El coronavirus está en el aire, afirman expertos

La clave entonces es la ventilación, sobre todo en ambientes cerrados. Los primeros resultados de Google muestran, sin embargo, resultados oficiales con otra información

0

Al buscar en Google, aparecen los primeros resultados links de la OMS, la organización mundial de la salud. Hasta ayer había otro criterio, porque no había pruebas concluyentes de los aerosoles.

Los aerosoles son gotas y las gotas son aerosoles, solo difieren por el tamaño. Cuando una gota es muy muy chiquita, se la llama aerosol.

La discusión es si el virus se transmite solo contacto estrecho persona a persona, con las gotas o gotículas de saliva, o también por el aire con aerosoles. Al parecer, hay evidencia de que lo segundo está pasando, sobre todo en ambientes cerrados, aglomerados y poco ventilados.

Lógicamente, el coronavirus parece ser más infeccioso cuando las personas estaban en contacto prolongado a corta distancia, especialmente en interiores. Por esto, es mejor ventilar, tomar distancia y usar mascarillas o barbijos.

En su momento, desde Derecho En Zapatillas se advirtió sobre esta posibilidad de contagio,  y se expresó la necesidad de ventilar ambientes, no recircular el aire, por el riesgo que implican los aerosoles.

A nivel legal, esto obliga a repensar la ventilación mínima necesaria para los espacios y cómo elaborar los protocolos para cada establecimiento o empresa, que son obligatorios antes de reabrir.

Esta modalidad de contagio podría explicar, por ejemplo, por qué trabajadores aeroportuarios se contagiaron, si es que efectivamente igual guardaron distancia (ver esta noticia).

 

El coronavirus se transmite por el aire

Más de 200 científicos de 32 países han resumido la evidencia que muestra que las partículas más pequeñas pueden infectar a las personas, y están pidiendo a la agencia que revise sus recomendaciones. Los investigadores planean publicar su carta en una revista científica la próxima semana.

Incluso en su última actualización sobre el coronavirus, lanzado el 29 de junio, el W.H.O. dicha transmisión del virus en el aire es posible solo después de procedimientos médicos que producen aerosoles o gotas de menos de 5 micras. (Un micrón es igual a una millonésima parte de un metro).

La ventilación adecuada y las máscaras N95 son motivo de preocupación solo en esas circunstancias, según el W.H.O. En cambio, su guía de control de infecciones, antes y durante esta pandemia, ha promovido en gran medida la importancia del lavado de manos como estrategia de prevención primaria, a pesar de que hay pruebas limitadas de la transmisión del virus desde las superficies.

Ya sea que lo transporten en el aire grandes gotas que se elevan por el aire después de un estornudo, o por gotas exhaladas mucho más pequeñas que pueden deslizarse a lo largo de una habitación, dijeron estos expertos, el coronavirus se transmite por el aire y puede infectar a las personas cuando se inhala, informó la periodista Apoorva Mandavilli del NY Times.

 

                                                                                                                                                             Fuente de la infografía: BBC

Ventilación, ventilación, ventilación

“Es posible que los sistemas de ventilación en escuelas, hogares de ancianos, residencias y negocios necesiten minimizar la recirculación de aire y agregar nuevos filtros potentes. Es posible que se necesiten luces ultravioletas para matar las partículas virales que flotan en pequeñas gotas en el interior”, prosigue la nota.

La Organización Mundial de la Salud ha sostenido durante mucho tiempo que el coronavirus se transmite principalmente por grandes gotas respiratorias que, una vez expulsadas por personas infectadas con tos y estornudos, caen rápidamente al piso.

El Dr. Morawska y otros señalaron varios incidentes que indican la transmisión del virus en el aire, particularmente en espacios interiores poco ventilados y abarrotados. Dijeron que la W.H.O. estaba haciendo una distinción irreal entre pequeños aerosoles y gotas más grandes, a pesar de que las personas infectadas producen ambos.

“Desde 1946 sabemos que toser y hablar generan aerosoles”, dijo Linsey Marr, experta en transmisión de virus en el aire en Virginia Tech.

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.