El panóptico del post modernismo”/ “el panóptico digital

El propósito de este trabajo es analizar “Internados” de Goffman y “El Panóptico” de Bentham y llevarlos a un plano diferente de la realidad. A lo largo de este trabajo intentamos responder a la pregunta de ¿Acaso no vivimos diariamente en un gran panóptico?

0

Por Eliana Fridman *

Introducción:

El propósito de este trabajo es analizar “Internados” de Goffman y “El Panóptico” de Bentham y llevarlos a un plano diferente de la realidad. A lo largo de este trabajo intentamos responder a la pregunta de ¿Acaso no vivimos diariamente en un gran panóptico?

En primer lugar, haremos referencia a los conceptos presentados en los libros mencionados por estos dos autores que nos llevaron a hacernos esta pregunta.

Erving Goffman fue un sociólogo y escritor considerado como el padre de la microsociología. Es uno de los sociólogos más importantes del siglo xx, lo que lo diferenciaba de los demás estudios sociológicos era que él se ocupaba de estudiar las interacciones mínimas en las personas centrándose en grupos reducidos mientras que los demás lo hacían a gran escala. De esta forma el realiza el libro “internados” y entabla un análisis crítico a las instituciones totales, plantea la observancia de hospitales psiquiátricos y el padecimiento que sufren los internos dentro de estos. El autor se enfoca principalmente en el mundo del interno, no en el del personal, y se propone como uno de los objetivos básicos exponer una visión sociológica de la estructura del yo.

Nos trae el concepto de Institución total, entendida esta como “un lugar de residencia y trabajo donde un gran número de individuos en igual situación, aislados de la sociedad por un período apreciable de tiempo, comparten en su encierro una rutina diaria, administrada formalmente. La tendencia absorbente o totalizadora está simbolizada por los obstáculos que se oponen a la internación social con el exterior y al éxodo de los miembros y que suelen adquirir forma material: por ejemplo las puertas cerradas, altos muros, alambres, etc.”.

Asimismo, Goffman plantea una clasificación de las instituciones totales siendo estas : “a) instituciones erigidas para cuidar a las personas que parecen ser a la vez incapaces o inofensivas (hogares de ancianos, ciegos, huérfanos); b) para cuidar de aquellas personas que son incapaces de cuidarse por sí mismas y constituyen además una amenaza involuntaria para la comunidad (hospitales de enfermos infecciosos, los hospitales psiquiátricos y los leprosorios); c) proteger a la comunidad contra quienes constituyen intencionalmente un peligro para ella, donde no se propone como finalidad inmediata el bienestar de los reclusos: las cárceles, campos de trabajo de concentración;
d) instituciones destinadas al mejor cumplimiento de una tarea de carácter laboral y que solo se justifican por estos fundamentos instrumentales: los cuarteles, los barcos, las escuelas de internos y; e) establecimientos concebidos como refugio de mundo, con frecuencia sirven también para la formación de religiosos: las abadías, monasterios, conventos y otros claustros”.

Por otro lado, Bentham era un filósofo utilitarista el cual sostenía que la mejor acción es la que produce la mayor felicidad para el mayor número de individuos involucrados, maximiza la utilidad. Teniendo en cuenta su pensamiento y su obra podemos decir que si bien él con el panóptico lo que buscaba era mejorar la eficacia de las cárceles en varios aspectos tanto a nivel económico, de salubridad, de reinserción para los detenidos y demás, esta siguió siendo una institución que se regía por el miedo y la vigilancia. Es decir, cumplía con su lema ya que la
idea era útil, pero a su vez se cuestionan los niveles de humanidad y de intimidad que tendrían los reclusos allí dentro.Benthamdesarrolla “El panóptico” en el siglo XVIII. Plantea una estructura de vigilancia denominada panóptica, la trata y ejemplifica como se aplica en una cárcel. “Está el inspector principal que desde la torre central vigila a los prisioneros. Pero, al mismo tiempo, vigila a sus subalternos, es decir, al personal”; La construcción del Panóptico es “Una torre que ocupa el centro , y esta es la habitación de inspectores ; pero la torre no está dividida más que en tres altos , porque están dispuestos de modo que cada uno domina de lleno sobre dos líneas de celdillas. La torre de inspección está también rodeada de una galería cubierta con una celosía trasparente que permite á el inspector registrar todas las celdillas sin que le vean, de manera que con una mirada ve la tercera parte de sus presos, y moviéndose en un pequeño espacio puede verlos a todos en un minuto, pero aunque esté ausente, la opinión de
su presencia es tan eficaz como su presencia misma”.

En una cárcel de este tipo el vigilante se sitúa en el centro del edificio y tiene acceso visual a todas las celdas individuales alrededor de la torre. Es por eso que el recluso no sabe en ningún momento cuándo está siendo vigilado o cuando el vigilante está en la otra parte de la plataforma vigilando a otro recluso. Es la idea del poder en sí mismo: poder para controlar a las personas y modificar su conducta. Genera en el detenido un estado consiente y permanente de observancia que garantiza el poder, mostrando así que al no saber si lo están vigilando, se comportara de la manera en que se supone que lo hiciera al estar vigilado.

El concepto de Institución totaly su clasificación es clave a la hora de analizar el Panóptico presentado por Bentham. Si bien como vimos, los dos autores trabajan en contextos históricos, sociales y culturales muy diferentes, por un lado estála idea del panóptico que tiene como fin lograr un control total a través del miedo, lo cual no se encuentra lejano al concepto de Goffman de institución total, más bien se encuadra, se desarrolla perfectamente y responde al
mismo. Una institución total, tiene tendencias absolventes, ya que como dice Goffman esta “les proporciona en cierto modo un mundo propio”.

En el panóptico de Bentham pasa lo mismo. La institución se convierte en un mundo con reglas propias; se convierte en un mundo diferente. Las cárceles, las cuales Bentham toma como punto de partida para su análisis no son
más que una institución total como las describe Goffman. Las mismas, corresponden a tendencias absorbentes o totalizadoras, donde organizan a sus miembros de manera extrema, de modo tal que sumerge a los prisioneros en un mundo donde se encuentra digitalizada toda su vida, los mismos tienen determinado tiempo y momento para comer, para dormir, higienizarse.

Estos llevan un tipo de vida cerrada y administrada, lo cual se presenta en una característica establecida por Goffman donde sostiene que en las instituciones totales “Todos los aspectos de la vida se desarrollan en el mismo lugar y bajo la misma autoridad única”.

Bentham también plantea que “El panóptico es un “instrumento muy útil y enérgico que los gobiernos pueden
aplicar a objetos de la mayor importancia”. Y al final de la obra se establece una relación: casas de seguridad, cárceles, casas de corrección de trabajo; hospitales, manufacturas, escuelas. Todo tipo de lugares en que muchos hombres deban estar sometidos a vigilancia. Es decir, desde el punto de vista del gobierno, todos”.

Es decir que esta estructura panóptica puede ser adoptada por cualquier institución o establecimiento. Otro punto de encuentro es que Goffman expone que entre los internos y el personal de vigilancia se distinguen dos órdenes o sectores, ambos con diferente rango, uno subordinado y otro a cargo del mando, y como principio indica que ningún sector podría pasar al otro, este ideal se refleja claramente en la idea de panóptico de Bentham ya que hay una clara distinción entre los reclusos y los administradores. Los reclusos siempre van a ser los que se encuentren en las
celdas y los administradores en las torres, la movilidad de los estratos claramente se encuentra restringida.

El tratamiento que recibe la persona privada de libertad debe ser programado, individualizado, obligatorio en todo lo que se relaciona con la convivencia, la disciplina y el trabajo y se deben tener en cuenta las condiciones personales del condenado, sus intereses y necesidades. Las demás actividades que formen parte del tratamiento deben ser voluntarias. Esta característica está presente cuando Goffman habla de las instituciones totales ya que expone que
una de las características es que “Todas las etapas de las actividades diarias están estrictamente programadas, de modo que una actividad conduce en un momento prefijado a la siguiente” y que“ las diversas actividades obligatorias se integran en un único plan racional, deliberadamente creado para lograr objetivos propios de la institución”.

Desarrollo de la problemática:

Analizando el concepto de “institución total” y del “panóptico”, desde una perspectiva crítica y una positiva, podemos ver comoen ambos casos, ya sea en la cárcel presentada por Bentham o en los hospitales psiquiátricos de Goffamn, los individuos se encuentran sometidos al régimen, y este sometimiento siempre es a través del miedo. Las
personas que se encuentran dentro de estas, están siendo vigiladas de forma constante, no tiene un solo momento en el cual no se los este observando , no se les da un margen de intimidad en el que los internos puedan resguardar a su persona lo que genera una humillación constante. Esto nos lleva a pensar en nuestra vida cotidiana.

El sentimiento de sometimiento, control constante, vigilancia, y despojo de la intimidad, se asemeja a la realidad que vivimos con las nuevas tecnologías, ya sean los celulares o las computadoras. Las características presentadas en el panóptico original han cambiado en el mundo actual, pero la esencia es la misma. Con las nuevas tecnologías es decir redes sociales, páginas de internet, aplicaciones y demás se presenta una vigilancia cruzada, tanto del que
observa como del que es observado por eso se sostiene que la vigilancia se ha hecho ilimitada.

Hoy en día nos encontramos sumergidos en lo que llamaremos “panóptico digital”, donde la estructura panóptica cobra vida en la realidad.

Perdida de intimidad voluntaria:

La realidad en la que nos encontramos hoy difiere mucho a la de hace unos años, en la actualidad los vínculos comenzaron a debilitarse y a mutar. El hombre por su naturaleza necesita comunicarse con los demás, antes esta comunicación se daba de forma personal pero hoy en día gran parte de las personas lo hacen a través de las plataformas tecnológicas. Partiendo de esto nosotras hablamos de ” el panóptico digital” donde los miles de usuarios colaboran con el sistema aportando constantemente material, ya sean fotos, videos o cualquier tipo de posteo público donde son expuestos datos personales. Es decir, son las propias personas las cuales
exponen su intimidad, proveen su información personal a la base de datos del sistema digital.

El consumo excesivo de estas plataformas genera muchos trastornos en los usuarios tales como depresión, adicción, exceso de exhibicionismo, perdida de intimidad, robo de datos personales, entre otros.

En el panóptico de Bentham los reclusos sabían que estaban siendo vigilados y controlados mientras que hoy en día todos los usuarios de estas plataformas se creen en libertad.

En el panóptico digital los habitantes no son prisioneros, ellos creen que viven en libertad. Tienen la idea de una explotación propia y voluntaria en miras de una realización personal.

Hoy en día las estadísticas de social media son las siguientes:

  • “En abril de 2018 la población mundial era de 7,6 mil millones de personas.
  • Internet tiene 4,2 mil millones de usuarios.
  • Hay 3,03 mil millones de usuarios activos de redes sociales.
  • De promedio, la gente tiene 5,54 cuentas de redes sociales.
  • El 91% de las marcas de retail utilizan 2 o más canales sociales.
  • El 81% de los pequeños y medianos negocios utilizan algún tipo de plataforma social.
  • Los usuarios de Internet tienen de media 7,6 cuentas de redes sociales.
  • Los usuarios de redes sociales crecieron en 121 millones entre el segundo trimestre de
    2017 y el tercer trimestre del mismo año.
  • Eso supone que hay un nuevo usuario de redes sociales cada 15 segundos.
  • Facebook Messenger y Whatsapp gestionan 60 mil millones de mensajes cada día.”

Teniendo en cuenta estos datos presentados vemos reflejada la necesidad de interacción y exposición que tienen las personas. Esto hace referencia a una de las problemáticas antes mencionadas es decir la necesidad del exhibicionismo la cual va de la mano de la perdida de la intimidad. Muchos sujetos viven su vida a través de estas tecnologías, se tiene el pensamiento de que si no se expone no se vive. Se da una constante necesidad de hacer público todo lo que va ocurriendo, mas aun si son buenas noticias o cuestiones que revelen cierto bienestar y un estado de constante felicidad.

La intimidad es uno de los derechos inherentes y fundamentales que tiene el hombre sin el cual generaría que este sea un simple objeto. Este derecho genera un espacio de autonomía individual el cual goza de protección jurídica. Una de las características de las instituciones totales es el despojo de la intimidad del recluso/paciente, pero en nuestra vida diaria esto prácticamente tampoco existe.“La pérdida del propio nombre puede representar una gran
mutilación del yo”10así, vemos en esta frase de Goffman, cómo la pérdida de identidad dada en las instituciones totales que este autor presenta, en donde los pacientes no pueden resignarse a ser despojados de esto, en nuestra vida cotidiana la gente lo resigna voluntariamente. Un ejemplo de esto es el uso de nombres ficticios en las redes, ya sea para ocultar su verdadera identidad o para parecer alguien que no es. Los usuarios no se resisten a mostrar su intimidad, lo que se busca es la atención del otro. Casi nada es “intimo” ya que todo se expone, se postea y se
comparte por redes sociales, el espacio íntimo queda ínfimo. Lo llamativo de esto es como en las instituciones totales es característica esencial e irrenunciable el ser despojado de la intimidad, pero estando libres, en nuestra vida cotidiana, estamos presos sin estarlo.

“Se viola, en primer término, la intimidad que guarda sobre sí mismo. Durante el proceso de admisión, los datos concernientes a sus status sociales y a su conducta del pasado (…) se recogen y registran en un legajo”, podemos ver el contraste que vivimos con nuestra realidad, donde la exposición de nuestros datos en las redes es de manera constante y lo que nos es más llamativo (e importante destacar) de manera voluntaria. Vivimos con total naturalidad el hecho de que existan personas que desde que se levantan hasta que se acuestan realicen posteos en redes sociales, haciendo público todo, desde lo que comen hasta la forma en que se visten. Se trata de ostentar constantemente. Son exhibidos lujos ya sean propios o ajenos, se busca mostrar lo que se está viviendo y despertar la atención en el otro. Nuestro perfil de Facebook o Intragram podría ser nuestro legajo en la institución total planteada por Goffman.

Si hablamos de plataformas digitales o más precisamente de las redes sociales, no podemos dejar de mencionar la nueva figura emergente llamada “influencers”. Se trata de personas que hacen pública absolutamente toda su vida y son seguidos por millones de usuarios, como así son contratados por grandes marcas para promocionar sus productos ya que la llegada e influencia que tienen sobre la sociedad o ese rango en el que se encuentran sus seguidores es masiva. Cada uno muestra más o menos pero todos coinciden en mostrar un ideal de vida.

Sean influencers o simples usuarios de redes sociales ambos coinciden en algo, no solo exponen contenido y datos personales constantemente sino que también buscan la aprobación del otro. Es decir, no basta con hacer público algo sino que además debe gustarle al resto. A esta conducta la podemos asociar con la despersonalización del yo a la que hace referencia Goffman, las personas al introducirse en la dinámica de estas plataformas buscan gustar, no mostrase tal cual son, lo que conduce a una pérdida de la propia personalidad. Existe un juego casi obsesivo respecto de los likes en redes sociales, la aprobación social se mide a través de estos, lo que genera que la persona en vez de subir el contenido que realmente le interesa o le gusta termina subiendo un contenido que generara más impacto e interacción para sus usuarios. Se dejan de lado conductas propias que hacen a la persona para someterse a
determinados parámetros establecidos.

Otra problemática mencionada anteriormente es la depresión y la adicción que se presentan en este “panóptico digital”. Las redes sociales tienen múltiples beneficios, nos acercan con personas que están a gran distancia, generan nuevas relaciones, son una plataforma de trabajo en muchos casos; pero también tienen grandes desventajas. Todos los usuarios vivimos consumiendo la información presente en estas redes, todos los días, en todo momento ya sea de
personas allegadas así como de famosos inalcanzables. Apreciamos formas de vida, ropa de marcas lujosas, objetos costosos lo cual nos lleva a un estado de inconformismo constante ya que nos empezamos a plantear el hecho de que nuestra vida “normal” está mal, porque no se parece y está muy lejos de parecerse a las de las personas que consumimos diariamente en estas plataformas. Nos muestran parámetros de todo que se vuelven inalcanzables, establecen estereotipos perfectos los cuales generan el hecho de que si no encuadras dentro de estos estas
mal. Esto despierta en los usuarios todo tipo de inseguridades y trastornos ya que todo el tiempo consumen la perfección que en realidad es inexistente, así“La visión que del mundo tiene un grupo tiende a sostener a sus miembros, y presuntamente les proporciona una definición de su propia situación que los auto justifica, y una visión perjudicada de los que no pertenecen al grupo”. No se toma conciencia de que la información que nos llega a nosotros es la información que el otro expone, es decir no es la realidad. Quien comparte imágenes de cuerpos
perfectos, quizás es una persona que no está satisfecha consigo misma o quizás la imagen está totalmente retocada, sin embargo lo que nosotros como usuarios recibimos solo es eso un cuerpo perfecto el cual no se parece en nada al nuestro. Lo mismo sucede con los lujos y la felicidad nunca sabemos si es real o es una puesta en escena.

Una encuesta de la Royal Society for Public Health (RSPH), del Reino Unido, y el Young Health Movement, realizada en 2017 a 1.479 jóvenes entre los 14 y los 24 años, evidencia que quienes pasan más de dos horas al día en redes como Facebook, Twitter o Instagram tienen más probabilidades de experimentar conductas depresivas o de ansiedad.

Los trastornos a los que hacemos mención pueden ser padecidos tanto por los usuarios que consumen el contenido como por quienes deben generarlo, esto es así ya que nadie tiene una vida perfecta. Por un lado quien debe demostrar esa perfección se frustra cuando tiene días malos, o no reciben la aprobación positiva por parte de sus seguidores ya que esto implicaría que está fallando en algún punto. Y por otro lado se encuentran los usuarios que caen en la
comparación de lo que es su realidad con las realidades que consumen en redes generando una sensación de insuficiencia y fracaso.”Cuando nosotros interactuamos en redes, cuando interactuamos en chats, debemos ir con mucho cuidado. Durante un tiempo has estado juzgado por «likes» y comentarios de los demás, por esa admiración y pertenencia a grupo que todos los adolescentes buscan, pero cuando estás solo en la cama, solo estás tú. La diferencia entre lo que eres y lo que vendes ser en las redes sociales se llama frustración. Falta muchísima cultura de
trabajo de qué soy y quién soy. Y las redes sociales, desde luego, desvirtúan el quién eres y qué eres. De hecho, venden un producto que no tiene nada que ver”.

“El panóptico se basa según la teoría del Panóptico de Michael Foucault, en ser capaz de imponer conductas al conjunto de la población a partir de la idea de que estamos siendo vigilados. Se busca generalizar un comportamiento típico dentro de unos rangos considerados normales, castigándose las desviaciones o premiándose el buen comportamiento. (…) Si bien puede mejorar el rendimiento laboral y el comportamiento en determinados ámbitos, dicha vigilancia constante puede suponer en muchos casos el nacimiento de reacciones de estrés e incluso episodios de ansiedad en personas que determinan inhibiéndose en exceso, siendo pues un control excesivo promotor de rigideces conductuales y malestar psíquico. Asimismo la imposición del poder va a generar un elevado nivel de reactancia en otras muchas personas, induciendo comportamientos opuestos a los que se pretendía conseguir inicialmente”.

Perfiles falsos, Fake news.

La criminología mediática es la palabra de los medios masivos de comunicación la cual informa a la gente común. Está plagada de prejuicios, falsedades e inexactitudes como lo hay también en las redes sociales que se conocen como las fake news, los perfiles falsos, etc. Los medios masivos de comunicación, así como los posteos en las redes sociales, tienen el poder de crear opinión pública que se puede exteriorizar en reclamos sociales llevándolo la cuestión policita, es decir, la creación de nuevas leyes penales. Las “(…) criminologías mediáticas (…) apelaron a una causalidad mágica. (…) Lo mágico es la especial idea de la causalidad que se usa para canalizar la venganza contra determinados grupos humanos, (…) chivos expiatorios”.

Se incorporan al nuevo panorama de los medios masivos de comunicación (de la posmodernidad) los nuevos instrumentos de vigilancia, la utilización de la tecnología; y más precisamente, de las redes sociales; las cuales se pueden ver como una manifestación más de vigilancia. A través de las formalidades que tienen como condición dichas redes, con sus contratos de ingreso y la aceptación de las condiciones para la admisión en ellas, se pone en
evidencia su funcionamiento como sistema de información acerca de los ciudadanos, quienes naturalizando las condiciones de lo que sería cada red, se pone a disposición del Estado y de esta empresa u organización datos sobre su persona y sobre su vida. Es así como de alguna manera “cedemos” nuestro derecho a la privacidad, por pertenecer a una comunidad determinada.

Big data

Otro aspecto que se da en los panópticos digitales es el tema de la Big Data (los Macro datos). Cuando hablamos de esto, tiende a referirse al análisis del comportamiento del usuario, extrayendo el valor de los datos almacenados y generados por el usurario para así formular predicciones o patrones de conducta. Tienen el potencial de ser extraídos para obtener información. Lo que nos interesa analizar de este tema es lo que las organizaciones hacen con
estos datos.

El 90% de los datos en el mundo de hoy se han creado en los últimos dos años. La cantidad de datos recopilados desde los albores de la humanidad hasta 2003 era el equivalente al volumen que ahora producimos cada 2 días (director ejecutivo de Google, Eric Schmidt).

La naturaleza de estos datos tiene origen en la información queotorgan los usuarios en miles de plataformas tecnológicas, ya sea redes sociales, aparatos móviles, vehículos y demás. Es decir los usuarios otorgan información personal por estos medios que luego es tomada por grandes organizaciones y utilizada para su perfeccionamiento. La utilidad se encuentra en que muchas empresas a través de estos datos responden muchas preguntas.

La problemática a esto se encuentra en que no existe reserva de la intimidad en el panóptico digital, al cargar información personal a estas plataformas, luego esta es utilizada por otros para su propio beneficio. Es común que al registrarnos en páginas, o ingresar en redes sociales debemos aprobar un consentimiento de términos y condiciones el cual todos lo hacemos debido a que si no lo aceptamos, no hay forma de acceder a estas plataformas, y de esa forma estamos aprobando la toma de nuestros propios datos para generar bases de datos con diversos fines.

El usuario de estas plataformas no es consciente de los riesgos a los que se expone compartiendo información personal en plataformas como estas, de que cargando una tarjeta de crédito, dando un simple “me gusta” está generando los patrones de los cuales después las empresas se agarran para poder venderte o hacerte creer que necesitas cierto producto, por ejemplo. Como así también, la inclinación política que tengas y eso se ve reflejado en los momentos de elecciones, donde te muestran las ideas políticas de forma constante.

Estamos vigilados tanto por estas aplicaciones que nos muestran lo que queremos ver debido a los algoritmos que tienen cargados y los patrones, y a su vez por los dueños de ellas que terminan siendo los dueños de todo.

Esta arquitectura de la mirada social en donde todos pueden mirar a todos es donde más se refleja la idea del panóptico, donde cualquiera tiene acceso a la intimidad de la vida de cada uno. Las redes sociales se han convertido en un territorio de exposición de datos y extracción de los mismos. La Humanidad, entonces, nace con el control de los cuerpos a través de la mirada de un panóptico.

En netflix existe un documental llamado “el gran hackeo” en el cual se cuenta el caso de una empresa de campañas electorales llamada Cambridge Analityca, la cual hace uso de información obtenida de los datos personales de la población vendidos por Facebook.

De esta forma opero e influyo políticamente en las elecciones norteamericanas en las que fue electo Trump y en el caso de Brasil, Bolsonaro.

A partir de varias quejas de usuarios, podemos dar el ejemplo que en WhatsApp, los usuarios tienen la opción de “cifrado de extremo a extremo” para que sus chats y mensajes se encuentren con mayor encriptación y donde sólo los usuarios que se están comunicando pueden leer los mensajes enviados y recibidos.

En la actualidad las acciones de facebook y twitter en la bolsa de valores de Wall Street llegaron a cotizar más que la de las petroleras. Esto demuestra la importancia de la información que manejan estas plataformas y la utilidad que se les puede llegar a dar.

Perdida de intimidad como garantía para la seguridad

La idea de panóptico digital constante la encontramos en nuestras vidas con las cámaras de seguridad y vigilancia que existe en la calle, tales como foto multas, cámaras de seguridad en la vía pública y transportes, etc. Las mismas fueron implementadas mediante el ejercicio del estado de la seguridad ciudadana, el cual está constantemente “vigilando”, “asechando” nuestras vidas, lo que refleja técnicas implementadas de control bajo la concepción
del panopticismo.-

Al hablar de seguridad ciudadana nos referimos a la acción integrada que desarrolla el Estado, con la colaboración de la ciudadanía y de otras organizaciones de interés público, destinada a asegurar su convivencia y desarrollo pacífico, la erradicación de la violencia, la utilización pacífica y ordenada de vías y de espacios públicos y, en general, evitar la comisión de delitos y faltas contra las personas y sus bienes. Debe entenderse como el conjunto de acciones
democráticas en pos de las seguridades de los habitantes y de sus bienes ajustadas al derecho de cada país. Se trata de una seguridad que está en sintonía con las denominadas “protecciones civiles”, se vincula al sentimiento de confianza de la población de no verse expuesta a hechos de violencia física, tengan origen éstos en actos individuales o sociales, buscando preservar y conservar los valores más estimables como la vida, la libertad personal, la integridad corporal y la libertad sexual.

Hablamos de un sistema basado en el famoso programa de televisión Gran Hermano, donde todo es visto y los ciudadanos todo el tiempo están siendo controlados, no solo te vigilan los del programa para ver si seguir las reglas del juego; sino que también te vigilan los de afuera para ver que estás haciendo. Se argumenta la vigilancia constante con un motivo de seguridad, lo cual genera contrariamente que, muchas veces nuestras libertades individuales se vean violadas por el simple hecho de generar o velar por una seguridad controlada.

Conclusión:

El panóptico digital presentado en esta monografía como mencionamos se trata de un modelo moderno del panóptico presentado por Bentham (con algunas diferencias y similitudes).Pero a su vez, este panóptico moderno presenta características de las instituciones totales planteadas por Goffman, como la perdida de la intimidad pero esta de forma voluntaria, como analizamos anteriormente.

Dentro de las similitudes que encontramos con el panóptico de Bentham se encuentra el hecho de que los usuarios están siendo vigilados y observados de forma constante, no se respeta el derecho a la intimidad ya que los datos e infamaciones personales son utilizados por empresas para sus propios fines. Esto también lo vimos plasmado en la institución total planteada por Goffman, donde además “el interno casi nunca está completamente solo; siempre hay
alguien que puede verlo y oírlo”.

Por otro lado encontramos diferencias, la principal es que en este panóptico digital la entrega de información o datos personales no se realiza por coacción, sino que se da de forma voluntaria por una necesidad interna que tienen los individuos de hacer pública su vida y para que el destinatario no específico pueda apreciarla y ese ida y vuelta de
respuestas o interacciones con los “me gusta” por ejemplo, es donde también se refleja el principio de felicidad que planteaba Bentham.

A su vez, Bentham, también plantea que “El elemento nuevo del panóptico es la celosía que oculta el inspector a los ojos de los presos. No es una persona, sino una presencia.

Presencia abstracta que se multiplica y se subdivide en otras muchas, porque no está sólo en los ojos sino que está, sobre todo, en la piel de uno mismo17”; ¿Acaso leyendo esta frase no pensamos en las redes sociales, la presencia y control que tienen sobre nuestras vidas?, que él no utilizarlas te deja excluido de la vida cotidiana, de no estar enterado de ciertas situaciones o de no compartir con las personas. Esa presencia abstracta de la que se habla del saber que tengo que “subir” o compartir algo en las redes sociales para que la gente vea lo maravillosa que es mi vida
o que estoy vivo también. La presencia de las redes sociales también se planta con firmeza en las relaciones amorosas y automáticamente, si no compartís por un tiempo posteos, fotos, con esa persona se da por sentado que terminaron, ahí es donde más queda demostrado el control que tiene el estar presente en redes sociales en la era digital.

Otra diferencia es que no se impone el silencio, al contrario estas plataformas te incitan a compartir, comunicar, hacer públicos tus gustos e ideologías, como así también a unirte con personas en las que prima una distancia.
Podemos decir que las tecnologías digitales son un reclamo de entretenimiento, interacción y diversión constante, y a su vez es una práctica de vigilancia masiva e invasiva la cual hace uso de los datos personales y no respeta la intimidad de los usuarios.

Y por último, pudimos identificar que se da una dicotomía en este panóptico digital, ya que por un lado los usuarios creen que están sumergidos en una libertad absoluta en la cual hacen y deshacen a su antojo, comparten la información que ellos desean, con quien desean y cuando lo desean. Pero la realidad es que esto no es así, al abrir la puerta de la información personal en estas plataformas, esta información pasa a ser propiedad de grandes empresas las cuales la utilizan con diversos fines pero siempre en su beneficio, como por ejemplo las venden.

Bibliografía

Libros:

  1. Goffman: “Internados”
  2. Bentham “El panóptico”
  3. BeatrtizScapusioMinvieile “Seguridad ciudadana y respuesta penal”
  4. Zaffaroni, Raúl Eugenio “La palabra de los muertos”

Noticias Online:

  1. www.nationalgeographic.es
  2. www. sociologiayredessociales.com
  3. www.laizquierdadiario.com
  4. www.powerdata.es
  5. www.surysur.net
  6. www.brandwatch.com

———————

La autora de la nota es estudiante Avanzada de Abogacía – Auxiliar contable y jurídico. Su Linkedin

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.