Alternativas legales a la carta documento

¿Se acerca el final de la carta documento? El autor analiza el nuevo sistema de notificaciones desarrollado para simplificar y abaratar costos, Notificas. Le pedimos a uno de los fundadores de este servicio de notificaciones que explique de modo simple cómo mediante el uso de blockchain se puede implementar y los temas legales de esta tecnología

Por Adrián Bengolea

¿Cuántas veces, como abogados o particulares, enviamos una carta documento y nos llega rechazada con la leyenda: cerrado, mudado, desconocido, etc., sin saber si hubo real y efectiva voluntad del oficial notificador en practicarla.

Enfrentaba los primeros tiempos de la pandemia recibiendo siempre la misma respuesta a mis cartas documentos: “empresa cerrada”, y no podía creer que en pleno siglo XXI el papel fuera la única forma de enviar una notificación o intimación.

Cómo ahorrar en una carta documento

Ese fue el disparador para volcarme de lleno en el desafío de crear Notificas, una herramienta que, apoyada en la tecnología blockchain, certifica digitalmente el contenido, la emisión, la recepción, pero sobre todo las acciones que toma en el acto la persona a la que se quiere notificar.

Ese fue el disparador para volcarme de lleno en el desafío de crear Notificas, una herramienta que, apoyada en la tecnología blockchain, certifica digitalmente el contenido, la emisión, la recepción pero, sobre todo, las acciones que toma en el acto el destinatario con respecto al mensaje enviado (apertura del correo, lectura del mensaje y/o del documento adjunto enviado)

Hoy las posibilidades de uso de Notificas son inmensas, y van desde intimaciones laborales, pasando por intercambios o intimaciones en materia de familia hasta el diligenciamiento de oficios electrónicos. Notificas, resuelve muchas vicisitudes que, por ejemplo, se canalizan por Whatsapp, medio que presenta una gran dificultad probatoria.

¿Otro ejemplo? El envío de oficios electrónicos sin constancia de recepción y/o lectura del destinatario. Algo que nos complica de sobremanera la posibilidad de solicitar al juez la imposición de multas en caso de incontestación.
Sin embargo, sabía que el camino no iba a ser fácil.

Primero había que superar dos preguntas obligadas: ¿Cuál es el valor probatorio de este tipo de comunicaciones? Y ¿La justicia reconocerá las notificaciones hechas por esta vía?

Como todos sabemos este tipo de comunicaciones digitales no cuentan con el aval estatal. Para ello habrá que valerse del art. 75 bis del Código Civil y Comercial de la Nación Argentina, esto es, la constitución voluntaria de domicilio electrónico en nuestros contratos.

De esta forma, ninguna de las partes de un contrato o convenio podrían negar que esos correos les pertenecen.
Esto zanja el problema del vínculo entre una persona o empresa con una determinada dirección de email.

Es muy importante que las personas, además de constituir domicilio electrónico en un contrato, se comprometan a utilizar Notificas para comunicarse aportando fuerza legal/probatoria a la herramienta.

En este sentido, Andres Piesciorovsky, Legal Tech Professor Academy en Thomson Reuters Argentina explica que “el valor probatorio está garantizado con la tecnología detrás de la aplicación y la facilidad con la que el abogado puede ofrecer los puntos de pericia sugeridos por el propio sistema.

Resulta difícil imaginar que un perito informático pueda poner en tela de juicio la veracidad del certificado digital emitido por una plataforma como Notificas apoyada en tecnología Blockchain. En la práctica, se va a terminar imponiendo como el nuevo sistema para notificar digitalmente”.

Acuse de recibo y lectura

Lo siguiente a resolver fue el acuse de recibo y/o lectura del documento enviado.
Esto se logró de forma muy simple, con programación informática. El sistema de Notificas incorpora al mensaje una imagen.

Si la carta o comunicación es abierta queda registrado que el correo enviado se abrió. Por otro lado, también se envía un enlace al documento, que sirve como una especie de llave electrónica única para poder ver el contenido de la comunicación.

Al ingresar queda registro de que se utilizó esta para acceder el documento. Toda esa información y movimientos con fecha y hora quedan certificados electrónicamente en el sistema de Notificas.

La tercera dificultad era garantizar la inmutabilidad de todos esos datos y movimientos. Y ahí entra la magia de la tecnología blockchain (con base en Hyperledger Fabric, para los más entendidos) que incrusta y vuelve inmodificables e inalterables cada uno de los datos que llegan al servidor dedicado de Notificas.

Superadas todas las etapas, el sistema debía ofrecerle a cada abogado la seguridad suficiente como para confiar en la herramienta.

Y ello se logró gracias a un certificado digital en formato PDF que deja constancia en la blockchain de Notificas de todo lo acontecido desde que la comunicación es creada y enviada hasta que es recibida y respondida. Además, en ese documento se facilitan o sugieren puntos para una eventual pericia informática en caso de necesitarse.

En definitiva, la aceptación de uso de esta nueva herramienta digital está en gran parte en manos de todos los que estamos en la trinchera sufriendo las dificultades prácticas de todos los días y deseando un mejor y más fácil ejercicio profesional.

Ya no podemos dejarlo en manos del tiempo y el destino, está en nosotros como profesionales en ejercicio dar el paso hacia una nueva forma de comunicarnos.

 

 

notificación por mail 2.jpeg comprobante

 

 


*Adrián Bengolea es abogado especialista en defensa del consumidor y, ahora también emprendedor LegalTech y creador de Notificas, una plataforma en la que confluyen lo virtual y el contexto jurídico, con el mundo del envío de comunicaciones a distancia y no presencial.

 

 

 

 

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.