Limitan abusos y hostigamientos al ejecutar una deuda. Cuándo hay usura

Una nueva ley le pone freno a las empresas de cobranzas y ciertas prácticas abusivas

0

Sucede a menudo que el acceso al crédito es limitado, las tasas son altas y muchas veces en un contexto de crisis económica, para hacer frente a consumos básicos, ej. un electrodoméstico, las personas se endeudan y pagan altos intereses.

En ciertos casos la morosidad aumenta porque financieramente no pueden afrontar los pagos y así las deudas son cedidas a estudios o empresas de cobro que incurren en prácticas abusivas o vejatorias. La cuestión no es nueva y podés leer esta nota pero ahora se agregan nuevos límitos a la hora de ejecutar o querer cobrar una deuda:

 

Adónde acudir por abusos en ejecuciones de deuda

 

Nueva ley anti abusos de estudios de cobranzas o ejecuciones de deuda

Hoy la legislatura porteña aprobó hoy una ley para regular la actividad de las empresas que realizan reclamos extrajudiciales a través de agentes de cobranzas. La ley apunta a evitar las amenazas y hostigamientos de quienes no pueden cumplir con sus obligaciones de pago.

La nueva ley establece que el agente de cobranza podrá exigir el cumplimiento de la obligación del deudor moroso mediante correo electrónico; carta documento o telegrama; comunicación telefónica o cualquier otra vía extrajudicial que no afecte su integridad física ni psíquica.

Sin embargo, prohíbe a los agentes utilizar los siguientes métodos:

– Reiterar comunicaciones que hostiguen al deudor en mora como método de cobranza;

– Notificar por parte del agente de cobranza en los teléfonos, medios electrónicos y espacios laborales o la comunicación con sus empleadores;

– Enviar misivas postales, comunicaciones telefónicas y/o por medios electrónicos a cualquier persona distinta al deudor;

– Abordar al deudor en lugares públicos con la finalidad de intimidarlo o humillarlo con la exhibición de letreros, pancartas, carteles o cualquier otro elemento relacionado con la reclamación de la deuda;

– Publicar en sus establecimientos comerciales, páginas de internet o redes sociales o difundir a través de los medios de comunicación nóminas de deudores/as y requerimientos de pago sin mediar orden judicial. Lo anterior no comprende a la información que se proporcione a las bases de datos de antecedentes financieros personales ni a la Central de Deudores del Sistema Financiero del Banco Central de la República Argentina;

– Cualquier otra modalidad de gestión de cobro que coloque al deudor moroso en una situación vergonzante, humillante o vejatoria, así como el uso de cualquier medio de coacción, intimidatorio o amenazante.

– Realizar llamadas telefónicas, envío de mensajes de texto o similares al presunto deudor/a entre las 20.00 horas y las 08.00 horas los días lunes a viernes; los días sábados antes de las 10.00 horas y desde las 12.00 horas y días domingos, feriados y días no laborales.

La ley define al agente de cobranza como aquella “persona humana o jurídica que procure el cobro de deudas ajenas en mora vinculadas a relaciones de consumo, y quienes adquieran cartera de deudores con la misma finalidad”.

Además la empresa deberá informar al deudor moroso que se derivará el reclamo extrajudicial a un agente de cobranza, su dirección, los números de teléfono para comunicarse con este, y si tiene representación suficiente el agente para efectuar el cobro y de qué modo.

Finalmente, una vez verificada la existencia de infracciones e incumplimientos a las disposiciones de la presente ley, serán de aplicación las sanciones previstas en la Ley Nacional N° 24.240 de Defensa del Consumidor, conforme el procedimiento establecido por la Ley 757 de Defensa de los Derechos del Consumidor y el Usuario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Cuándo hay usura

La usura se configura cuando se produce un aprovechamiento de las necesidades o de la
inexperiencia de las personas al cobrarles desproporcionadas tasas de interés u obtener garantías
extorsivas en el marco de un préstamo, lo cual está penado por la ley.

A diferencia de la estafa, la víctima actúa a sabiendas de que las implicancias de la operación,
pero constreñida por su necesidad o limitada por su ligerencia o su inexperiencia, afirma Pedro Rodríguez (Pensamiento Penal).

Se consideró usura, por ejemplo, cuando el capital reclamado y reconocido en la sentencia de trance y
remate dictada en esta causa asciende a la suma de $ 8.107,85. Pero el monto de la liquidación  asciende a $ 462.024,82.
Es clara y evidente la desproporción entre ambos montos
-advertida también por el primer sentenciante-, producto de la acumulación
de intereses, lo cual los torna abusivos y usurarios, encontrándose el
Tribunal autorizado a proceder de oficio en el punto, afirmaron.

Si bien se encuentra penada por ley, la usura no es inusual porque el mercado de los créditos para
consumo se caracteriza hasta el momento, por un débil control por parte del Estado. En efecto, se
detectan varias situaciones de abuso que incluyen elevadas tasas de interés, cláusulas abusivas de
contratación y hasta situaciones de trato indigno personal o telefónico, informan desde el MPF Procelac.

 

Guía para contraer un préstamo o tomar deuda

El trato digno exige que bancos y financieras no realicen advertencias confusas particularmente en
todo lo vinculado a la solicitud de un préstamo (monto adeudado, fechas de vencimiento de las cuotas,
modalidades en las que se efectiviza el cobro de la suma adeudada, entre otras informaciones), así
como también debe evitarse la reiteración de llamados telefónicos, el envío de mensajes de texto o de
correos electrónicos intimidatorios o que tengan apariencia de reclamo judicial.

“Los proveedores deberán garantizar condiciones de atención y trato digno y equitativo a los
consumidores y usuarios. Deberán abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los
consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias o intimidatorias. No podrán ejercer sobre los
consumidores extranjeros diferenciación alguna sobre precios, calidades técnicas o comerciales o
cualquier otro aspecto relevante sobre los bienes y servicios que comercialice. Cualquier excepción
a lo señalado deberá ser autorizada por la autoridad de aplicación en razones de interés general
debidamente fundadas.
En los reclamos extrajudiciales de deudas, deberán abstenerse de utilizar cualquier medio que le
otorgue la apariencia de reclamo judicial.

Es importante saber quiénes realizan ofrecimientos de préstamos en efectivo y/o comercializan
tarjetas de crédito. En el mercado argentino, los principales oferentes de créditos son:
• Entidades financieras: son las instituciones autorizadas y reguladas por el Banco Central
de la República Argentina para intermediar financieramente; es decir, para recibir ahorros
del público y colocarlos en el mercado a través de préstamos u otros recursos financieros
(Bancos, Compañías Financieras, entre otras). Están supervisadas por el Banco Central, quien
mensualmente establece el tope máximo de tasa de interés que pueden aplicar a los prestamos.
• Tarjetas de crédito: los comercios o entidades financieras que comercializan estas tarjetas
también se encuentran supervisados por el Banco Central a partir de la Ley de Tarjetas de Crédito y
poseen un tope máximo de tasa de interés a aplicar por disposición del Banco Central.
• Cooperativas y mutuales: se encuentran supervisadas por el Instituto Nacional de Asociativismo
y Economía Social (INAES). Si bien su función es de ayuda social para los asociados, se
detectan cada vez más las cooperativas o mutuales que realizan préstamos y actúan de manera
similar a las entidades financieras, pero sin supervisión del Banco Central a excepción de
aquellas que se encuentran inscriptas en el Registro de otros proveedores no financieros de
crédito del BCRA.
• Financieras / Prestamistas: este sector comprende a todo aquel comercio, empresa o persona
que otorgue préstamos. En efecto, no se encuentra supervisado por el Banco Central, a
excepción de las financieras que se encuentran inscriptas en el Registro de otros proveedores
no financieros de crédito del BCRA.

 

¿Cómo debe ser el contrato para solicitar un préstamo?

Según la PROCELAC: Todos los documentos que se firman al momento de tomar un préstamo o adquirir una tarjeta de
crédito deben contener información adecuada y veraz.

Es un derecho de las y los consumidores acceder a una copia de todos los documentos firmados
al momento de tomar un préstamo o adquirir una tarjeta de crédito.
En muchas ocasiones se exige al consumidor que firme un “pagaré” en blanco o que firme varios
pagarés, uno por cada una de las cuotas que se acordó para saldar la deuda de la suma de dinero solicitada.
No es recomendable firmar documentos en blanco ni que queden firmados muchos pagarés
como cuotas pautadas porque pueden ser completados posteriormente en perjuicio del consumidor,
sin su consentimiento, pueden intentar cobrarse sumas de dinero superiores a las pautadas y las
posibilidades de controlar son escasas en esas circunstancias.

En las operaciones financieras para consumo y en las de crédito para el consumo deberá consignarse
de modo claro en el contrato que firma el consumidor o usuario, de acuerdo al artículo 36 de la Ley
de Defensa al Consumidor, las siguientes características del préstamo:
• La descripción del bien o servicio que se compra o contrata.
• El precio al contado, en los casos de operaciones de crédito para adquisición de bienes o servicios.
• El importe a desembolsar inicialmente y el monto financiado.
• La tasa de interés anual que regirá el contrato.
• El total de los intereses a pagar o el costo financiero total de la operación.
• El sistema de amortización del capital y cancelación de los intereses.
• La cantidad, periodicidad y monto de los pagos a realizar.
• Los gastos extras, seguros u otros gastos adicionales que pueden darse.
En caso que no figure alguna o varias de las informaciones que
debe contener el contrato de acuerdo a la normativa, las/los
consumidores tienen derecho a pedir su nulidad.

(fuente: MPF Procelac)

> Ejemplo 1:
Usted solicita un préstamo de dinero en efectivo de $1.000 pesos a pagar en 12 cuotas de $150
pesos cada una. A ese total, le informan que se agrega un gasto de $100 pesos de seguro de vida y
$50 pesos de gastos de otorgamiento.
¿Cómo debería traducirse este contrato por un préstamo de dinero en efectivo,
respetando los derechos reconocidos en la Ley de Defensa al Consumidor?
Deberían describirse las siguientes características del préstamo:
– La tasa de interés es de un 80% anual, pues se prestan $1.000 pesos y se devuelven $1.800
pesos en 12 cuotas.
– El Costo Financiero Total es de un 95% anual pues, a los $1.800 pagados en 12 cuotas se
agregan los $150 de gastos de otorgamiento y seguro de vida, constituyendo un total de $1.950
pesos que el solicitante del préstamo deberá pagar.
– El sistema de amortización elegido es el denominado “francés” porque las 12 cuotas totales
son constantes de $150 cada una, dentro de las cuales el interés es decreciente al avanzar el
pago de las cuotas y es creciente el pago de capital.
Si bien este ejemplo es de cuotas constantes, pueden existir otros sistemas de amortización
(alemán, estadounidense, entre otros) con cuotas totales crecientes o decrecientes donde la
proporción del interés y del capital de cada cuota también sea variable.
– Se deberán abonar 12 cuotas, siendo el monto de cada una de $150 pesos, los cuales deben
pagarse en una fecha determinada en el marco del contrato.
– Los gastos extras, por seguro de vida y gastos de otorgamiento, suman un total de $150.
Preguntas y Respuestas sobre Créditos para el Consumo | 17
> Ejemplo 2:
> Ejemplo 2:
Usted compra con tarjeta de crédito un televisor que tiene un precio de $5.000 pesos de contado y es
financiable en 12 cuotas de $600 pesos cada una. El uso de la tarjeta de crédito implica un seguro de
vida mensual de $15 pesos y gastos administrativos (envío del resumen de la tarjeta) de $20 pesos.

¿Cómo debería traducirse este contrato por un préstamo de dinero en efectivo,
respetando los derechos reconocidos en la Ley de Defensa al Consumidor?

Deberían describirse las siguientes características del préstamo:
– El televisor posee las características de marca, tamaño, calidad, que usted compró.
– El precio de contado del televisor es $5.000 pesos.
– El monto a desembolsar inicialmente es equivalente a “0” (cero) y que el monto financiado
es $7.200 pesos.
– La Tasa de Interés Anual es 44%.
– El Costo Financiero Total es 52,4% anual dado que a los $7.200 pesos pagados en 12 cuotas,
se agrega un total anual de $240 pesos de gastos administrativos de la tarjeta de crédito (envío
de resumen) y de $180 pesos de seguro de vida. Más allá de esto, es importante aclarar que si
se realizan más compras con la tarjeta de crédito, los gastos extras tendrán un peso menor sobre
el Costo Financiero Total de cada producto comprado.
– El sistema de amortización elegido es el denominado “francés” porque las 12 cuotas totales
son constantes de $600 pesos, dentro de las cuales el interés es decreciente al avanzar el pago
de las cuotas y es creciente el pago de capital.
– Se deberán abonar 12 cuotas, siendo el monto de cada una de $600 pesos, a pagar en la
fecha determinada en el contrato.
– Los gastos extra, por seguro de vida y gastos administrativos, suman un total de $420 pesos.
18 | Preguntas y Respuestas sobre Créditos para el Consumo

¿Qué se debe revisar en un contrato?

Según PROCELAC, ante la firma de un contrato, es imprescindible leerlo y revisarlo cuidadosamente en su totalidad.
Si hay algo que no se entiende o genera dudas, conviene pedir un ejemplar del texto que se va a
firmar para que lo revise alguien de confianza que pueda asesorarnos.
Si los vendedores o quienes brindan el servicio que se va a contratar hacen referencia a mejoras o
modificaciones, es importante solicitar que se incorporen al cuerpo del contrato.
¿Cómo darse cuenta si una cláusula es abusiva?
Las cláusulas abusivas son aquellas que restringen los derechos del consumidor en favor del
proveedor del producto o servicio, por ejemplo, la entidad financiera.
En los contratos de adhesión, se suelen encontrar este tipo de cláusulas dado que el consumidor
no discute el contenido del contrato sino que simplemente acepta o rechaza su firma.
Una cláusula es abusiva cuando asegura ventajas exageradas para el proveedor de bienes o
servicios, incompatibles con la buena fe y equidad.
Si una cláusula es abusiva esto implicará que no tenga validez en términos jurídicos.

Para tener en cuenta:
 No firmes nada sin leerlo y comprenderlo previamente
 Consultá todas tus dudas y preguntas
 Nunca dejes que queden espacios en blanco
 Exigí una copia de todo lo que firmás
 No permitas que nadie te presione
 No firmes un contrato si no estás seguro/a de sus condiciones

¿Cuál es el costo de un préstamo?

Al momento de tomar un préstamo o consumir con tarjeta de crédito, no sólo hay que mirar la
tasa de interés sino que, también, se debe prestar atención a los otros gastos que tiene un préstamo
(seguro de vida, comisiones, gastos administrativos, entre otros).
La suma de la tasa de interés y todos los otros gastos, cualquiera fuera su concepto, va a dar como
resultado el Costo Financiero Total de un préstamo. El costo financiero total de un servicio es lo que
se debe comparar para determinar qué operación conviene más.
¿Qué es la tasa de interés?
La tasa de interés es el precio principal que tiene el préstamo del dinero o la financiación
de la compra.

Mediante la Comunicación A 5590 de junio de 2014 el Banco Central estableció topes máximos
para las tasas de interés que aplican las entidades financieras y los proveedores de tarjetas de crédito.
En el caso de las cooperativas, mutuales u otras “financieras/prestamistas”, si están inscriptas en
el Registro de otros proveedores no financieros de crédito del BCRA, también poseen la obligación
de respetar la normativa. A su vez, de acuerdo a una norma del BCRA (Comunicación “A” 5460 de
2013) todas las comisiones, cargos, costos, gastos, seguros y/o cualquier otro concepto que no sea
la tasa de interés deben tener origen en un costo real, directo y demostrable. En otras palabras, los
costos no pueden ser inventados o fijados de manera arbitraria, sino que deben contemplar montos
de dinero justificados.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.