro que la sociedad argentina no está preparada para permitir esta libertad (que ironía permitir una libertad), pero se está yendo por buen camino en la creación de conciencia y respeto de forma tal que algún día nos manejemos en un ambiente civilizado sin necesidad de restringir libertades individuales.

Sin embargo, hemos tenido contacto con personal de algunas de las instituciones deportivas más importantes de capital federal y lo que nos contaron nos permite pensar que se busca cambiar el panorama.

Cierto es que, en Argentina ésta prohibición se encuentra en la mayoría de los clubes (por no decir todos) e incluso para el fútbol femenino, según dijo una jugadora profesional a Derecho en Zapatillas.

 

La visión de una persona de seguridad de un club

—Derecho En Zapatillas. ¿Este club cuenta con señalizaciones que indican la prohibición?

—Ya no, sigue estando en la reglamentación. Están tratando de que sea más “light”.

Se hizo para evitar problemas, pero se sabe que es chocante por lo que hoy en día quedó más bien de palabra y, por otro lado, se busca que vaya suavizándose de a poco para que el fútbol sea más familiar, ya que esta rivalidad de clubes solo existe en el fútbol (Nota de la redacción: En esta institución hay varios deportes). En otras disciplinas hay una cultura diferente que no contiene violencia.

—¿La dirigencia del club tomó alguna postura certera al respecto?

—Y… las cosas no están como le gustaría a la dirigencia. Si se pudiera permitir el ingreso de cualquier remera sin ninguna consecuencia se haría, porque lo que se busca es que haya respeto.

Lastimosamente las potenciales situaciones de violencia están siempre al pie de cañón. A la política del club le gustaría poder permitir la liberalidad en la ropa que se trae pero aún hay que cambiar muchas cosas como sociedad, a pesar de esto el club de a poco está buscando que se suavice.

A la pregunta de si alguien viene con la camiseta de otro equipo local, se puede dejarlo pasar respondió: “No lo puedo dejar entrar, pero a modo de paso a la tolerancia se está permitiendo el ingreso al club con remeras de clubes internacionales. Sin embargo, la idea es que en algún momento se pueda”, finaliza.

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.