Reino Unido prohíbe publicidad de comida rápida

Es para evitar la obesidad infantil, implica una fuerte limitación y ya hay críticas. Leyes del Mundo Today

«Estúpido, idiota e inútil desperdicio de esfuerzo»: los especialistas en marketing reaccionan así ante la prohibición de los anuncios de comida chatarra, reportó John McCarthy para el medio The Drum.

El gobierno del Reino Unido ha prohibido la publicidad de alimentos con alto contenido de grasa, azúcar y sal (HFSS por su sigla High in Fat, Sugar and Salt) en Internet y en la televisión antes de las 9 p.m. en un intento de abordar la crisis de obesidad en los niños agravada por la inactividad forzada al encierro.

Las marcas afectadas, calificadas como de comida chatarra por muchos, se están manifestando en contra del anuncio.

Para hacer cumplir la prohibición, la Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA) hereda la tarea de garantizar que las marcas se adhieran a las reglas. ¿Recibirá el respaldo para vigilar este reglamento?

Según los informes, algunos alimentos que se salvan de esa prohibición son el aceite de oliva, la mermelada, la miel, las paltas o aguacates y otros.

Se permitirán las campañas publicitarias de marcas de comida rápida siempre que no muestren productos infractores. Como informan muchos títulos, Coke Zero, McNuggets y más pueden anunciarse. Esta nueva normativa obliga a las marcas a reconsiderar la publicidad y defender alternativas más saludables.

Para las emisoras británicas, esto supone pérdidas de unos £ 200 millones en ingresos publicitarios, un agujero que deberán compensar

Jon Mew, director ejecutivo del organismo de publicidad digital IAB UK, está “asombrado de que, frente a tanta evidencia que muestra que no tendrá un impacto prácticamente nulo en las tasas de obesidad infantil, el gobierno continúa llevando a cabo acciones huecas y que acaparan los titulares.

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.