La hostigó y persiguió con violencia de género. Ahora irá a la cárcel por 60 días

El hombre ya tenía una prohibición de acercamiento que incumplió, le decretaron la prisión preventiva. Qué dice la ley contra el acoso callejero.

0

Ella denunció a su ex pareja, un hombre de la ciudad de Catriel, provincia de Río Negro, por hostigarla de forma constante en un contexto de violencia de género. Ahora deberá cumplir 60 días de prisión preventiva.

El juez de Infringió las órdenes de las juezas de Paz y de Familia que decretaron una restricción de acercamiento y hasta estuvo arrestado en varias oportunidades. Un día, el hombre incluso ingresó a un organismo oficial mientras la víctima solicitaba ayuda y resguardo.

Por estos hechos, el juez de garantías Marcelo Gómez dictó 60 días de prisión preventiva y envió al hombre a un establecimiento penal. La fiscalía, en ese mismo plazo, llevará al acusado a juicio.

A principios de este año la jueza de Paz de Catriel, dictó una prohibición de acercamiento como medida de protección de la víctima. Luego intervino la jueza de Familia de Cipolletti, quién primero ratificó la disposición y después ordenó días de arresto por nuevos hechos de hostigamiento.

La víctima gestionó incluso un botón antipánico pero, por problemas de conexión, su uso no garantizaba la seguridad de la mujer.  El juez Marcelo Gómez dictó la preventiva por entorpecimiento de la investigación y basó su resolución en la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres. Consideró que existen medidas de protección en otros fueros pero que no han sido efectivas porque el hombre no las cumple.

En los últimos hechos que consignó la fiscalía en la formulación de cargos, el hombre le cruzó un auto en plena vía pública e impidió la circulación de la mujer que se movía en bicicleta. En ese contexto la amenazó y luego ingresó a una oficina pública para buscar a la víctima, mientras ella solicitaba ayuda y resguardo.

Más allá de que el acoso o el hostigamiento pueden ser una contravención a nivel local, también ahora hay una norma nacional para penar estos hechos. Podés leer la ley completa abajo.

 

Prisión preventiva por amenazas reiteradas en un caso de violencia de género

Un hombre le envió reiterados Whatsapp con frases de tenor amenazante: “Dale keres ver k tan kilombero hijo de puta puedo ser okey ya vas a ver k clase de kilombos puedo llegar  hacer en la XX y ahí queres k sea así listo así sera pero te pescó en una con alguien y te mato, Ya vas a ver mañana cuan hijo de puta puedo ser”.

El imputado por las amenazas por Whatsapp tenía una orden perimetral y un dispositivo GPS pero siguió amenazando a la víctima. En estos casos, se recomienda conservar esos mensajes, hacer captura y llevar la prueba a la fiscalía al hacer la denuncia penal.

El hecho mencionado se repitió con frases similares, en varias oportunidades. Para el juez, la conducta descripta encuadra, prima facie, en la figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 2° párrafo, del Código Penal por lo que decretó su prisión preventiva.

Podés leer la sentencia completa abajo, y dejar tu comentario. Para asesoramiento en temas de violencia de género, llamar al 144. Urgencias: 911.

 

 

 

Ley anti acoso callejero

 

Foto Patrik Nygren via Flickr. Used under license CC BY-SA 2.0

Ley 27.501
Ley N° 26.485. Modificación. Incorporación como modalidad de violencia a la
mujer al acoso callejero.
El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.
sancionan con fuerza de Ley:
MODIFICACIÓN A LA LEY DE PROTECCIÓN INTEGRAL PARA PREVENIR
SANCIONAR Y ERRADICAR LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.
INCORPORACIÓN COMO MODALIDAD DE VIOLENCIA A LA MUJER AL ACOSO
CALLEJERO
Artículo 1° – Incorpórase al artículo 6° de la ley 26.485, de protección integral para
prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, como inciso g) el
siguiente:
g) Violencia contra las mujeres en el espacio público: aquella ejercida contra las mujeres
por una o más personas, en lugares públicos o de acceso público, como medios de
transporte o centros comerciales, a través de conductas o expresiones verbales o no
verbales, con connotación sexual, que afecten o dañen su dignidad, integridad, libertad,
libre circulación o permanencia y/o generen un ambiente hostil u ofensivo.
Artículo 2° – Modifícase el inciso o) del artículo 9° de la ley 26.485, de protección integral
para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, el que quedará
redactado de la siguiente manera:
o) Implementar una línea telefónica gratuita y accesible en forma articulada con las
provincias a través de organismos gubernamentales pertinentes, destinada a dar
contención, información y brindar asesoramiento sobre recursos existentes en materia
de prevención de la violencia contra las mujeres y asistencia a quienes la padecen,
incluida la modalidad de “violencia contra las mujeres en el espacio público” conocida
como “acoso callejero”.
La información recabada por las denuncias efectuadas a esta línea debe ser recopilada
y sistematizada por el Consejo Nacional de las Mujeres a fin de elaborar estadísticas
confiables para la prevención y erradicación de las diversas modalidades de violencia
contra las mujeres.
Artículo 3° – Modifícase el inciso a) del punto 3 del artículo 11 de la ley 26.485, de
protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres,
el que quedará redactado de la siguiente manera:
a) Articular en el marco del Consejo Federal de Educación la inclusión en los contenidos
mínimos curriculares de la perspectiva de género, el ejercicio de la tolerancia, el respeto
y la libertad en las relaciones interpersonales, la igualdad entre los sexos, la
democratización de las relaciones familiares y la vigencia de los derechos humanos y la
deslegitimación de modelos violentos de resolución de conflictos y de la “violencia contra
las mujeres en el espacio público” conocida como “acoso callejero”.
2
Artículo 4° – Incorpórase como inciso f) del punto 5.2 del artículo 11 de la ley 26.485,
de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las
mujeres, el siguiente:
f) Instar a las fuerzas policiales y de seguridad a actuar en protección de las mujeres
víctimas de violencia de género cuando la violencia ocurre en el espacio público o de
acceso público, incluida la modalidad de “violencia contra las mujeres en los espacios
públicos” conocida como “acoso callejero”.
Artículo 5° – Comuníquese al Poder Ejecutivo nacional.
DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS
AIRES, A LOS DIECISEIS DIAS DEL MES DE ABRIL DEL AÑO DOS MIL
DIECINUEVE.
REGISTRADA BAJO EL N° 27501
MARTA G. MICHETTI – EMILIO MONZO – Marta Alicia Luchetta – Juan P. Tunessi
e. 08/05/2019 N° 31257/19 v. 08/05/2019
Fecha de publicación 08/05/2019

 

 

Sentencia – amenazas y violencia de género, prisión preventiva

 

ACTA DE AUDIENCIA
“XX SOBRE 149 bis – AMENAZAS”
Causa Nº 31972/18
Fecha: 22/11/2018
Hora de inicio: 9.30 hs.
Tipo de audiencia: prisión preventiva (arts. 173 del Código Procesal Penal de la
Ciudad Autónoma de Buenos Aires; en adelante, CPPCABA).
Juez: Pablo C. Casas, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10.
Secretaria: María Antonela Mandolesi.
PARTES PRESENTES
Fiscal: Marcela Solano, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nro.
33.
Defensora Oficial: María Marta Sormini, titular de la Defensoría Oficial Nro. 5.
Imputado: XX
PRUEBA OFRECIDA
Testigos de la Fiscalía: 1) XX, denunciante, , DNI: XX, con domicilio en XX, testigo
de la Fiscalía; 2) XX, DNI: XX, XX Legajo nro. XX Matricula Nacional: XX – Perito
Psiquiatra Forense. Agrega que examinará la necesidad de este último testigo en función
de lo que proponga la defensa. Asimismo propone el expediente con la prueba
documental que contiene.
Testigos de la defensa: XX, DNI XX, con domicilio en XX, pareja actual del
imputado. En cuanto a la prueba documental, ofrece de la pag. 323 del libro de guardias
del Hospital XX en relación a una intervención que tuvo efectuada el señor XX; un mail
vinculado con las diligencias que realizaron durante el transcurso del proceso y un
informe del doctor XX que lo examinó hace un tiempo.
Se deja constancia que la audiencia será grabada en formato audio-video, motivo
por el cual el acta será sucinta ya que contarán con copia del CD con la grabación
que integrará el acta.
DESARROLLO DE LA AUDIENCIA
Juez: declara abierta la audiencia convocada por el pedido de prisión preventiva
efectuado por la señora Fiscal. Explica al imputado las razones en virtud de las cuales se
está realizando la presente audiencia. Se le hace saber que la señora Fiscal solicitó su
prisión preventiva. Le hace saber sus derechos y le remarca que es importante es que
comprenda lo que está sucediendo, y que cualquier consulta o duda que tenga la puede
hacer saber para que se le aclare, tanto a su defensor como al tribunal.
Con carácter previo, refiere que admite la prueba y que solicita a las partes que sean
concisas en sus exposiciones. Refiere que el orden de las declaraciones de los testigos
quedará a criterio de las partes.
Fiscal: solicita la prisión preventiva del señor XX en orden a las previsiones de art. 173
CPPCABA. En primer lugar, hace lectura íntegra de los hechos imputados al señor XX
en la última audiencia del art. 161 CPPCABA, cuyo contenido queda registrado en la
grabación que complementa este acta.
“1) El día XX, a las 00.52 horas, mientras la Sra. XX se encontraba en el
interior de su hogar sito en la calle XX, el Sr. XX, ex pareja de la nombrada, le envió un
mensaje de Whastapp desde su abonado Nro. XX al abonado Nro. XX, perteneciente a
la Sra. XX, en el cual le refirió las frases de tenor amenazante: “Dale keres ver k tan
kilombero hijo de puta puedo ser okey ya vas a ver k clase de kilombos puedo llegar
hacer en la XX y ahí queres k sea así listo así sera pero te pescó en una con alguien y te
mato, Ya vas a ver mañana cuan hijo de puta puedo ser”.
Ello tuvo lugar toda vez que durante la madrugada del día XX del
corriente año, el Sr. XX le envío diversos mensajes de whastapp a la Sra. XX
reclamándole por una fotografía de la nombrada.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 2° párrafo,
del Código Penal.
2) El día XX, a las 12.37 PM, mientras la Sra. XX se encontraba en
sede de la OVDCSJN, radicando la presente denuncia, el Sr. XX envío un mensaje de
Whastapp desde su abonado Nro. XX al abonado de la Sra. XX, mediante el cual el
envío una foto del interior del hogar de la nombrada, sito en XX, donde podía
observarse el comedor del inmueble y una vela encendida, y junto con la foto un
mensaje donde le refirió: “No pensas contestar nada?, no me vas a contestar? Enserio?
Esta vela puede llegar a prender todo tenés que tener cuidado”.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 2° párrafo,
del Código Penal.
3) El día XX, aproximadamente a las 12.48 horas de la mañana,
mientras la Sra. XX se encontraba trabajando en la XX denominada ” XX sita en XX, el
Sr. XX llamó desde su abonado Nro. XX al abonado de la Sra. XX , y le manifestó las
frases de tenor amenazante: “Voy a pasar por la XX, voy a pasar por XX todo se va a
pudrir todo, querían un loco de mierda, un hijo de mil puta?, bueno, van a tener ese,
sabes qué? Ochocientas mil denuncias me van a tener que clavar”.
Acto seguido, y atento a que la Sra. XX le preguntó si estaba seguro de lo
que estaba diciendo, el Sr. XX le refirió: “Hacelo, hacelo, te mato hija de puta, vos
sabes que yo te mato, y lo sabes bien, en todo el mundo me voy a cagar, en todo el
mundo me voy a cagar ahora, pero ahora van a tener un hijo de mil puta, es lo que
querían? Bueno ahora lo van a tener, Hoy es mi cumpleaños número XX y la estoy
pasando para el orto”.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas simples, prevista y reprimida por el artículo 149 bis, 1° Párrafo,
del Código Penal.
4) El día Viernes XX, aproximadamente a las 15.30 horas, el Sr. XX se
presentó en la XX denominada ” XX “, sita en XX, oportunidad en la cual ingresó al
mencionado local y le refirió a la Sra. XX la frase: “Te voy a dar un consejo, cerrá la
boca porque te va a ir mal”, para luego retirarse del lugar.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 2° párrafo,
del Código Penal.
5) El día XX, a las 14.10 horas, el Sr. XX envío un mensaje de Whastapp
desde su abonado Nro. XX al abonado de la Sra XX, en el cual le refirió la frase de
tenor amenazante: “Mañana no venís prendo fuego todo, Así keres terminar, Okey, Se
viene el hdp3.0, Antes de matarme te mato a vos, te lo juro”.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 20 párrafo,
del Código Penal.
6) El día XX, aproximadamente a las 10.00 horas de la mañana, el Sr.
XX se presentó en la XX denominada ” XX “, sita en XX, oportunidad en la cual ingresó
al mencionado local y le refirió a la Sra. XX la frase: “Mirá que te reventé el auto, y te
quemo la XX “, para luego retirarse del lugar.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas simples, prevista y reprimida por el artículo 149 bis, 1° Párrafo,
del Código Penal.
7) El día XX, a las 5.47 AM, el Sr. XX, le envió un mensaje de whastapp
desde su abonado Nro. XX al abonado Nro. XX, perteneciente a la Sra. XX, en el cual le
refirió las frases de tenor amenazante: “Quien sera el primero en salir, Se lastimara?”,
para luego pocos minutos más tarde enviarle las frases: “Y k onda?, No salen hoy?,
Hasta k encuentre a tu chongo nadie va a pasarla bien”, acompañado de una fotografía
de la puerta del inmueble de la calle XX, en el cual se encontraba residiendo la Sra. XX
junto a su familia.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas simples, prevista y reprimida por el artículo 149 bis, 1° Párrafo,
del Código Penal.
8) El día XX, aproximadamente a las 13.00 horas, mientras la Sra. XX se
encontraba junto a XX en el interior de la XX denominada ” XX “, sita en XX, el Sr. XX
ingresó al mencionado local y le refirió a la Sra. XX la frase: “Ahora vengo y te lo digo
en alta voz, te voy a reventar. No quiero ver a XX que trabaje acá”, acto seguido, se
levantó la remera y esgrimió un arma de fuego que tenía guardada en su cintura dentro
del pantalón del lazo izquierdo.
Luego de ello, el Sr. XX le manifestó a la Sra. XX la frase: “vos no te
muevas, no salgas afuera porque te vuelo la cabeza”.
Por último, antes de retirarse del lugar pocos minutos después, le refirió
a la Sra. XX la frase: “Ojo con tu nene en Fútbol”.
El hecho descripto con anterioridad encuadra, prima facie, en la figura
de amenazas agravadas por el uso de armas, previsto y reprimido por el artículo 149
bis, 1° párrafo, segunda parte, del Código Penal.
9) El día XX, desde las 17.06 horas y hasta las 20.13 horas del mismo
día, el Sr. XX envío diversos mensaje de Whastapp desde su abonado Nro. XX al
abonado de la Sra. XX, en los cuales le refirió las frases de tenor amenazantes: “Es
egoísta pero será así vamos a terminar juntos, Lamentablemente mal, Le voy a dar final
xra los dos al mismo tiempo, No puedo ni quiero seguir viviendo sin vos no me importa
nada de nada, Estoy dispuesto a matar y morir x vos si no te tengo, Mañana lo hablare
con la psicóloga hoy mato y muero x este amor enfermo, No soporto k estés con otro,
Jamas lo hare, Antes muertos, No miento cuando digo k te amo mas k a nada ni nadie,
Mas k a mi vida, No voy a soportar ni soportare nunca saber k otro te toca, Prefiero
matarnos juntos antes”.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 2′ párrafo,
del Código Penal.
10) El día XX, desde las 20.47 horas y hasta las 21.29 horas del mismo
día, el Sr. XX envío diversos mensaje de whastapp desde su abonado Nro. 15- XX al
abonado de la Sra. XX , en los cuales le refirió las frases de tenor amenazantes:
“LAMENTABLEMENTE PARA VOS MIENTRAS YO ESTE VIVO NUNCA VAS A
ESTAR TRANKILA CON OTRO HOMBRE, TE AMO DEMASIADO, PREFIERO K
NOS MURAMOSBLOS DOS, Vas a dormir con el hoy, Ma voy hacegurar k duerman
calentitos queres, Te voy a dar calor”.
Minutos más tarde, aproximadamente a las 22.25 horas de la noche, le
refirió a través del mismo medio de comunicación la frase: “Se k lo k voy hacer esta
mal se k si no te tengo no puedo pensar pero yo no voy a seguir sin vos, Hoy solo te voy
a dar calor”.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 2° párrafo,
del Código Penal.
11) El día XX aproximadamente a las 23.45 horas, el Sr. XX provocó un
incendio en las ventanas del inmueble sito en la calle XX, lugar de residencia de la Sra.
XX y su familia, provocando daños en las ventanas del mencionado inmueble.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de incendio con peligro común para los bienes, prevista y reprimida en el
artículo 186, inc. 1° del código penal.
12) El día XX, a las 09.09 horas, el Sr. XX envío diversos mensaje de
whastapp desde su abonado Nro. XX al abonado de la Sra. XX, en los cuales le refirió
las frases de tenor amenazantes: “Viste como están con el fuego? Las escuelas en XX y
los uber en capital y camionetas están a full con el fuego, Nunca voy a dejar k estés con
otro hombre, O estés trankila mientras me sigas ignorando, No me importa que se llene
de estas hojas la causa, Total no van hacerme nada si no te hagredo físicamente y
cuando eso ocurra sera tarde xra los dos, Solo vos podes parar esto, INDIFERENCIA
GENERA VIOLENCIA”.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas coactivas, prevista y reprimida en el artículo 149 bis, 2° párrafo,
del Código Penal.
13) Entre los días XX, el Sr. XX envío diversos mensajes de texto desde el
abonado Nro. XX, al abonado de la Sra. XX, XX (agregado a fs. 350/365 ) mediante los
cuales le refirió frases tales como: “Ahora que sé que no me vas a dar una oportunidad
que me bloqueaste no quiero vivir más, no voy a seguir viviendo sin vos, espero
encontrar el coraje para matarme, perdón, te amo y no voy a vivir sin vos”; “Siempre
siempre vas a ser mi mujer”; “No importa delante de quién, del juez con abogados pero
hasta que vos no me lo digas no estamos separados y vos sos mi mujer todavía te amo y
siempre voy a amarte. No importa cuánto tiempo pase vos sos MI MUJER, NO ME VAS
A DEJAR”; “No voy a dejarte nunca y vos tampoco a mi, nos amamos y lo se, vos sos
mía y yo tuyo”; “voy a seguir buscándote e insistiendo hasta que me lo digas, por favor
te lo ruego”; “Por favor un mensaje sólo eso te pido así no me desespero así no intento
encontrarse ni en la XX ni en XX por favor así ya lo sabría porque vos me lo decis, por
favor te lo ruego”; “No me voy a ir de acá hasta verte”, entre tantos otros.
Los hechos relatados en el punto que antecede encuadran, prima facie,
en la figura de desobediencia, prevista y reprimida por el artículo 239 del Código
Penal, toda vez que pesa sobre el Sr. XX una medida restrictiva de prohibición de todo
tipo de contacto respecto a la aquí denunciante, impuesta por esta Fiscalía y
homologada por el Sr. Juez a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de
Faltas Nro. 10 desde el día XX
14) El día XX, cerca de las 08.00 horas de la mañana, el Sr. XX se
acercó al domicilio de la madre de la Sra. XX, sito en la calle XX d, permaneciendo
sobre la XX, violando así la prohibición de acercamiento a un radio no menor de
trescientos metros de dicho domicilio impuesta por esta Fiscalía y homologada por el
Sr. Juez a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el
día XX
Ello fue informado por el Centro de Gestión de Monitoreo de la CABA,
quienes registraron dichos movimientos a través del dispositivo de geolocalización
colocado en el Sr. XX.
El hecho relatado con anterioridad encuadra, prima facie, en la figura
de desobediencia, prevista y reprimida por el artículo 239 del Código Penal, toda vez
que pesa sobre el Sr. XX una medida restrictiva de prohibición de acercamiento a un
radio no menor a trescientos metros del domicilio sito en la calle XX, impuesta por esta
Fiscalía y homologada por el Sr. Juez a cargo del Juzgado en lo Penal,
Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día XX
15) El día XX, aproximadamente desde la 01.50 Hs. de la madrugada
hasta por lo menos las 11.03 Hs. de la mañana, el Sr. XX envío desde su abonado
celular 11- XX, al abonado de la Sra. XX, diversos mensajes a través de una aplicación
de Chat propia de la empresa MOVISTAR S.A., mediante los cuales le refirió frases
como: “Mañana seguro nos vemos en algún momento perdón amor por favor
hablemos”; “Tragedia de la incomprensión, en la que luchan el amor puro, la pasión, el
orgullo, los celos, la venganza…, y en la que al final, el protagonista escribe su propio
epitafio”; “No existe un dios ni otra fuerza que pueda obligarme a dejarte. No no puedo
dejarte, no nunca voy a dejarte. Que me tuerzan los brazos y tiren del cuerpo igual no
es forma de hacerme parar, no voy a dejarte, no nunca voy a dejarte. No no puedo
dejarte, dicen que soy un ignorante que dentro de poco pueden matarme, y de mi
quieren alejarte pero no voy a dejarte”; “Buen día amor acá estoy, hoy te voy a esperar
solo a vos voy a verte por favor amor perdón hablemos por favor”; “Por favor amor
por favor así no podemos vivir por favor amor”; “Hablemos por favor amor no quiero
que terminemos mal solo hablemos por favor”; “Por favor amor hablemos”, para luego
finalizar aquellos mensajes con una fotografía del frente del inmueble de la casa de la
madre de la Sra. XX, sito en la calle XX
El hecho relatado con anterioridad encuadra, prima facie, en la figura
de desobediencia, prevista y reprimida por el artículo 239 del Código Penal, toda vez
que pesa sobre el Sr. XX una medida restrictiva de prohibición de todo tipo de contacto
respecto a la aquí denunciante, impuesta por esta Fiscalía y homologada por el Sr.
Juez a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día
XX
16) El día XX, aproximadamente desde las 12.27 horas del mediodía
hasta por lo menos las 22.46 horas de la noche, el Sr. XX envío desde su abonado
celular 11- XX, al abonado de la Sra. XX, diversos mensajes a través de una aplicación
de Chat propia de la empresa MOVISTAR S.A., mediante los cuales le refirió frases
como: “Amor por favor voy a estar acá todo el día todos los días, hasta que hablemos
por favor te pido sé que la re cague pero no podemos vivir así por favor tenemos que
estar tranquilos por favor”; “Si seguimos así no vamos a estar nunca tranquilos por
favor amor por favor”; “Por favor amor perdón hablemos sino no va a terminar más
esto, no quiero terminar como XX y XX por favor”; entre tantos otros, para luego
finalizar aquellos mensajes con una fotografía del frente del inmueble de la casa de la
madre de la Sra. XX, sito en la calle XX.
El hecho relatado con anterioridad encuadra, prima facie, en la figura
de desobediencia, prevista y reprimida por el artículo 239 del Código Penal, toda vez
que pesa sobre el Sr. XX una medida restrictiva de prohibición de todo tipo de contacto
respecto a la aquí denunciante, impuesta por esta Fiscalía y homologada por el Sr.
Juez a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día
XX
17) El día XX, cerca de las 10.15 horas de la mañana, mientras la Sra.
XX se encontraba en el interior de su local comercial sito en la calle XX, el Sr. XX se
comunicó desde un abonado telefónico de tipo privado, con el abonado de la Sra. XX
(15- XX), oportunidad en la cual, luego de haberle hecho una introducción en la que se
hizo pasar por un cliente interesado en obtener los servicios que brinda la XX de la
nombrada, consultó si la señora que hacía el color se llamaba XX, para luego referirle:
“Decile que esto no va a terminar nunca XX que la voy a ira buscar. Si no me habla la
voy a ir a buscar”, para luego de ello cortar la comunicación telefónica.
El hecho relatado con anterioridad encuadra, prima facie, en la figura
de desobediencia, prevista y reprimida por el artículo 239 del Código Penal, toda vez
que pesa sobre el Sr. XX una medida restrictiva de prohibición de todo tipo de contacto
respecto a la Sra. XX, impuesta por esta Fiscalía y homologada por el Sr. Juez a cargo
del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día XX
18) El día XX, cerca de las 09.30 horas, el Sr. XX se comunicó desde un
abonado telefónico de tipo privado, con el abonado de la Sra. XX (TE: 11- XX),
mientras ésta última se encontraba en el estudio de su abogada particular, oportunidad
en la cual le refirió: “Te voy a ir a buscar a la XX ” para luego cortar la comunicación
de inmediato.
El hecho relatado con anterioridad encuadra, prima facie, en la figura
de desobediencia, prevista y reprimida por el artículo 239 del Código Penal, toda vez
que pesa sobre el Sr. XX una medida restrictiva de prohibición de todo tipo de contacto
respecto a la aquí denunciante, impuesta por esta Fiscalía y homologada por el Sr.
Juez a cargo del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día
XX
19) El día XX, cerca de las 11.17 horas de la mañana, el Sr. XX se
comunicó desde un abonado telefónico de tipo privado, con el abonado de la Sra. XX
(15- XX) quien se encontraba trabajando en el local comercial de la calle XX,
oportunidad en la cual le refirió: “Yo te lo advertí, no la quiero más ahí, no vas a poder
caminar por XX, me escuchaste? Yo te lo advertí”. Acto seguido, la Sra. XX le
manifestó que lo estaba grabando, y procedió a cortar la comunicación. Pocos
segundos más tarde, el Sr. XX volvió a comunicarse con el abonado dé la Sra. XX
oportunidad en la cual le refirió: “Yo me fijaría si tu coche no se va a prender fuego
hoy”. Luego de aquella frase, la Sra. XX le pasó la comunicación telefónica al personal
policial que posee como consigna en la puerta de su negocio, a quien el Sr. XX le
manifestó estar intentando cobrarles una deuda a las Sras XX y XX, refiriéndole frases
tales como: “En XX no se jode” y que se “estaban haciendo las gilas”.
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas simples, prevista y reprimida por el artículo 149 bis, 1° párrafo, del
Código Penal, en concurso ideal con la figura de desobediencia, prevista y reprimida
por el artículo 239 del Código Penal, toda vez que pesa sobre el Sr. XX una medida
restrictiva de prohibición de todo tipo de contacto respecto a la Sra. XX, impuesta por
esta Fiscalía y homologada por el Sr. Juez a cargo del Juzgado en lo Penal,
Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día XX.
20) El día XX, aproximadamente a las 13.53 horas de la tarde, mientras
la Sra. XX se encontraba en el local comercial sito en la calle XX, el Sr. XX le envió
diversos mensajes a través de la red social Facebook, en los cuales les refirió: “Mira lo
queres claro vos y yo vamos a estar juntos no voy a parar hasta lograrlo PERO SI NO
ES ASI TE LO JURO SI HICISTE QUE ME VAYA PARA HACERME ESTO PORQUE
ESTAS CON OTRO NUNCA NUNCA VAS A VIVIR TRANQUILA. VOY A EMPEZAR A
EMPAPELAR LA XX COLEGIOS CLUBES TODO CON TUS FOTOS Y SABES QUE
HAY PEORES Y NUNCA SABRAS DONDE Y CUANDO TE VOY A IR A BUSCAR,
NUNCA VAS A ESTAR TRANQUILA, CONOZCO TODO TODO Y SABES QUE
TARDE O TEMPRANO LO VOY A HACER. NOS VEMOS EL VIERNES EN EL
ASTROS? TE LO JURO ESTO VA A TERMINAR BIEN O MAL PERO VA A
TERMINAR NO VOY A PARAR LO SABES COMO VOS DIJISTE HASTA QUE NOS
MATEMOS TELO JURO POR MI NIETA”
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas simples, prevista y reprimida por el artículo 149 bis, 1° párrafo, del
Código Penal, en concurso ideal con la figura de desobediencia, prevista y reprimida
por el artículo 239 del Código Penal, toda vez que pesa sobre el Sr. XX una medida
restrictiva de prohibición de todo tipo de contacto respecto a la aquí denunciante
impuesta por esta Fiscalía y homologada por el Sr. Juez a cargo del Juzgado en lo
Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día XX.
21) Entre los días XX, el Sr. XX envío diversos mensajes de whastapp
desde los abonados Nro: XX + XX; + XX; + XX; + XX; al abonado de la Sra. XX, TE:
XX, entre los cuales le refirió: “TE LO DEJÓ CLARO…ESTO NO VA A DURAR
SIEMPRE UN PAR DE MESES Y ASI Y TODO VOY CUANDO QUIERO COMO VES
YO TE VEO PERO SIEMPRE ESTÁS CON ALGUIEN POR ESO NO ME ACERCO A
VOS NO VAS A ESTAR SIEMPRE CUSTODIADA Y EL DÍA QUE YO TE VEA SOLA
VAMOS A HABLAR Y EL DIA QUE TE VEA CON UN CHONGO TE MATO ASI DE
CORTA TE LA HAGO NO IMPORTA EL TIEMPO QUE PASE NO VAS A VIVIR
TRANQUILA NUNCA TE VOY A DEJAR VA A PASAR EL TIEMPO TE VAS A
CONFIAR Y CUANDO MENOS LO ESPERES YO VOY A ESTAR Y NO VAS A VERLO
VENIR, SI ME ENGAÑAS TE MATO”. (11.43 horas – Abonado Nro. + XX)
El hecho mencionado con anterioridad encuadra, prima facie, en la
figura de amenazas simples, prevista y reprimida por el artículo 149 bis, 1° párrafo, del
Código Penal, en concurso ideal con la figura de desobediencia, prevista y reprimida
por el artículo 239 del Código Penal, toda vez que pesa sobre el Sr. XX una medida
restrictiva de prohibición de todo tipo de contacto respecto a la aquí
denunciante impuesta por esta Fiscalía y homologada por el Sr. Juez a cargo del
Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 10 desde el día XX
Cabe destacar que entre los mensajes referidos en el hecho denominado
como “21”, el nombrado XX envío capturas de un canal de Youtube bajo el nombre
“XX”, en el cual han sido subidos videos de la intimidad de la Sra. XX, por lo que esta
Fiscalía adoptara todas las medidas que resulten pertinentes con el objeto de
determinar la autoría de dicho episodio, toda vez que del mismo podrían desprenderse
diversas conductas delictivas a determinar.
Respecto a la totalidad de los hechos anteriormente descriptos, es
necesario hacer hincapié en que nos encontramos frente a un caso que reúne las
características típicas de violencia de género, toda vez que entre XX y la Sra. XX solía
existir un vínculo de pareja, y en la actualidad el denunciado se encuentra ejerciendo
violencia sobre la denunciante. Con su conducta, el Sr. XX genera una subordinación
que responde a una ‘jerarquía de géneros’ en la que el hombre se posesiona por sobre
los intereses de la mujer, del mismo modo en que lo ha hecho al amenazar a las Sras.
XX y XX.
En esta inteligencia, es necesario aclarar qué se entiende por ´violencia
contra las mujeres’, resultando necesario remitirnos a la definición que se plasmó en la
Ley de Violencia Contra la Mujer (26.485), que en su artículo 4 prescribe: “Se entiende
por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera
directa o indirecta, tanto en el ámbito público como en el privado, basada en una
relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física,
psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal.
Quedan comprendidas las perpetradas desde el Estado o por sus agentes. Se considera
violencia indirecta, a los efectos de la presente ley, toda conducta, acción omisión,
disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con
respecto al varón.”
Refiere que los hechos descriptos resultan configurativos de los delitos de amenazas
simples (art. 149 bis, primer párrafo), amenazas coactivas (art. 149 bis, segundo
párrafo), amenazas agravadas con el uso de armas (art. 1498 bis, primer párrafo,
segunda parte), delito de incendio (art. 186 inc. 1º CP), amenazas simples en concurso
ideal con el delito de desobediencia, y del delito de desobediencia (art. 239 CP) en
virtud de las órdenes de restricción impuestas en la justicia civil y de las medidas
restrictivas impuestas en esta sede con acuerdo de las partes, oportunamente
homologada por el señor Juez. Añade que los eventos descriptos tuvieron lugar en un
contexto de violencia contra la mujer, por lo que invoca las previsiones de la Ley
26.485 y de la Convención de “Belem Do Para”. Refiere que se trata de hechos en los
que el señor XX manifiesta su posición de dominio respecto de la víctima.
Refiere que la prueba de los hechos está fundada en la prueba documental que se puso
en conocimiento del imputado en ocasión de la audiencia del art. 161 CPPCABA, que
quedan acreditados a partir de la denuncia efectuada por la señora XX ante la OVD que
fueron ratificados ante la Fiscalía; informe de riesgo que fue calificado como riesgo
alto; copias del Juzgado Civil XX que impuso un dispositivo de geo posicionamiento;
declaración de la señora XX, de la señora XX, ambas víctimas de amenazas por parte
del imputado; infinidad de informes telefónicos confeccionado por personal de la
Fiscalía referidos a datos sobre los hechos denunciados; las capturas de pantalla de
todos y cada uno de los mensajes de WhatsApp remitidos por la señora XX; la
grabación de las llamadas telefónicas recibidas por la señora XX y por las señoras XX y
XX respecto de las amenazas, a portadas por ellas mismas; todos los informes de la
Oficina de Geo posicionamiento; las vistas fílmicas obtenidas del Centro de Monitoreo
de la calle XX donde se activó la alarma por la violación e la restricción; audios de
conversaciones telefónicas capturados por las víctimas; informes de asistencia
confeccionados por la señora XX de la OFAVyT y las capturas de pantalla de los videos
subidos al canal de YouTube con fotos y videos íntimos de la señora XX.
Sobre la base de esos elementos, considera que están suficiente acreditados todos los
hechos imputados a XX. En la Antesala se encuentra la testigo XX, cuyo testimonio se
ofrece a fin de terminar de acreditar los hechos.
Juez: ofrece la palabra a la defensa para realizar un alegato inicial, refiriendo que con
posterioridad se admitirá la declaración de
Defensora: hará referencia a algunas consideraciones personales sobre el señor XX y
propone a ese fin la declaración de XX actual pareja del imputado.
Fiscal: refiere que se cuenta con la presencia del doctor XX que realizó el informe
médico del imputado. Indica que necesita saber si la defensa cuestionará el informe,
porque de lo contrario querría liberar al testigo para que pueda retomar sus tareas.
Sintetiza que el informe da cuenta de que el imputado tiene un juicio conservado,
presenta autonomía psíquica y se encuentra plenamente capaz de comprender los actos
del procedimiento y de obrar conforme al mismo. Si no está cuestionada su capacidad
de estar en juicio, podríamos librarlo e incorporar por lectura el informe.
Defensa: refiere que no realizará ningún planteo con relación a la imputabilidad del
señor XX. Agrega que el imputado fue revisado por el doctor XX e introducirá algunas
cuestiones pero que no cuestionará la inimputabilidad.
Fiscal: desiste de la declaración de XX y propone la declaración de la señora XX.
Defensa: refiere que no pretende cuestionar su declaración así que no sería necesario
escucharla.
Juez: deja en manos de la Fiscalía la decisión respecto de la necesidad de escuchar a la
testigo, porque más allá de la cuestión probatoria entiende necesario valorar el derecho
de la víctima de ser oída, sin perjuicio de la existencia de su derecho de no ser re
victimizada a través de una nueva declaración. En función de ello, le cede la palabra a la
Fiscalía.
Fiscal: refiere que por la entrevista que mantuvo previamente con la señora XX, esta
última manifestó que tiene voluntad de declarar y de ser oída en esta audiencia, por lo
que mantiene la propuesta de su declaración.
Juez: dispone que el imputado salga de la Sala de Audiencias y le hace saber que
presenciará la declaración desde otra Sala contigua, pudiendo luego entrevistarse con la
defensora para examinar la necesidad de repreguntar.
En función de lo dispuesto por el señor Juez, el señor XX se retira de la Sala custodiado
por personal policial y se dispone el ingreso a la Sala de Audiencias
de XX, testigo de la Fiscalía, a quien informa los motivos de su citación y le hace saber
que si no tiene voluntad de continuar declarando puede manifestarlo a la Fiscalía porque
la señora Fiscal sostuvo la propuesta de su declaración en función de que quería hacer
valer su derecho de ser oída más allá de la necesidad probatoria. Luego, le pregunta si
por Secretaría se le dio lectura del art. 275 CP y si se le impuso de las penalidades con
las que la norma reprime el falso testimonio, a lo que responde que sí. Asimismo, es
preguntado acerca de si le comprenden las generales de la ley, frente a lo cual
manifiesta que no. Acto seguido, invita al testigo a prestar juramento o promesa de decir
verdad con arreglo a sus creencias, a lo cual responde bajo la fórmula “LO
PROMETO”.
Testigo XX: a preguntas de la señora Fiscal respecto de su relación con el señor XX,
refiere que ahora no tienen relación pero que tuvieron relación de pareja desde XX, hace
XX años aproximadamente, y que se extendió la relación hasta XX de XX maso menos.
Que tienen 4 hijos en común de XX años, y que todos se encuentran a su cargo. La
relación se terminó después de muchos años de esperanza, porque ella creía que él podía
cambiar y que además tenía miedo porque él era depresivo e inestable. Refiere que
conseguía trabajos y los dejaba; que ella empezó a trabajar hace XX que antes era ama
de casa. Cuando sus hijas eran chiquitas ella lo denunció y fue a un hogar de tránsito,
porque él vino borracho y le pegó. A preguntas de la señora Fiscal refiere que pasaron
XX de ese hecho. El hecho fue denunciado en XX y después como tiene una familia
chica (madre, padre y una hermana más chica), fue a un hogar de tránsito que está a
cinco cuadras de donde ella vive, en el Barrio de XX. Allí permaneció dos meses
aproximadamente. Luego volvió a perdonarlo y así volvieron a estar juntos. En ese
momento estaba embarazada de su tercera hija. Finalmente, él terminó la relación.
Refiere que hace XX vio unos mensajes de WhatsApp y distorsionó pensando que esa
persona era su pareja. Que fueron XX años de que él le decía que lo engañaba y que no
creía en lo que ella le decía, cuando él siempre la había engañado a ella. En ese
momento él estaba depresivo y ella lo acompañaba al psiquiatra, y siempre le decía que
tenía que tomar su medicación, hasta que se dio cuenta de que ella necesitaba
tratamiento. Empezó tratamiento psicológico y se le aclararon las ideas. Un día en el
mes de XX llevó a su nieta al jardín. Para ese entonces el a veces no volvía a dormir a
casa, y ella ni le preguntaba qué hacía. Que debían como tres meses de alquiler, que le
habían cortado la luz. Así estuvo un mes, viniendo y no viniendo. En XX maso menos
cuando llevaba al nieto al jardín estaba con su mochila y su bolso y él le dijo que se
iba y que no aguantaba la situación. Ella intentó retenerlo, pero por miedo a no poder
salir sola adelante, aunque luego entendió que siempre estuvo estancada y que eso no
iba a modificarle nada. Primero él le dijo que estaba en casa de un amigo, y después se
enteró que estaba con su otra pareja. Que a veces aparecía y tenían una relación confusa.
Su hija mayor le reprochaba para qué venía porque no aportaba en nada. En el mes de
XX él la agarró de los pelos y le dijo que si la veía con alguien la iba a matar. Que él le
dijo que estaba confundido y que ella le dijo que lo iba a esperar. En el mes de XX
venía su cumpleaños. Hacia XX había hablado con él y le dijo que no lleves a XX (su
hijo) a su casa, que fueran a otro lado. Él le dijo que era su nueva vida, pero ella le decía
que si no estaba seguro de qué iba a hacer no le parecía que estuviera bien que lo
llevara a su casa. El día XX habían discutido por ese motivo. Ella no quería que su hijo
fuera a la casa de él porque entendía lo que él proponía pero no lo podía aceptar. A las
00.00 hs el mando una foto de los dos, donde decía que él necesitaba que lo esperara,
que la amaba, que era la mujer de su vida. Ella le dijo feliz cumpleaños y que lo
disfrutara en familia. Él lo tomó irónico y le dijo que la cortara que la mujer era ella.
Ella le dejó de responder porque se quedó dormida y como a las 3.00 am le seguía
mandando mensajes y le mandó una foto de ella en corpiño y empezó a preguntarle
dónde la había sacado porque el fondo no era de la cama de él. Ella amplía la foto para
recordarlo porque no sabía de dónde era, que hasta el día de hoy sigue sin saber de
dónde es. Que luego le pareció que era unos cubrecamas de una nena. Que hasta a ella
le intrigaba y le dijo que no sabía. Él le reprochaba que mientras ella decía que se iba a
trabajar se sacaba fotos en otra cama. Ella el único recuerdo que tiene es que ella estaba
cuidando a una viejita que tenía dos nietos varones, por lo que infiere que el cubrecamas
pude ser de alguna sobrina. Así estuvo como hasta las 4.00 am, por lo que le preguntó si
había vuelto a tomar. Le dijo que no estaba tomando, que había tomado jugo y le mandó
una foto. Ella trataba de disuadirlo y que se fuera a dormir. Ella trataba de cambiarle de
tema diciéndole que lo quería y que se fuera a dormir. Él hizo un video llamado y que
apenas podía hablar y que se asustó porque tenía miedo de que fuera a su casa porque
insistía con que no iba a parar hasta que le dijera de dónde era los cubrecamas. En todo
ese momento él pedía fotos, y ella le dijo que no. Hacía varias veces discutieron por lo
mismo, porque él quería fotos porque decía que ella era su mujer. La videollamada la
atendió la hija XX (XX) y el padre de le dijo que se ocupara de su hija y le pasara con la
madre. Ella cortó el teléfono y su hija se puso a llorar. Él volvió a llamar y seguía con el
cubrecamas. Se hizo las 6.00 am y la hija mayor (XX) le preguntó qué quería y él la
calló y le dijo “cállate drogadicta, pásame con tu mamá”. Ella dijo que si aparecía
llamaba a la policía. Luego habló el hijo y también trató de clamarlo pero él estaba en
tono agresivo, decía que iba a ir y se iba a pudrir todo. Por eso llamaron al 911 ese día
porque tenía miedo de que fuera. Le dijeron que cualquier cosa volvieran a llamar. De
6.00 a 7.00 no mandó más mensajes, y su hijo hababla con la pareja de XX para ver si
se le había pasado y si seguía en el domicilio. Por eso llamó y la pareja dijo que había
estado tomando y que se había ido a acostar. Le dijo que se había puesto mal por la
hermana, que no lo quería ver. Su hijo no le aclaró que no había sido por eso que se
había puesto mal, pero no le dijo nada y cortó. Pensaron que cuando se despertara se le
iba a pasar. El hijo dijo que lo iba a ir a ver después del colegio, pero al final no fue al
colegio. Le dijo a sus hijas que fueran a la casa de su mamá. Ella se fue a trabajar y le
comentó a XX la dueña de la XX lo que había pasado. A las 11.00 am la llama XX y
ella le habla mal, pero le dijo feliz cumpleaños. Siguió preguntando por el cubrecamas.
Ella decía que no sabía de dónde era. Él decía que le tenía que decir, que la iba a buscar
a la XX. Ella le dijo que no tenía que seguir hostigada, que trabaja que tiene que pagar
las cosas, que está a punto de que la desalojen si no paga. Habló con su hijo y le dijo
que fueran a hacer la denuncia.
A preguntas de la señora Fiscal pregunta por qué no quería hablar personalmente, y ella
contesta porque él le había dicho que la iba a matar, que cada vez que discutían lo hacía.
Que cuando discutían él le decía que la iba a matar, y que ella lo cree capaz, porque
llegó a todos los límites.
A preguntas de la señor Fiscal, refiere que estos últimos días estuvo más tranquila
cuando trabaja porque tenía la consigna y el GPS, pero que después perdió la
tranquilidad porque empezó a llamar a Monitoreo porque él sentía que la observaba.
Refiere que él la llamaba y por las cosas que le decía sabía que la había visto salir del
negocio. Indica que dos o tres veces fue al negocio; la primera el XX, por la tarde,
mientras ella estaba haciendo la denuncia. XX no sabía tanto porque ella no le había
contado detalles, y luego recibió un audio de ella que le decía que su marido había ido
desorbitado y que la estaba buscando, y que la amenazó. Le dijo que la iba a seguir
buscando, y que si la echaban de ahí la mataba. Además, fue otras dos veces y una pasó
por la puerta. La segunda vez, las chicas le dijeron que tenía un arma. Luego las
amenazó por teléfono a XX y a XX, y que no sabe por qué las amenaza. Al resto de sus
conocidos les mandó fotos de ella con él, también las envió a los conocidos del hijo, al
club de fútbol y de patín, e hizo un canal de Youtube.
Ahora no tienen ninguna relación con sus hijos, en los últimos tres o cuatro meses, por
lo que pasó entre ella y él. Sus hijos no lo quieren ver y él los asustaba y no hizo nada
por verlos, los alejaba y no se hacia el tiempo para acercarse. Les mandaba a sus hijos
también esos videos y fotos de ella.
A preguntas de la señora Fiscal, responde que cuando habla con ella no pregunta por los
hijos. Al principio XX trataba de hablarle, porque él decía que los amaba y que quería
recuperarla a ella y a su familia, y que iba a empezar el psicólogo, pero después le decía
que quería estar seguro de que ella no estaba con nadie, y así volvía a empezar.
A preguntas de la Fiscal responde que armó fotos y videos en Facebook diciendo que
ella estaba con un hombre, luego incendió la ventana en la casa de la mamá. Refiere que
siempre le escribía que le iba a dar calor, que le iba a dar calorcito. Cuenta que él tenía
la llave de debajo de su casa y que entraba. Que una vez le había tirado todas sus cosas.
Cuando estaba allá la hermana le manda un mensaje diciendo que había olor a nafta o
alcohol. Que en ese lugar estaban sus hijas y su nieta. Que hicieron un llamado al 911 y
que hicieron la denuncia. Respondiendo la pregunta de la Fiscal, refiere que sabe que
fue él porque le ponía fueguitos en los mensajes y le decía que le iba a dar calor y fuego,
y que fue así efectivamente.
Otra vez le dijo una vecina de XX años que estaba en su casa, y llamó al 911 y le
dijeron que fueron a revisar y no estaba. También la vecina lo vio por la XX.
Nunca paró ni siquiera con la consigna. Luego dijo que estaba en el hospital por algo
del corazón. Pero estando en el hospital tampoco paró. A preguntas de la señora Fiscal
refiere que a partir del XX con el dispositivo de GPS tampoco se tranquilizó. No se
acercó más por XX, eso fue lo único que modificó, aunque un vecino le dijo que lo vio
a una cuadra. Dice que muchas veces él sabía sus horarios y que estaba en casa de la
mamá, entonces a la noche merodeaba evidentemente por XX, y que muchas otras veces
evidentemente estuvo en el XX, porque ella pasaba con el colectivo y le sonaba. La
semana que pasó hubo dos oportunidades en las que él estaba enfrente de la casa de la
mama, y la llamaron y le dijeron que no estaba de paso y que si no se iba se lo iban a
llevar detenido: fue cuando se quedó en la plaza, y luego una vez que estaba detrás de
un vidrio cuando compraban.
Luego, refiere que a su hijo le pegaron en la calle, que fue un amigo de la pareja de él.
Luego, XX le mandó mensajes desde cinco chips diferentes que activó. Primero le
preguntó quién le había dado el número al desquiciado porque le estaban mandando
fotos de ella. Dice que muchas personas que ella no tiene registradas en su celular le
escribe diciendo que recibe fotos de ella. Pero que esa vez le terminó diciendo que “esto
no se iba a terminar nunca” y le puso dibujos de cuchillitos. El martes a la noche recibió
otro mensaje de otra línea. Son seis líneas distintas. Decía “ud contrató este servicio y
ud. Tiene que estar con la persona que ama. Van a empapelar XX. Hasta que Ud. No
acceda esto no va a parar” o algo así. Ya casi ni los lee porque no sabe qué busca ni
qué quiere. Dice que prácticamente ya la dejó sin casa porque se llevó la tele, le
cortaron la luz y el gas, que vive como puede en casa de su mamá. Él le dijo en un
mensaje que se llevó la tele para cambiarla por un arma.
A preguntas de la señora Fiscal refiere que no está tranquila a pesar de la consigna y de
la tobillera porque no para. Duermen tres horas porque suenan los teléfonos y el
WhatsApp, de él y de otros vecinos que dicen que le llegan sus fotos, hasta a chicos de
XX años. Que más allá de todas esas molestias no está nada tranquila.
Juez: dispone que la defensora se entreviste con el imputado con carácter previo a
formular preguntas y le explica a la testigo que ahora la defensa pasará a interrogarla
después de entrevistarse con XX.
Siendo las 11.00 hs. reingresa la defensora a la Sala de Audiencias, y el señor Juez
le cede la palabra a fin de que interrogue a la testigo.
Defensora: refiere que luego de haber entrevistado a su defendido quiere preguntar a la
testigo sobre los problemas con el alcohol de su defendido.
Testigo XX: refiere que toda la relación fue inestable laboralmente y que siempre tuvo
problemas con el alcohol.
Las partes refieren que no tienen más preguntas, por lo que se permite que el testigo se
retire de la Sala de Audiencias, antes de lo cual refiere que quiere estar tranquila ella y
que estén tranquilos sus hijos, que quiere poder volver a dormir.
Juez: refiere que encuentra necesario poner de resalto que recién surgió en la
declaración testimonial de la señora XX z una situación fáctica vinculada a la
posibilidad de que se haya configurado el delito de suministro de material pornográfico
a un menor de XX años de edad, situación que podría impactar en la existencia de otro
delito, por lo que deja en manos de la Fiscalía la investigación de esta circunstancia.
Luego, por orden del señor Juez reingresa a la Sala de Audiencias el imputado y por
pedido de las partes el Sr. Juez dispone el ingreso a la Sala de Audiencias de XX,
testigo de concepto de la Defensoría, a quien pregunta si por Secretaría se le dio lectura
del art. 275 CP y si se le impuso de las penalidades con las que la norma reprime el
falso testimonio, a lo que responde que sí. Asimismo, les pregunta acerca de si le
comprenden las generales de la ley, frente a lo cual manifiestan que no. Acto seguido,
invita al testigo a prestar juramento o promesa de decir verdad con arreglo a sus
creencias, a lo cual responden bajo la fórmula “LO JURO”.
Testigo XX: a preguntas de la señora Defensora, refiere que está en pareja con el señor
XX desde XX. Empezaron a salir, vino a vivir a su casa y tienen una relación común y
corriente como cualquier pareja. Si tiene que decir por qué está acá, es porque cree en
él, porque merece una oportunidad. Refiere que con ella nunca pasó nada fuera de lo
normal, y que tienen una relación normal y que nunca hubo nada raro. En cuanto a su
personalidad y sobre su estado actual, dice que está muy mal, que lo ve muy depresivo,
angustiado. Que todo lo deriva a que extraña a sus hijos. Se pone mal todos los días,
todo el tiempo, dos veces por día llora por sus hijos. Refiere que lo ve sin ganas de
nada, y que la única fuerza que tiene para vivir son ella y su hija, con la que viven y con
quien no tuvo ningún problema en ningún momento. Dice que no tiene ganas de vivir,
pero que vive e intenta vivir por su nena y por ella. A preguntas de la defensa, refiere
que una oportunidad se tomó 49 pastillas y que estaban trasladándolo al Hospital XX, y
que después se lo llevó a la casa. Refiere que esto fue entre el XX. Agrega que luego
tuvo episodios donde manifestó que sin sus hijos no podía vivir, que sin sus hijos no
podía vivir porque son su vida, que hace XX años vive sólo para ellos. Refiere que
cuando empezaron con la relación él iba todo el tiempo a verlos porque los hijos no
querían ir a su casa. Entonces él tenía que ir a su casa, pero había problemas porque ella
quería darle picos. A ella le molestaba, y luego empezó a ir menos, se peleó con una de
sus hijas y no fue más.
A preguntas de la defensora, refiere que él no consume alcohol, pero que las veces que
consumió alcohol eso lo volvía más depresivo, y que hacía que le rogara a los hijos para
que le hablaran.
A preguntas de la señora Fiscal, reitera que están en pareja desde XX, y que no hizo
ninguna presentación para ver a sus hijos. Refiere que está tirado en la cama todo el día
llorando, que perdió todo. Que cuando ella lo conoció tenia clientes como servicio
técnico y como árbitro de futsal. Los sábados estaba ahí y lo domingos tenía partidos,
pero luego empezó en una terrible depresión. Antes de que pase lo de XX, ya venia mal
porque sus hijos no aceptaban esa relación y estaba perdido. No trabaja y se la pasa
tirado llorando.
A preguntas de la señora Defensora, refiere que si él va a XX es porque ella le daba
picos, él corría la cara y si iba es porque estaba haciendo la adaptación del jardín con la
nieta. Que ella se le paseaba en bolas, en ropa interior, y le pedía tener relaciones. Dice
que ella leyó esos mensajes, y que ella le decía cosas como que quería darle su cola y
cosas así. Que le dijo que si iba el XX podía hacerle la fiesta de cumpleaños. Que ella lo
hostigaba mucho y que quería estar con él, pero que él dejó de ir a XX por esto.
Asimismo, respondiendo las preguntas de la señora Defensora, refiere que si se
internara en alguna comunidad, ella estaría dispuesta en acompañarlo y ser responsable.
Agrega que él necesita apoyo de un psiquiatra y de un psicólogo, para bajar la ansiedad
de querer ver a sus hijos y no poder hacerlo. Necesita un tratamiento psiquiátrico y
psicológico porque todo lo que le pasa es sentimental. Desde XX a XX recién obtuvo un
turno para mañana con el psicólogo. Que le parece injusto que no le den la oportunidad
de recibir un tratamiento psicológico porque desesperado está pidiendo un turno
psicológico y recién lo obtuvo para el día XX que es mañana. Le parece injusto que se
lo haya privado de esa posibilidad y cree que sería importante si mañana pudiera ir.
Las partes refieren que no tienen más preguntas, por lo que se permite que el testigo se
retire de la Sala de Audiencias.
Juez: no queda prueba testimonial por producir, por lo que le pregunta al imputado si
quiere hacer uso de su derecho a declarar. Pregunta a la señora Defensora si necesita un
cuarto intermedio para dialogar con su defendido, a lo que responde que sí, por lo que
dispone un cuarto intermedio de 10’.
Siendo las 11.25 hs se reanuda la audiencia y el imputado manifiesta que tiene
voluntad de declarar.
XX: refiere que tiene XX años y que nunca se separó de sus hijos. Que cree que no es
un mal padre. Que tuvieron con su pareja momentos buenos y malos. Que cambió
mucho, que tuvo recaídas, y que toda esta situación lo desborda y lo está matando. Que
nunca fue preso y que tiene miedo. Que siempre fue a la Defensoria e hizo todo lo que
le dijeron. Que sabe que necesita un tratamiento y que lo haría. Que siente que está solo.
No tiene ganas de vivir. Lo único que quiere decir es que nunca estuvo preso y que no
quiere ir preso. Que es una situación que pudo haber evitado. Jamas le haría mal a sus
hijos. Nunca tuvo otra cosa más que a ellos. Quisiera hablar con sus hijos para que
escuchen las dos campanas. Las pantallas muestran 50% de verdades y 50% de
mentiras. Estuvo XX años con esa mujer y no quiere ir preso.
Fiscal: refiere que no tiene preguntas, por lo que el señor Juez le da la palabra para que
formule su alegato. Estan reunidos sobre la prueba documental a la que refirió y sobre la
declaración de XX están acredita la existencia de los hechos y la calificación legal. Se
remite al informe de OVD XX, que da cuenta de la situación de RIESGO ALTO, a
pesar de que hasta ese momento se le reprochaban a XX solo 4 hechos, mientras que
ahora se le atribuyen 21 hechos. Con los 4 hechos que se le atribuían, por el contexto de
violencia de género, la justicia civil le impuso un dispositivo de geo posicionamiento.
No estamos ante una persona que comprendió la posibilidad que se le dio cuando se le
impusieron las restrictivas. El primer contacto con la ley penal no le dio el mensaje para
que pudiera reencauzar su relación con los hijos. Lejos de ello, continuó violando las
restricciones, amedrentando a su ex pareja, sino también a otras dos personas más, que
son testigos y también víctimas. Es evidente que XX no puede respetar la ley penal, y
que su conducta siempre responde al mismo patrón: tratar de quebrar la libertad de XX,
amenazar su libertad psíquica con el objetivo de retomar su vínculo. También amenaza
a los testigos de los hechos, no sólo para que no declaren sino como forma de acorralar
a XX, porque son sus compañeras de trabajo. Por eso se le dio en encuadre de violencia
de género, porque XX aprovecha su situación de poder sobre las víctimas. La cantidad
de fotos y contactos dan cuenta de que no hubo un solo registro de que XX quisiera
contactar a sus hijos, que quisiera ver a sus hijos, que quisiera hablar con los hijos. En
todos los mensajes se dedicó a amenazar a XX
Luego, se refiere a los riesgos procesales y refiere que el art. 169 CPPCABA dispone
que el principio general es la libertad durante el proceso, pero que en casos graves esa
regla debe ceder. En el caso las alternativas se fueron quemando a lo largo de este
proceso. Se le impuso la prohibición de contactarse con XX y falló. Se le impuso un
dispositivo de geo posicionamiento para evitar el contacto, y lo ha violado en reiteradas
oportunidades la prohibición de acercamiento. Se impusieron consignas pero a pesar de
la consigna las sigue amenazando. Todas las medidas alternativas fueron intentadas pero
fallaron.
Por eso, refiere que para la procedencia de esta medida excepcional que solicita el art.
170 CPPCABA dispone que hay que considerar el peligro de fuga. Al respecto, refiere
que existe esta posibilidad porque si bien el imputado tiene un lugar de residencia fijo,
el arraigo tiene que evaluarse en función de la expectativa de pena, que por las escalas
penales que se corresponden al concurso de delitos que se atribuye es de 3 hasta los 50
años, por lo que es posible sostener fundadamente que XX intentará eludir el accionar
de la justicia.
Pero lo más importante es que estamos ante el supuesto del art. 171 CPPCABA por el
riesgo de entorpecimiento del proceso. La prision preventiva es la única medida posible
si tenemos en cuenta el contexto en que se dieron los hechos, porque estamos ante un
caso muy burdo de violencia de género. Estamos ante un hombre que no respeta ningún
limite para ejercer su posición de dominio frente ala mujer. No duda en desplegar su
posición agresiva para retomar una relacion de pareja nada sana. La situación de
vulnerabilidad de la victima está acreditada, porque ya perdió su casa y fue víctima de
violencia sistemática. Frente a esto, considera que no hay margen posible para
considerar que XX va a seguir intentando agredirla, tratando de influenciarla para
quebrar su voluntad y de que no comparezca a juicio a prestar su testimonio. También
fueron víctimas las mujeres que trabajan en la XX. Retóricamente pregunta si es posible
creer que XX no intentará volver a tomar contacto con estas personas, cuando ya trató
de contactarla en otra oportunidad, y si es posible pensar que hay otros remedios para
evitar que XX las siga contactando, y responde que tuvieron que pasar muchas mujeres
muertas para que se visibilicen casos como estos. Nuestro país hja ratificado la Ley
26485 y 24417 los preceptos internacionales para proteger los derechos de las mujeres,
y la jurisprudencia ha hecho eco de estos principios y prescripciones en casos
GONGORA, GALLO LOPEZ y NEWBVERY. Como Fiscal ha intentado las medidas
alternativas que efectivamente se llevaron a cabo, y evaluando el grado de violencia
manifestado en esta causa, no hay otra posibilidad más que pedir la prisión preventiva
que éstá solicitando. NO hay manera de pensar que XX no va a intentar influir y
condicionar el testimonio de las tres víctimas. La única forma posible de asegurar que
eso no suceda sería la prisión preventiva.
Refiere que ha evaluado como última alternativa una posibilidad de internación para que
el señor XX resolviera “sus problemas”, pero el único problema de salud que surge de la
causa sería que toma y que sufre de depresión, pero acá su actual pareja refirió que él no
toma. La defensa lo acompañó pero así y todo no logró contener que siguiera
cometiendo delitos. No se trata de una persona enferma ya que el médico lo evaluó y
dijo que está en condiciones de salud para enfrentar el juicio. Desde que se inició la
causa hasta hoy, XX nunca se acercó a tratarse y a requerir un turno. Estaba en
tratamiento psicológico y lo abandonó. La salud y la integridad psíquica y la libertad de
las víctimas no puede quedar sujeta a la decisión de voluntad de XX de iniciar un
tratamiento. No hay modo de proteger a las tres víctimas si no es a través de la
imposición de una medida como la prisión preventiva. Por eso solicita la prisión
preventiva hasta la imposición del juicio.
Defensora: refiere que la función que tiene que cumplir la defensa oficial no se limita a
una defensa técnica sino que tiene que ser integral, por lo que han tenido un contacto
bastante fluido con el señor XX durante el trámite de este proceso. Hasta que XX se
presentó al 161 CPPCABA el día XX él fue impuesto de la comisión de doce (12)
hechos y se le colocó una pulsera. A partir de ese momento, que fue hace un mes, se le
amplió la imputación, pero su visión no es tan dura como la de la señora Fiscal. El
Estado se ha ocupado – aunque no de modo impecable – de proteger a las victimas y de
hecho, una vez colocado el dispositivo, uno de los hechos que se imputa –entiende que
está acreditada en esta etapa la verosimilitud– refiere que el vive con al novia a cuatro
cuadras de donde vive su ex esposa. El Estado ha sido efectivo porque si bien existe una
imputación de que estaba dentro del perímetro, en cuanto recibió una indicación se
retiró del lugar. Es exitoso lo qu e se ha hecho con relación a la protección de la víctima.
Ella también se hace las preguntas que se hace la señora Fiscal y no tiene una respuesta
certera de lo que puede llegar a pasar en el futuro. Pero disiente de lo que señala la
señora Fiscal en cuanto a la existencia de un peligro de fuga: las condiciones personales
de XX quien no trabaja hace un año no le facilitarían la posibilidad de fugarse en este
momento coyuntural del país. Se está discutiendo la medida cautelar más estricta
existente dentro del universo de cautelares. En cuanto a la posibilidad de
entorpecimiento de la investigación, refiere que nota dos momentos en el tránsito de XX
por el Poder Judicial. Un primer momento que tenía otro contenido, y un segundo
momento en el que hay alguna imputación más concreta, pero otras tienen que ver
respecto de dónde estaba ubicado, pero jamás se llegó a poner en discusión si se acercó
a la señora o si realmente el dispositivo traspasó. De hecho en los informes está
detallado que se lo llamó por telefóno. Conoce la opinión del tribunal en cuanto a los
presupuestos procesales, y que este caso es muy particular porque está enmarcado en
violencia de género y se está tomando en cuenta tutelarlo al señor de alguna forma para
prevenir. Ella entiende que en esta etapa procesal se opone al dictado de la prisión
preventiva. El señor está asistiendo a alcohólicos anónimos y en octubre solicitó un
turno en Cochabamba y Jujuy y recién se lo dieron para el XX. Ella recibió algunas
veces llamados de él diciendo que estaba muy mal, y ella trataba de contenterlo, le
dijeron q ue se acercara a la Defensoría. Tuvo charlas con el Secretario Rebori, y lo
invitaron a que se apersonara en Defensoria General para la realización de un informe
psicológico y psiquiátrico, que no arroja indicios de inimputabilidad, pero concluye que
tiene un trastorno por consumo de alcohol y que se sugiere que retome un tratamiento
psicológico, que está angustiado por la situación familiar y que no obstante ello no
presenta impedimentos para comprender los actos. También tienen un mail donde él
refiere lo del turno, y tiene para aportar la intervención del Hospital XX que le
mandaron el XX donde se alcanza a ver que la Dra. XX y otra médica atendieron a XX
por intoxicación con psicofármacos. Esto fue en el período que abarca la imputación.
También tomaron contacto con el programa de salud de DG y a través de la Licenciada
XX del ex XX que se desempeña en el “Hospital XX” sito en la calle XX, para una
internación voluntaria no compulsiva. Si la persona se presenta ahora mismo lo podrían
ingresar. Entiende la preocupación de la señora Fiscal en cuanto a quién controla si
continuará o no en el tratamiento, por lo que propone que podría adoptarse una doble
caución: una institucional, porque la Defensoria podría aportar semanalmente informes
sobre la evolución del tratamiento, unida a una caución en cabeza de XX, que es una
persona que se preocupa por él. Ello con el compromiso de que si el señor no cumple
con el tratamiento esto no podría funcionar. Entiende que es una situación compleja con
muchas aristas pero desde el lugar de la defensa, propone que el señor XX no tiene
antecedentes penales y que este es su primer contacto -intenso- con el poder punitivo
del Estado y que el Estado ha actuado, pero no querría estar en el lugar del juez en este
momento, porque es una decisión muy complicada.
Fiscal: ante la alternativa que ofrece la defensa, refiere que evaluó esa posibilidad pero
que con eso asegurarían el no acercamiento pero no la no toma de contacto.
Juez: señala que se encuentra en condiciones de resolver tras haber escuchado lo
sucedido en la audiencia. Conforme surge de la descripción de los hechos, los mismos
fueron subsumidos por la señora Fiscal en los delitos de amenazas simples, amenazas
agravadas por el uso de armas, amenazas coactivas, incendio con peligro común para
los bienes, y desobediencia (arts. 149 bis, 1er párrafo; 149 bis, 1° párrafo, segunda
parte; 149 bis, 2do párrafo; 186 inc. 1 y 239 CP).
En primer lugar, refiere que en cuanto al marco normativo aplicable, son de aplicación
los arts. 18 y 75 inc. 22 CN; art. 7 de la CADH y art. 9.3 PIDCyP que dispone
específicamente “La prisión preventiva de las personas que hayan de ser juzgadas no
debe ser la regla general, pero su libertad podrá estar subordinada a garantías que
aseguren la comparecencia del acusado en el acto del juicio, o en cualquier momento
de las diligencias procesales y, en su caso, para la ejecución del fallo”, y que nuestro
ordenamiento procesal y el ordenamiento jurídico internacional prevén que la prisión
preventiva es una medida cautelar, no punitiva, y que la regla es la libertad del imputado
durante el proceso mientras se dirime su responsabilidad penal. Su procedencia debe ser
evaluada por los principios de inocencia, legalidad, necesidad, proporcionalidad y
excepcionalidad, indispensables en una sociedad democrática La restricción de la
libertad personal exige que existan indicios suficientes que permitan sostener
razonablemente la culpabilidad de la persona sometida a proceso y que sea
estrictamente necesaria para asegurar que el acusado no impedirá el desarrollo del
proceso.
También estas previsiones están consagradas en las Reglas mínimas de Naciones
Unidas sobre las medidas no privativas de libertad (Reglas de Tokio), adoptados por la
Asamblea General de la ONU en Res. 45/110 del 14 de diciembre de 1990, a través de
las arts. 2.6 y 3.2 y 6
En cuanto a la prueba de la existencia de los hechos, en esta audiencia se le dio lectura
íntegra a los 21 sucesos atribuidos al imputado, tenemos a una persona individualizada
como presunto autor de un hecho, y refiere que se remite a las consideraciones de hecho
que analizó tanto en ocasión de librar la primera orden de allanamiento en búsqueda de
la existencia de un arma, como en ocasión de librar la orden de detención y
allanamiento a fin de garantizar la posibilidad de celebrar una neuva audiencia de
intimación de los hechos.
Refiere que la calificación legal seleccionada por la Fiscalía, configurativa de los delitos
de amenazas simples, coactivas, amenazas con armas, incendio y desobediencia,
tampoco fueron controvertidos en esta audiencia, más allá de algún comentario
efectuado en torno al presunto hecho de desobediencia. El art 171 CPPCABA referido
al riesgo de entorpecimiento del proceso da cuenta de que se entenderá que existe
riesgo de entorpecimiento del proceso cuando la objetiva valoración de las
circunstancias del caso, las características personales del / la imputado/a y el estado de
la pesquisa, permitan sospechar fundadamente que la libertad del encausado pondrá en
peligro la recolección de elementos probatorios, individualización y/o aprehensión de
otros / as imputados / as o el normal desenvolvimiento del proceso.
Recientemente se ha reformado el Código Procesal Penal, y se ha incorporado el art.
174 bis referido a las medidas restrictivas en delitos en contexto de violencia contra
la mujer, siendo este justamente el caso. La norma en cuestión indica que si los hechos
denunciados se dieran en un contexto de violencia contra la mujer y, además, existieren
razones objetivas para suponer que se encuentra en riesgo la salud o la integridad física
o psíquica de la mujer víctima, el/la Fiscal, fundadamente podrá solicitar al/la Juez/a
ordenar las medidas dispuestas en el artículo 174 o las medidas preventivas urgentes
previstas en el art. 26, inc. a) y b) en la Ley 26485.
A su vez, refiere que la Ley 26485 de Protección Integral de la Mujer que recepta
las previsiones de la Convención de “Belem Do Pará”, establece en su art. 26. a. 7.
la facultad y deber de los jueces de ordenar toda otra medida necesaria para garantizar la
seguridad de la mujer que padece violencia, hacer cesar la situación de violencia y
evitar la repetición de todo acto de perturbación o intimidación, agresión y maltrato del
agresor hacia la mujer.
Si bien se presume la inocencia del señor XX hasta que se declare su culpabilidad
mediante sentencia firme, refiere que el primero de los hechos que se le atribuye tuvo
lugar el XX, y que versaba sobre imputaciones de similar gravedad que las que se
fueron agregando posteriormente. El Estado se hizo cargo del conflicto e intentó
proteger a las presuntas víctimas. En el caso particular, por disposición de las
profesionales de OVD que calificaron la situación como de riesgo alto, e incluso con la
intervención de la justicia civil, frente a la imputación que se le dirigía al señor no se
dispuso como primera medida el encarcelamiento preventivo del imputado. El Estado se
hizo cargo de darle una oportunidad para la toma de conciencia adoptando otros
recursos, para garantizar los derechos de las presuntas víctimas por los compromisos
internacionales asumidos por el Estado para que las mujeres puedan vivir libres de toda
molestia. El señor XX recibió una primera advertencia a través de la faz punitiva del
Estado cuando se dispuso el primer allanamiento, que fue legítimo, pero que constituyó
una primera muestra de las implicancias de que se desenvuelvan las herramientas
procesales con las que cuenta el Estado en un proceso penal. Pero los hechos, lejos de
ceder y de reacomodarse, lejos de que le imputado tomara conciencia de que el Estado
lo estaba controlando con una serie de medidas restrictivas y respetando el principio de
la libertad durante el proceso, se siguieron agravando. La defensa realizó sus labores
también para acompañar al imputado y tampoco esa contención humana sirvió para
contenerlo. Si faltaba alguna manera para advertirle al imputado del estado y de la
relevancia del conflicto, se le impuso un dispositivo de GPS, pero nada de esto
funcionó. Se sumaron a los hechos intimados en ese momento ocho hechos adicionales,
con reiterados mensajes, a pesar de que la abstención de contacto no era solo física sino
por cualquier medios. El mensaje era claro: no podía tomar contacto con las personas
que lo denunciaron porque esto entorpece el normal desenvolvimiento del proceso.
Todo esto ya lo tuvo en cuenta para ordenar el libramiento de una orden de detención y
de allanamiento para garantizar la realización del art. 161 CPPCABA por la existencia
evidente de comportamientos indicativos de su voluntad de entorpecer el proceso. Hasta
ahora se garantizó la seguridad de las víctimas con consignas policiales, con lo que esto
implica desde la perspectiva de la administración de recursos escasos. Todo para
controlar a una persona que tenía una abstención de contacto, un dispositivo de GPS,
con restricciones de un juez civil, y garantizar que no se moleste más a tres víctimas de
violencia de género. Es necesario examinar el caso con perspectiva de género, y en este
caso se da justamente esa necesidad de revisar los hechos en función de que la conducta
de XX es indicativa de su voluntad de someter a la mujer y de aprovecharse de su
situación de poder. Como juez tiene el convencimiento de que es necesario erradicar
definitivamente este tipo de conductas de la sociedad. Eso hace que tenga que evaluar
los hechos con esta mirada. En esta audiencia, la defensa planteó la posibilidad de
morigerar con un tratamiento voluntario, pero en el caso la Fiscalía antes de requerir
esta medida excepcional intentó que voluntariamente, con advertencias bastante clara
(consignas, allanamientos, pulseras, restrictivas) el señor XX cesara con este tipo de
conductas, pero no hubo forma. El relato de la víctima fue coherente, sostenido y no hay
indicios para no controvertir la verosimilitud de su relato. Además la Fiscalía cuenta
con sobrados elementos que dan cuenta de la verosimilitud de su declaración. Hace
hincapié en la declaración de su actual pareja, que corroboran su apreciación del patrón
cultural que trae el imputado. La actual pareja dijo que “la única razón por la cual
sigue con vida es la existencia de ella”. Esa es otra conducta típica de los hombres que
someten a las mujeres, para hacerle creer que cualquier cosa que le pase va a ser culpa
de la mujer. Por otra parte, refiere que su propia pareja dijo que no consumía alcohol y
no sabe qué va a alcohólicos anónimos, lo que da cuenta de que no se trata de una
relación franca y sincera, otro patrón típico de la violencia de género. El señor XX
cuando declaró en ningún momento habló de su mujer. Más allá de que le cree cuando
refiere que quiere a sus hijos, le llama mucho la atención que no haya mencionado a
ninguna de las dos mujeres que declararon en esta audiencia, lo que a su criterio es
indicativo del lugar que les asigna.
Siendo que encuentra por probada la existencia de los hechos, la calificación jurídica y
por las ultimas consideraciones realizadas, considera que a fin de garantizar el normal
desenvolvimiento del proceso y la necesidad de garantizar la protección integral de la
mujer, entiende que corresponde disponer la prisión preventiva del imputado la efectiva
celebración del juicio, lo que así dispone.
En función de ello, RESUELVE:
I. DISPONER LA PRISIÓN PREVENTIVA de XX, DNI XX, nacido el XX, hasta
la EFECTIVA CELEBRACIÓN DEL JUICIO en orden a los delitos que fuera
provisoriamente calificados por la señora Fiscal como amenazas simples (149 bis, 1er
párrafo, CP), amenazas agravadas por el uso de armas (149 bis, 1er párrafo, 2da parte),
de amenazas coactivas (149 bis, segundo párrafo, CP), incendio con peligro para los
bienes (186, inc. 1, CP) y desobediencia (art. 239 CP), y ordenar su traslado a la Unidad
Nº 28 del Servicio Penitenciario Federal, a fin de que sea trasladado al Complejo
Penitenciario que tenga cupo para su alojamiento (art. 239 CP y arts. 170, 171, y 173,
174 bis del CPPCABA; Ley 26.485 de Protección de la Mujer y Convención de “Belem
Do Para”);
II. LIBRAR LOS OFICIOS CORRESPONDIENTES, quedando todos los
comparecientes notificados en este acto y COMUNICAR lo dispuesto al titular del
Juzgado Civil Nº 92 a fin de que tome conocimiento de lo resuelto.
No siendo para más, se da por finalizado el acto, tras lo cual los comparecientes firman
el acta, y se les hace entrega de una copia del soporte digital en CD de audio-video con
la grabación de la totalidad de la audiencia.
Hora de cierre: 12.28 hs

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.