¿Está permitido el consumo de alcohol en el espacio público? ¿Y en la playa?

Tratándose de personas adultas, no sería legal que el Estado se entrometa con consumo privado de una droga legal. Sin embargo, puede restringir la ostentación en determinadas zonas o espacios, como ser ámbitos deportivos o donde hay menores de edad.

0

Por José Mariani y Sergio Mohadeb

En el medio del verano, los argentinos gustamos de las polémicas. Nunca una reposera al sol y todo chévere, o un juguito helado al ritmo de samba de janeiro, ¿Para qué? Mejor embarcarse en discusiones jurídicas bajo la sombrilla.

Como la que se plantea con el alcohol. Problema no menor si consideramos que esta droga legal es de consumo extendido y poco saben hacer los padres para fomentar el consumo responsable, ni que hablar del que encaran los jóvenes menores de 18 años, prohibido, claro, pero la anomia impera.

Frente a esto y no se sabe bien cuál es la razón, algunos municipios optan por preservar ciertos espacios libres de alcohol. Claro está, el tema es el como. La situación que da pié a esta nota es la siguiente:

 

 

¿Que dice la constitución? La inviolabilidad de la heladerita y los papeles privados.

Como anticipamos, en principio, el Estado no podría interferir en la esfera privada de un adulto en la ingesta de una droga legal, siempre y cuando esta no  ofenda al orden y moral pública y no perjudique a terceros (art 19).

Entonces, se podría llegar a la conclusión que, bajo los supuestos mencionados, las administraciones locales se verían en condiciones de imponer ciertas limitaciones, siempre que haya una norma que así lo indique y ésta apruebe un escrutinio constitucional (examen de razonabilidad de la restricción).

En otras palabras estas restricciones al consumo de alcohol solo pueden imponerse en la medida en que haya una ley, y cuando afecten a un tercero.

 

 ¿Hay prohibiciones locales?

Lo cierto es que hay una ordenanza de la municipalidad de Gral Pueyrredon del año 2003 (valida solo allí) la cual prohíbe venta/suministro de alcohol en la vía pública “cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas, culturales, educativas y/o artísticas”. La ley nacional, aclaramos, dice algo similar.

El hecho de estar en la playa simplemente pasando el rato no parecería encajar en estos supuestos. Por otro lado, la norma solo hace referencia a la venta y suministro. Pero no aclara sobre el alcohol que uno podría llegar a haber adquirido previamente.

¿Es una norma que prtenede proteger la salud pública, no incitar a terceros al consumo de alcohol? ¿Podrían haber ciertas restricciones si en la playa hay menores de edad? ¿Pueden imponerse zonas libres de alcohol?

¿Dentro de las playas sí se vende alcohol? Si este fuese el caso, solo se trataría de una norma proteccionista de quien sí puede vender. En cambio, si no se vende alcohol, sí entran a jugar las cuestiones del párrafo anterior.

 

Repercursiones de zapatillers

La oyente @carlatuits opinó que “La heladerita es parte de tu propiedad privada protegida por la CN. Salvo orden de allanamiento, nadie te puede exigir que la abras. Es como que te exijan abrir la cartera, el auto o tu casa para ver si tenés algo ilegal. No resignemos libertad. El alcohol es legal, by the way”

En concordancia con este comentario en un fallo de un juez de Garantías de Mar del Plata se sostuvo que “requisar es el análogo a un allanamiento e implica invadir la esfera de la intimidad, y sólo lo puede hacer con autorización de un juez de garantías. A diferencia de un cacheo, la requisa necesita orden del juez“.

 

¿Qué postura tuvo la Defensoría del pueblo de “La feliz”?

La última vez que se expidió al respecto fue en 2017 a través de un comunicado, la autoridad planteó que esas acciones, “con la presencia intimidante de efectivos policiales, podrían significar un avasallamiento a la intimidad y otros derechos de los particulares, toda vez que no hay legislación provincial ni municipal que habilite un decomiso, ni revisar un bolso o cualquier objeto personal“.

Podemos llegar a la conclusión de que no habría fundamentos jurídicos suficientes para fijar ésta limitación, sin embargo es el estado quien tiene el monopolio de la fuerza y si lo quiere imponer, así sera. Resta esperar que actúen aquellos organismos públicos que, por su función, están interpelados a intervenir para garantizar el libre ejercicio de los derechos.

 

Ordenanza sobre el consumo de alcohol en la playa

Municipalidad del Partido de General Pueyrredon

Departamento Deliberativo

Expediente D.E.: 19693/6/2000 alc. 1

Expediente H.C.D.: 1525-J-2001

Nº de registro: O-9979

Fecha de sanción: 13/11/2003

Fecha de promulgación: 03/12/2003

Decreto de promulgación 3087

ORDENANZA Nº 15743

Artículo 1º .- Prohíbese en el ámbito del Partido de General Pueyrredon la venta, suministro a cualquier título, y consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, espacios públicos, interior de estadios, polideportivos, u otros sitios de igual naturaleza, cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas, culturales, educativas y/o artísticas. De igual manera se extiende la prohibición al expendio de bebidas alcohólicas mediante máquinas expendedoras automáticas y/o similares y al consumo de bebidas alcohólicas dentro de vehículos automotores, públicos y/o privados, aún cuando quien consumió no fuere el conductor y se halle o no circulando.

Artículo 2º .- Considérase bebida alcohólica, a los efectos de la presente, cualquier bebida que posea en su composición sustancias alcohólicas, sin importar su graduación alcohólica.

Artículo 3º.- Prohíbese la venta y/o suministro a cualquier título, de bebidas alcohólicas en toda institución, aún sin fines de lucro, tales como Clubes, Sociedades de Fomento entre otras, que posean dentro de las instalaciones cantinas y/o comedores, cuando ellas estén destinadas al consumo fuera de las instalaciones.

Artículo 4º .- El Departamento Ejecutivo podrá otorgar autorizaciones especiales para la venta en lugares públicos sólo para el caso de eventos determinados declarados de Interés Municipal, tales como exposiciones, ferias y similares pero los efectos de tal autorización serán restringidos al ámbito directo de desarrollo de las actividades.

Artículo 5º .- El Departamento Ejecutivo no otorgará, a partir de la vigencia de la presente, habilitaciones de kioscos y/o polirrubros, en forma conjunta con cualesquiera otra que permita la venta y/o suministro y/o depósito de bebidas alcohólicas, tales como almacenes, despensas y/o similares. Los titulares de las habilitaciones vigentes otorgadas con anterioridad en forma conjunta, deberán optar por una de ellas, dentro de los ciento veinte (120) días subsiguientes a la promulgación de la presente. Transcurrido dicho plazo y no ejercido tal derecho, se procederá a la baja de la habilitación que autorice el despacho de bebidas alcohólicas. Con excepción de tales bebidas se mantendrá la posibilidad de venta de los demás rubros desechados.

Artículo 6º .- El Departamento Ejecutivo dará la más amplia difusión a lo dispuesto en la presente.

Artículo 7º .- Para la distribución, suministro, venta, expendio a cualquier título, depósito y exhibición, en cualquier hora del día de bebidas alcohólicas, los comercios deberán dar cumplimiento a lo establecido en el Decreto nº 1382/03 de la Provincia de Buenos Aires.

Artículo 8º .- Prohíbese la realización de concursos y/o torneos de cualquier naturaleza, con o sin fines de lucro, basados en la ingesta alcohólica.

Artículo 9º .- Prohíbese el expendio de bebidas alcohólicas en el horario de 23 a 7 horas, en todo local comercial que no cuente con autorización para la ingesta en el mismo.

Artículo 10º .- Quedan excluidos de la prohibición dispuesta en el artículo anterior, las confiterías bailables, bares, restaurantes, salones de fiestas y todo otro local comercial en que, por la naturaleza de su actividad, sea posible el consumo de bebidas alcohólicas. En estos supuestos, queda absolutamente prohibido retirar las bebidas alcohólicas del ámbito habilitado, entendiéndose por tal, a estos efectos, tanto el local en sí como cualquier espacio autorizado para mesas y sillas.

Artículo 11º .- Se prohíbe a toda clase de explotación comercial habilitada, cualquiera fuera el rubro, expender o entregar por cualquier título, bebidas alcohólicas a menores de 18 años, a excepción de la establecido en el artículo 66º inciso b) de la Ley Provincial 11.438.

Artículo 12º .- El incumplimiento de lo dispuesto en el artículo 9º traerá aparejada la revocación administrativa inmediata de la habilitación comercial, disponiendo el Departamento Ejecutivo la inmediata clausura del local, independientemente de la acción contravencional que corresponda. La clausura del comercio será apelada al solo efecto suspensivo o devolutivo.

Artículo 13º .- Los comerciantes comprendidos en el Artículo 9º deberán exhibir en un lugar visible un cartel de 15 cm. por 30 cm. cuya leyenda dirá: “Prohibido el expendio de bebidas alcohólicas en el horario de 23 a 7″ . En caso de incumplimiento será apercibido para que en el plazo de 48 horas se cumpla con dicha exhibición bajo apercibimiento de clausura.

Artículo 14º .- El Departamento Ejecutivo habilitará a los efectos de recepción de denuncias, una línea telefónica, preferentemente del tipo de llamada gratuita (0800), y un sistema de registro que funcionará las 24:00 hs., sin perjuicio de las denuncias que se efectúen en las correspondientes dependencias. Tales denuncias, aún anónimas, deberán asentarse en un registro que será de consulta pública, constando las acciones efectuadas por la autoridad de control en consecuencia.

Artículo 15º .- Queda prohibida la exhibición de propaganda de bebidas alcohólicas en aquellos establecimientos no autorizados para su venta.

Artículo 16º .- Los establecimientos denominados kioscos, deberán exhibir, en lugar visible sobre el exterior del local, un cartel con la inscripción:” No se venden bebidas alcohólicas”.

Artículo 17º .- Los proveedores mayoristas y productores de bebidas alcohólicas deberán abstenerse del suministro de las mismas a comercios no habilitados para su venta o despacho, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 5º y con las correspondientes sanciones del artículo 6º de la Ley 11825.

Artículo 18º .- Las violaciones a lo dispuesto en la presente, darán lugar a la aplicación de las siguientes sanciones :

Régimen contravencional:

Por consumir bebidas alcohólicas en lugares públicos, y/o medios de transporte y/o vehículos, multa de pesos cincuenta ($ 50) al máximo permitido.

Por el suministro y/o venta de bebidas alcohólicas en lugares públicos, multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido y decomiso de la mercadería.

Por la utilización de maquinas expendedoras de bebidas alcohólicas, multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido, y decomiso de las mismas.

Por la realización de concursos, torneos y/o competencias cuyo objeto, medio o fin sea el consumo de bebidas alcohólicas, una multa de pesos mil ($1000) al máximo permitido y clausura del establecimiento por un lapso de quince (15) días para la primera infracción. La reiteración dará lugar a la clausura definitiva del establecimiento.

Por no respetar los horarios establecidos en el artículo 9º, los comercios alcanzados tendrán una multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido. Las reiteraciones conllevarán accesoria de clausura temporaria o definitiva.

Por no dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 10º y suministren y/o vendan bebidas alcohólicas destinadas a ser consumidas fuera de las confiterías bailables, bares, restaurantes, salones de fiestas y todo otro local comercial en que, por la naturaleza de su actividad, sea posible el consumo de bebidas alcohólicas, una multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido.

Por no respetar lo establecido en el artículo 11º, los comercios alcanzados tendrán una multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido. Las reiteraciones conllevarán accesoria de clausura temporaria o definitiva. Los menores serán puestos a disposición de la autoridad tutelar de menores para las actuaciones que se consideren necesarias.

Por efectuar publicidad de bebidas alcohólicas, los comercios no autorizados a su venta, una multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido, y clausura del establecimiento hasta el retiro de la publicidad.

Por no exhibir el cartel establecido en los artículos 13º y 16º, una multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido, y clausura hasta su instalación.

Por expender bebidas alcohólicas los comercios no autorizados, multa de pesos quinientos ($500) al máximo permitido, y clausura por quince (15) días.

Artículo 19º .- El Departamento Ejecutivo dará amplia difusión a la presente, a través de diarios locales, nacionales y todo otro medio de comunicación que se estime conveniente.

Artículo 20º .- Derógase la Ordenanza nº 9815, su modificatoria Ordenanza nº 13783 y toda otra norma legal que se oponga a la presente.

Artículo 21º .- Comuníquese, etc.-

Dughetti Pulti
Porrúa Katz

B.M. 1795, p. 1 (12/12/2003)

Ordenanza Nº 15743 3

 

Foto: https://unsplash.com/photos/LnBisJEyVFE

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.