La historia del enfermero que fue discriminado en el tren por su ropa deportiva

Una historia se viralizó cuando en el tren recibió un comentario que afectó su dignidad. El posteo y la ley sobre la ropa.

0

Un un joven que trabaja como enfermero viajaba en el tren para ir a trabajar. Como marca la ley, el hombre no estaba cambiado con su ropa de trabajo, el delantal o uniforme de enfermero, sino que vestía ropa deportiva y zapatillas, claro.

Cuando estaba en el vagón escuchó un comentario despectivo de una mujer sobre su aspecto, y la ropa que llevaba. Así que posteó en su Facebook una enseñanza sobre las apariencias que engañan y sobre el no juzgar a las personas por su aspecto físico.

Lautaro, así se llama el enferermo de Avellaneda, se sintió discriminado en el tren cuando una madre no quiso que su hija se sentara a su lado. Si bien la nena vio el asiento vacío, la señora la agarró de la mano y se la llevó: “Vení para acá, ¿cómo te vas a sentar al lado de ese “villero”?”.

El enfermero llegó a su trabajo y decidió publicar la foto con este comentaro: “La gente va por la vida juzgando las apariencias. Aquí está el “villero” con el que no me siento en el tren. Señora, ojalá nunca necesite de mí, porque para su fortuna yo la voy a ayudar traiga la ropa que traiga”.

Lautaro vive en el barrio Campo Ramos. Hijo de un ama de casa y un metalúrgico, fue el primero en estudiar una carrera en su hogar. Se recibió de Enfermero profesional en la Cruz Roja Filial Almirante Brown e hizo un posgrado de Hemodinamia en la Universidad Favaloro, contó a Diario de Brown.

“Mi viejo me bancó siempre la carrera. Trabajaba haciendo changas, ayudando a mis tíos en construcción y me ganaba unos pesos. El mayor sacrificio fue haberme perdido mucho tiempo de amigos, salidas. La realidad es que el estudio lleva tiempo y yo no tenía plata”, explicó a ese medio.

De hecho, por razones de segurdad e higene, es lo legal no llevar el uniforme de médico, enfermero, etc. en el transporte público sino cambiarse en un ambiente limpio, para lo cual la institución de salud debe proveer un vestuario e instalaciones.

Más allá del posteo, podía haber reportado al INADI pero hay que ver si vale la pena en este caso o no, cuando lo que se precisa es educación para superar los prejucios.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.