Fintech, bancos y criptomonedas: celos, codicia y colaboración

¿Están los bancos preparándose para recibir monedas virtuales? ¿Qué rol juegan las fintech en que esto sea posible en el futuro?

1

Antes de seguir leyendo, podés abrir una cuenta en Binance en este link, en forma gratuita


¿Cuánto faltará para que alguien llegue a una sucursal bancaria con una bolsa llena de criptomonedas, la apoye sobre el mostrador y diga al cajero: “Vengo a depositar mis Bitcoins”?

Más allá de la imposibilidad de que la escena anterior se haga realidad –por si hay alguien muy distraído, las monedas virtuales no pueden ponerse en una bolsa-, la relación entre los bancos y las crypto se encuentra aún en pañales.

“Las criptomonedas constituyen un concepto tecnológico muy nuevo por lo que los bancos tradicionales tal vez no tengan aún ni la gente, ni los conocimientos ni la tecnología para adoptarlas”, explica Luis Paolini, director de la Licenciatura en Administración y Sistemas del ITBA.

Estas entidades financieras, agrega el experto, están limitadas por los alcances regulatorios y no pueden utilizar las criptomonedas más allá de los marcos vigentes.

 

Oportunidades no faltan, la interacción entre el mundo real y virtual

La aproximación entre el mundo crytpo y los bancos tradicionales, no obstante, constituye una fuente de posibles oportunidades que se están desarrollando a nivel global.

Rippel (o XRP), por ejemplo, que “propone una alternativa basada en blockchain para transferencias internacionales”, señala Paolini.

El especialista cuenta que la propuesta replica lo que hace Swift –que tiene una suerte de monopolio para esta actividad- desde hace años: garantizar transacciones entre bancos de diferentes países.

“La tecnología de Swift funciona a la perfección, pero es un gigante de cemento, mientras que Ripple es sinónimo de tecnología nueva y dinámica”, expresa Paolini. “Por eso, puede cobrar comisiones mucho más accesibles”, agrega.

Otra oportunidad para que los bancos tradicionales comiencen a familiarizarse con blockchain la da la Cámara de Compensaciones del BCRA. Si el banco A le debe dinero al banco B y éste a su vez le debe al banco C, la Cámara compensa entre A y C para evitar intermediaciones.

“Al automatizar esta función con blockchain se evita la existencia de la entidad intermedia, con sus costos y sus errores”, indica Paolini.

En diciembre del año pasado, los bancos españoles Santander, Bankia, BBVA y CaixaBank anunciaron la primera prueba de concepto sectorial para desplegar una plataforma interbancaria para habilitar la ejecución de pagos mediante una red blockchain privada.

 

Primeros acercamientos entre bancos y criptomonedas

Es cierto que los bancos apalancados en la tecnología, como Bankia de España (que se autoproclama como un “neobanco”) tienen la compraventa de criptomonedas como una de las opciones que pueden realizarse directamente desde sus cuentas. O al menos las tienen naturalizadas.

Aquí aparece uno de los grandes desafíos en esta transferencia del mundo virtual al real: las regulaciones adecuadas que permitan garantizar que los fondos sean lícitos y declarados.

Pero los viejos gigantes parecen estar despertando. Hace apenas unos meses, el JP Morgan, el banco más antiguo del mundo, fue el primero en Estados Unidos en crear una criptomoneda propia.

Se trata del JPM Coin y se utiliza para pagos instantáneos. El mismo banco en un comunicado advierte que “no se trata de dinero per sé, sino de una moneda digital que representa dólares estadounidenses”. El lanzamiento tuvo lugar el 14 de febrero de este año, cuando algunos brindaban por el amor.

No fue la única señal que el banco dio en sentido al mundo crypto: en mayor aceptó abrir cuentas a dos exchanges norteamericanos. No es un dato menor: tiempo atrás, en 2017, su CEO Jamie Dimon había dicho que el Bitcoin era un fraude (en 2018 se arrepintió públicamente).

Mientras tanto, en diciembre del año pasado el Banco Central Europeo dejó entrever que estudiaba implementar una alternativa al Bitcoin: la Central Bank Digital Currency, con las ventajas de Blockchain y sosteniendo el control y la transparencia de las monedas clásicas.

Las primeras pruebas las haría el Banco de Francia con intenciones de extender luego la iniciativa por todo el continente europeo.

 

Las fintech como puente entre las cripotomonedas y el mundo financiero

“El mundo fintech puede tender puentes entre la economía tradicional y la nueva economía global, donde las criptomonedas juegan un rol fundamental”, dice el experto en el tema Borja Martel Seward – Chief Commercial Officer & Head de Culture Creation.

Las fintech conjugan finanzas con tecnología. No son bancos, son empresas que permiten ahorrar, hacer pagos y demás. Como no intermedian entre la oferta y la demanda financiera, no están alcanzados por el BCRA. En la medida en que tomen ahorros del público y los presten, ya necesitarán autorización y otros tipos de permisos, una regulación mucho más estricta que cumplen los bancos.

Los propios exchanges de criptomonedas (que pueden definirse como fintechs: desarrollan tareas financieras apalancándose en nuevas tecnologías) ya empezaron a tender puentes.

Binance, por ejemplo, emitió la Binance Card, que permite a los usuarios que tienen criptomonedas depositadas en la plataforma usarlas para pagar en cualquier tienda física por la compra de productos o servicios de la economía tradicional.

“Las criptomonedas son uno de los bienes más líquidos en el mundo: si uno tiene Bitcoin, Ethereum, o cualquier Stablecoin, prácticamente en cualquier país puede cambiarlas por efectivo”, agrega. “Es posible crear productos financieros regionales o incluso globales apalancados por dinero virtual”.

A diferencia de lo que ocurre con los bancos tradicionales, “las fintech, por naturaleza, tienen otra flexibilidad y escapan a las regulaciones estrictas de los Bancos Centrales”, apunta Paolini.

Esto no es solo válido para las crypto, sino para prácticamente todos los avances tecnológicos. Claro que los bancos centrales, a su vez, están en la carrera por regular. De hecho, a los bancos se les aplica la normativa cambiaria argentina que les impide comprar Bitcoins libremente, hemos charlado de eso en otras notas.

“Un bancario me decía el otro día que tenía enormes limitaciones para migrar soluciones a la nube, pero que la fintech del mismo grupo empresario no habían tenido problemas para estar en Amazon Web Services desde el día 1”, explica Paolini.

El futuro, se sabe es virtual. “Las empresas cripto son las fintech más de vanguardia: traen soluciones out of the box al mercado, con un sinfín de oportunidades, obviando ecosistemas locales y abriéndole puertas de productos y servicios globales a sus clientes”, completa Martel Seward.

“Cualquier fintech con una visión a futuro y global, no únicamente local, va a estar interesada en integrar criptomonedas y todo lo que eso implica a su propuesta de valor”, concluye.
t

Este artículo fue realizado gracias a la ayuda de Binance.

Para obtener tu cupón de regalo podés completar este formulario

Para abrir una cuenta en Binance podés hacer click en este link y leer los detalles y condiciones en este link

 

Binance

 

 

 

foto

 

1 comentario
  1. […] El texto se puede leer acá. […]

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.