La obesidad, el sobrepeso y el coronavirus

La CDC indica que no solo la obesidad extrema es un factor de riesgo, y que el sobrepeso también podría serlo

0

Mientras que la obesidad no es tan prevalente en las distintas poblaciones, el sobre peso sí. Hace unos días la CDC indicó que el sobrepeso podría tener un rol en la severidad de los síntomas que una persona experimenta al infectarse del Coronavirus.

Ahora, ampliaron el nivel de riesgo y el organismo indica que incluso un exceso de peso moderado puede aumentar las probabilidades de una enfermedad grave, lo que afecta a un segmento mayor de la población. En concreto, los criterios de riesgo del organismo de salud son los siguientes:

-Tener obesidad, definida como el índice de masa corporal (BMI por sus siglas en inglés) de entre 30 kg/m2 y <40 kg/m2 u obesidad severa (BMI de 40 kg/m2 o mayor), de seguro incrementa el riesgo de severa enfermedad por el  COVID-19.

Tener sobrepeso, definido como un IMC> 25 kg / m2 pero menos de 30 kg / m2, podría aumentar el riesgo de enfermedad grave por COVID-19. (fuente).

Este criterio es distinto al argentino, que a los fines laborales considera factor de riesgo un índice de masa corporal mayor a 35 kg/m2.De todas maneras, a los fines de fijar standars laborales la legislación puede variar. El criterio de la CDC es de salud. A nivel laboral se pondera ese riesgo y se fija un umbral.

 

La obesidad como grupo de riesgo

 

Sobre el índice de masa corporal

El índice de masa corporal (BMI) es una medición del peso de una persona en cuanto a su altura. Es más de un indicador que una medición directa de la grasa de cuerpo entero de una persona.

La OMS define a un adulto que tenga un BMI entre 25 y 29,9 como exceso de peso. Un adulto que tenga un BMI de 30 o más alto se considera obeso. Entre 18,5 a 24,9 es el peso sano, es un rango (fuente).

 

 

 

Por qué el sobrepeso es un factor de riesgo

El sobrepeso es un factor de riesgo no solo por las dificultades respiratorias sino porque parece haber una relación entre el exceso de tejido graso y el sistema inmune, explica en The New York Times.

Los médicos observaron que el exceso de peso parecía representar un riesgo adicional para los pacientes, pero dado que la obesidad suele ir acompañada de otros problemas médicos, tardaron un tiempo en saber si el exceso de grasa es en sí mismo el responsable. Estudios científicos indican que sí puede serlo.

“El tejido adiposo, la grasa acumulada por el cuerpo, es en sí mismo biológicamente activo y causa cambios y anomalías metabólicas. La grasa promueve un estado de inflamación crónica de bajo grado en el cuerpo, incluso sin una infección”, dice el citado diario.

“Además, la obesidad abdominal, que es más común en los hombres, puede causar compresión del diafragma, los pulmones y la cavidad torácica, lo que restringe la respiración y dificulta la eliminación de la neumonía y otras infecciones respiratorias”, agregan.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.