El cuidado del agua, un recurso limitado

A veces no valoramos elcuidado del agua, un recurso que el mundo valora

0

Cuál es el status del agua en el mundo, qué tan lmitado es este recurso y algunas medidas simples para cuidar algo tan preciado y necesario para la subsistencia en el único planeta habitable que conocemos.

 

El agua como recurso esencial

El agua está entre los recursos más importantes para la vida humana. No solo se precisa para muchos procesos productivos, y es necesaria en la vida diaria, para consumo, limpieza y algo tan básico como cocinar para alimentarse.

Por eso, el acceso al agua potable, en Argentina, es un derecho humano fundamental, según lo definió la corte suprema. Sin embargo, la misma actividad humana, que requiere del agua para vivir, es la que genera contaminación que hace que el agua no sea apta para el consumo.

Aunque no lo parezca, el agua es un recurso limitado. El agua potable representa una ínfima proporción con respecto al total de agua del planeta y depurarla cuesta mucha energía. Por eso existe una gran preocupación en torno al tema del agua.

La contaminación del agua en el mundo

Se sabe que las actividades humanas generan contaminación y que en muchos casos, esta termina llegando al agua del planeta tierra (mares, lagos y ríos). Pero, ¿qué tan grave es esta situación?

Es cierto que prácticamente todas las actividades productoras de bienes generan contaminantes como subproductos no deseados. Pero los que generan mayor preocupación en la contaminación del agua son los microbios patógenos, metales pesados, pesticidas, calor (que altera la temperatura del agua), nutrientes y otros.

En muchas ocasiones las personas y empresas no le dan el tratamiento correcto a los residuos y estos generan contaminación. En los últimos años, por eso, hubo campañas para tratar bien el aceite, por ejemplo, y no descartarlo por la pileta.

Además, en algunos países no existe una presión fuerte por parte de organismos gubernamentales u ONGs que puedan exigir el cumplimientos de cotas de contaminación o el correcto despacho de los desechos para poder reducir la contaminación.

En países en vías de desarrollo, más del 80% de las aguas residuales se descarga sin tratamiento, lo que genera contaminación en lagos, ríos y costas del mar.

En forma reciente, por ejemplo, se habló de los microplástico (microbreads) presentes en algunos cosméticos, que finalmente terminan en los cursos de agua y no se degradan.

Sin embargo, esta reducción de costos de tratamiento tiene asociado un “costo social” que es la contaminación adicional que generan al no tener regulación, una externalidad negativa, en términos económicos.

Pero, el grave problema de la contaminación del agua no es el único que tenemos. Veamos el problema de la disponibilidad.

 

Disponibilidad de agua en la Tierra

La abundancia de agua que posee el planeta tierra podría hacernos creer que contamos con amplia disponibilidad de agua y es cierto pero con algunos matices.

El problema con la disponibilidad de agua es que no toda es apta para consumo humano. El 97,5% de agua en la Tierra es salada, 2,24% está congelada en glaciares o está bajo tierra, el 1% de es de fácil acceso y tan solo el 0,26% de toda el agua es dulce accesible para consumo.

 

Consideremos además, que la demanda por el líquido se triplico entre 1950 y 1995 pero, la disponibilidad no crece a este ritmo. De hecho, los problemas de contaminación han hecho que algunos países tengan problemas de escasez de agua.

La limitación en la disponibilidad de agua representa una traba en el desarrollo sostenible de los países, ya que resulta difícil poder mantener las actividades cotidianas y promover el crecimiento mientras se tiene un déficit de un recurso tan vital.

Por tanto, la abundancia aparente de agua en el planeta es una mentira, de hecho, la realidad, es que existe escasez de agua en muchas partes del planeta.

En muchos países desarrollados se cuenta con agua suficiente pero es un servicio bastante costoso y en otros es aún más caro debido a esta escasez.

 

Acceso al agua

Sabemos que el agua es un recurso escaso y que debe administrarse. Pero, una pregunta importante es ¿Qué porcentaje de la población tiene la posibilidad de acceder al agua?

Este aspecto parece ser un poco más alentador, especialmente por los avances que ha habido en los años recientes.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 91% de la población mundial utiliza una fuente de agua potable mejorada. Cabe acotar que se había acordado una meta de 88% de acceso para 2015 y la cifra se alcanzó en el 2010.

Además, 6.600 millones de personas pueden acceder a agua potable de fuentes mejoradas y 663 millones no pueden hacerlo, sin embargo, es la primera vez que esta cifra baja de los 700 millones.

Pero, el acceso a fuentes de agua potable mejorada varía entre zonas rurales y urbanas, el 96% de las zonas urbanas tiene acceso y 84% de las zonas rurales puede acceder a agua potable mejorada.

Para el año 2015 en solo 3 países el porcentaje de acceso al agua es menor al 50% mientras que en 1990 eran 23 países. Es decir, 20 países han logrado aumentar en buena medida el acceso de agua en su población.

Las regiones que deben hacer un mayor esfuerzo por mejorar el acceso son el África subsahariana y Asia, en donde ha habido avances pero aún hay mucho por hacer.

Estas cifras, publicadas por la OMS nos dan a entender que el acceso al agua ha mejorado durante los últimos años, gracias a los esfuerzos que se hacen para este fin.

Sin embargo, brindarles acceso al agua a muchas personas podría no tener ningún efecto si no hace el esfuerzo por reducir la contaminación y evitar que el agua potable deje de ser apta para el consumo.

 

En Argentina

Solo en el país, y para la concesión de la firma AYSA, la potabilización promedio de agua asciende a los 5.362.652 m³/día. Potabilizar el agua tiene un costo importante, al implicar un esfuerzo por extraerla del Río de la Plata o Paraná de Las Palmas, depurarla y distribuirla a los hogares.

Por eso es importante el cuidado del agua, que en definitiva ahorrará costos y esfuerzos para todos, al salvaguardar este recurso vital que tenemos en el planeta, por esta generación y las futuras.

 

 

 

.

Fotos y gráfica: AYSA.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.