Micro-relato

0

Vuelvo en un rato, me voy a comer. No tardo, no hay mucho para comer”, escribió Ana_M24 (Barcelona) a Pablo_Tx11 (Buenos Aires).

Se conocieron por chat, conversaban unas horas diarias desde hacía dos años, cuando Ana había cortado con su novio y corporizó en él las esperanzas de que alguien la escuchara. No contestaba mucho, pero sabía escuchar, algo valorado por lo (a veces) escaso. A menudo alguna frase ingeniosa, otras preguntaba.

Mientras almorzaba, Ana hojeó el diario: “Premio a estudiantes argentinos por desarrollar inteligencia artificial. Hace años programaron a la computadora Pablo_Tx11″.

la tv distorisiona

(c) 2013. Sergio – Derecho en zapatillas

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.