La función notarial en épocas del aislamiento y cuarentena nacional

Un escribano escribe sobre algunos actos que precisan ser continuados, y la manera para seguir adelante en este contexto de emergencia por la pandemia

0

Por Javier H. Moreyra. El autor es escribano.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) número 297 del Presidente restringió la libertad de circular (andar por ahí y por donde quiera) de todos nosotros para protegernos del COVID-19. Estableció el Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO).

A partir de las cero horas de ese viernes 20 de Marzo, la Argentina se transformó en un país distinto.  Solo pocas actividades quedaron fuera de ese decreto: las llamadas “actividades esenciales”

¿Que son estas actividades exceptuadas de la cuarentena?

Son tareas y labores que no pueden detenerse, porque si lo hicieran todo el país estaría realmente en muy grandes problemas, peor aún de los que tenemos. Es por ese motivo que estos días se puede ir a un supermercado, a una farmacia o pedir un delivery, y si estas dentro de los exceptuados para salir, tomar un bondi o cargar nafta en tu auto.

A las actividades esenciales de ese DNU se les fueron agregando otras días más tarde, como paso el último fin de semana, con la apertura de talleres mecánicos y gomerías.

Una situación también especialmente considerada fue lo que llamamos “fuerza mayor” ¿Qué es esto? Tener una urgencia impostergable y tener que actuar en consecuencia.

¿Cómo entramos los escribanos en esto?

Bueno, a veces, esas actividades esenciales necesitan de la actividad notarial. Suponete que una empresa que hace repartos de comida a domicilio tiene que hacer autorizaciones para que los choferes manejen, o un supermercado tiene que hacer una operación comercial para seguir comprando mercaderías.

Y a su vez, también están las situaciones urgentes. Una persona que tiene que hacer un testamento (mas en esta época) o un poder para cobrar una jubilación y no ir al banco.

Si bien estábamos seguros de que podíamos realizar estas tareas, no había una norma legal al respecto, aunque era implícito que si se podían hacer.

La Decisión Administrativa número 467 del 7 de Abril del Jefe de Gabinete de Ministros (Santi Cafiero) reconoció lo que todos sabíamos: que los escribanos podíamos trabajar. Pero no ampliamente, sino que solamente para:

Realizar todos los actos notariales para que las “actividades esenciales” puedan seguir como hasta ahora, funcionando bien.

Hacer gratis los poderes para que los que cobran beneficios de ANSES y están en grupos de riesgo, no tengan que ir al banco a hacer la fila (te acordarás lo del viernes con los abuelos en las calles…)

Es cierto que no dice nada sobre las situaciones urgentes. Pero te reitero, no lo tiene que decir. Eso está contemplado en la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos. Si necesitas un testamento, una donación u otro acto urgente, vas a encontrar un escribano que te va a escuchar y si encuadra dentro de lo que está permitido realizar, lo vas a poder hacer, respetando así tus derechos constitucionales.

Pero lo vas a encontrar por teléfono, mail o whatsapp, porque las escribanías tienen que estar cerradas y solo atendemos con turnos previos.

Así que si tenes un problema notarial, contacta a tu escribano amigo o comunícate al Colegio de Escribanos más cerca de donde vivís.  ¡Un saludo y a quedarse en casa!

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.