La insólita nueva estafa en una compra online

Una persona vendió un celular online pero no pudo hacerse del dinero porque el vendedor recurrió a una curiosa artimaña que la dejó atónita, y sin el celular

0

El ingenio de la gente bandida no para buscar nuevas modalidades de perjudicar a la gente trabajadora no para. Hay mucha gente necesitada de hacer unos pesos en un contexto de recesión y pandemia. En esta oportunidad, una chica que vendió su teléfono celular online.

Esta historia me la pasó un amigo vecino del edificio adonde se desarrolló la escena y que terminó con la policía y varios patrulleros rodeando la escena.

Todo comenzó cuando la chica, llamémosla Paula publicó en algunas de las plataformas de compra y venta online, en este caso facebook marketplace, su celular usado. Quería cambiarlo y necesitaba el dinero del anterior, un Samsung, para comprarse uno nuevo.

Un comprador, llamémosle Martín la contacta, le negocia un poco el precio, simular ser real y buena onda. Simula, porque ya veremos que su aspecto amable esconde la maldad y es, en verdad, un delincuente.

El intercambio de mensajes y el punto de encuentro para concretar la compra venta

Tras las idas y vueltas en los chats, Martín le escribe por Whatsapp a  Paula y acuerdan un punto de encuentro. Por seguridad, es mejor en un lugar público, algún lugar concurrido.

Deciden que el punto adonde Paula le entregaría el celular y Martín le entregaría el dinero sería una calle de un barrio, adonde pasa gente dado que ninguno se conoce.

Al principio va a ser en un bar pero luego para zonas de seguridad con un celular vale mucha plata, decidieron que sea en un lugar cerca de la casa de él, tal vez en el auto. Esto es por el barrio, adonde hay varios edificios y algunos locales comerciales.

Finalmente llega el día, Paula va con una amiga y Martín está en un auto. Parece algo normal, pero Martín les dice que vive a la vuelta, y si no les molestaría ir al hall de su edificio para pagarles.

El pago del celular y un insólito desenlace

Una vez en la puerta del edificio privado, Martín abre la puerta y Martín las hace pasar al hall. Allí se acovacharon Paula, su amiga y Martín, y allí Paula le entrega el celular a Martín esperando que este le entregue el fajo de billetes que ya le habia mostrado.

En ese momento, con un rápido movimiento Martín se escabulle, cierra la puerta del hall tras de sí y deja a Paula y a su amiga encerradas en el hall del edificio.

La chica sube a los departamentos del primer piso a golpear puertas y tocar timbres, y los vecinos no entienden nada. Al parecer Martín ni siquiera vivía allí, aún no se sabe esto.

En pocas palabras, Paula trata de contarles a los vecinos que se rehusaban a a abrirles la puerta de sus casas, lógico, no las conocen, que “las dejaron encerrada en el hall y que ella no vive aca”. Un vecino se asegura que la chica esta bien y le pide que espere, que ya llamó a la policía.

La policía llegó y labró las actuaciones del caso, pero Paula se quedó sin su celular, y sin el dinero lógico. Esperemos puedan dar con este delincuente. Mientas tanto, en el edificio, colgaron el cartel de abajo.

 

 

Consejos para prevenir estafas

Para evitar estos contratiempos, más allá de que se investigue penalmente el caso y se trate de dar con la identidad del estafador, ideal concertar la venta en puntos seguros. Puede ser plataformas online, o en locales de confianza.

Chequear si se puede la identidad del comprador, sospechar si el precio es muy bajo, o está apurado, o cualquier indicio que haga evidenciar una posible truchada.

Finalmente, tratar de ir acompañado, documentar siempre la entrega y recepción del dinero y la mercadería, hacer firmar los recibos y calificar a la contraparte en la plataforma que se use.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.