Los trabajadores de reparto. Una opinión

El autor escribe sobre el delivery en tiempos de Coronavirus.

0

Por Nicolás Muszkat

Cuando en plena campaña electoral, el ahora Presidente de la Nación, no dudaba en utilizar el término economía de aplicación de manera peyorativa para referirse a los miles de trabajadores que, precarizados -es verdad-, pedalean sus bicis y manejan sus autos, guiados por una app, seguramente en su cabeza y en la de nadie en aquel entonces, cabía la idea de una pandemia como la que estamos viviendo.

Hoy, si no fuese por esos trabajadores de la economía de aplicación, nuestra vida hubiera estado más complicada aún. A punto tal que entre las excepciones al lockdown los talleres de reparación de vehículos, entre los cuales se incluyó a nuestras queridas bicicleterias.

Como en una reivindicación histórica a su función e incluyéndolas definitivamente en el mapa del sistema de transporte urbano, prestando un servicio de excepción, o esencial.

Así como los clichés que se vienen a la cabeza cuando aplaudimos a las 21hrs, también hay que recordar a estos guerreros de la cuarentena -como los más de 5000 cadetes en bici que hay en la Ciudad de Buenos Aires, que no le aflojaron nunca y también son nuestra primera línea. Y también a los miles de mecánicos que mantienen las bicis rodando a pesar de todo.

Para todo ellos, ahí estaremos para darles el servicio que se merecen y más también.

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.