Reglamento de uso de pistolas Taser

Se publicó en el boletín oficial el permiso y autorización para que las fuerzas de seguridad federal usen las armas eléctricas Taser. Cómo funcionan y qué implicancias legales tienen. Hay temor por los eventuales abusos. Las cuestiones constitucionales y legales que plantean.

0

Todas las fuerzas de seguridad nacionales, es decir, Gendarmería Nacional, Policía Federal Argentina, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Prefectura Naval podrán usar pistolas Taser en ciertos lugares y según el protocolo publicado en el boletín oficial.

Estas pistolas eléctricas disparan unos dardos que se clavan en la piel de la persona, conectados a un cable de hasta 10 metros. Quien reciba el dardo deberá soportar una descarga de 400 voltios durante cinco segundo, quedará inmovilizado y en shock.

La pistola registra todo el audio y video de la escena, tiene una suerte de caja negra que permite registrar lo acontecido y si el agente actuó o no en forma (i)legítima. Sin embargo, se plantean dudas sobre los potenciales abusos en que puedan incurrir, más allá del reglamento.

El nuevo reglamento de uso de pistolas Taser

El Estado ahora autorizó el uso de pistolas Taser. Como requisito, los agentes de todas las fuerzas citadas deberán haber recibido un entrenamiento y, dice la normativa, solo podrán usarlas para inmovilizar, proceder a la detención o para impedir la fuga de quien manifieste peligro inminente de lesionar a terceras personas o de auto lesionarse.

También cuando deba ejercerse la legítima defensa propia o de terceras personas o para impedir la comisión de un delito de acción pública.

Podés leer el protocolo abajo.

 

Objeciones constitucionales al empleo de pistolas Taser

Tras un planteo hecho hace varios años, ahora, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) analizará ahora si el uso de las pistolas Taser viola o no los compromisos asumidos por el Estado argentino en tratados internacionales (básicamente, la Convención Americana llamada también Pacto de S. José).

En particular, la CIDH analizará la petición P-1712/16 que fue presentada hace casi tres años, y que ahora entró en la etapa de admisibilidad y por la cual el Estado argentino fue notificado hace unos dos meses.

La petición fue presentada por el Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires (ODH) y la Agrupación H.I.J.O.S. Capital y estuvo acompañada por una gran cantidad de personas, instituciones y organizaciones vinculadas a los derechos humanos, tales como Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz – SERPAJ, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Miguel Ángel Estrella, Presidente de Fundación Música Esperanza y Embajador de la Buena Voluntad UNESCO, APDH, entre otras.

En tanto, para el CELS las pistolas Taser provocan un dolor intenso, es decir que su uso puede ser considerado tortura o trato cruel, y pueden ocasionar la muerte. La reglamentación publicada en el Boletín Oficial es inconstitucional ya que no respeta los principios de proporcionalidad y razonabilidad que limitan el uso de la fuerza estatal.

En su crítica, esta ONG argumenta que los criterios que el reglamento establece son tan imprecisos que en los hechos habilitan cualquier uso. Por ejemplo, el inciso c) del artículo 2 las autoriza para “impedir la comisión de un delito de acción pública”, o sea siempre, porque ese es el trabajo de la policía.

El inciso a) del mismo artículo las permite para inmovilizar ante un “peligro inminente”, que no se describe de ningún modo. Así, el reglamento potencia los riesgos de letalidad y tortura, en lugar de disminuirlos como afirmaron las autoridades.

El Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas que intervino en casos contra Nueva Zelanda (2009) y contra Gran Bretaña (2013) desalentó su uso y lo consideró prohibido salvo que se trate de “situaciones extremas y limitadas (aquellas en las que exista una amenaza real e inmediata para la vida o riesgo de lesiones graves)” y “únicamente en sustitución de las armas letales”.

La única forma de que la introducción de las Taser reduzca la letalidad policial es que sean utilizadas como remplazo de las armas de fuego. En la medida que esta regulación amplía su uso, su efecto será aumentar las lesiones y la letalidad.

“Así, con la incorporación de las llamadas ‘armas menos letales’ se intenta esconder el uso de violencia estatal y las afectaciones serias para la vida y la integridad que estas producen. El gobierno nacional promueve y no controla el uso de armas de fuego; en el mismo sentido, este reglamento implica una nueva habilitación para el uso de la fuerza sin límites ni control” ,finaliza el comunicado de prensa

 

Los temas legales de las pistolas Taser en el mundo

Algunos países las han permitido y otros las han prohibido. Por ejemplo, las armas de electrochoque se han declarado ilegales en Alemania (2 WaffG [33]) si no llevan un sello oficial de aprobación que demuestre que no constituyen un riesgo para la salud. A partir de julio de 2011, no se ha emitido dicho sello a ningún dispositivo en el mercado. Según el § 40 Abs. 4 WaffG [34], sin embargo, la policía federal alemana puede aprobar excepciones.

En Estados Unidos varía según cada jurisdicción. Algunos Estados las permiten. Hay casos en que los jueces han estudiado si hubo o no abusos del agente policial, y determinado su responsabilidad en algunos.

Por ejemplo, en un caso se analizó que una persona llamada Bryan se levantó temprano, viajó al este con sus primos a Los Ángeles, recogió sus llaves y regresó para buscar su auto y su hermano. Luego comenzó a conducir hacia el sur hacia la casa de sus padres. Mientras viajaban por la autopista 405, Bryan y su hermano fueron detenidos por un patrullero de la autopista de California que emitió una multa por exceso de velocidad. Esto le molestó mucho.

Comenzó a llorar y abatirse, y finalmente se quitó la camiseta para limpiarse la cara. Continuando hacia el sur sin más incidentes, los dos finalmente cruzaron el puente de Coronado a las siete y media de la mañana.

En ese momento, una mañana ya mala para Bryan dio un giro para peor, contó la sentencia. Bryan fue detenido en una intersección cuando el oficial MacPherson, quien estaba estacionado allí para hacer cumplir las regulaciones del cinturón de seguridad, se paró frente a su automóvil y le indicó a Bryan que no debía continuar.

Bryan se dio cuenta de inmediato de que, por error, no se había abrochado el cinturón de seguridad después de su primer encuentro con la policía. El oficial MacPherson se acercó a la ventanilla del pasajero y le preguntó a Bryan si sabía por qué lo habían detenido. Bryan, sabiendo muy bien por qué y cada vez más enojado consigo mismo, simplemente miró de frente.

El oficial MacPherson solicitó que Bryan apagara su radio y se detuviera en la acera. Bryan cumplió con ambas solicitudes, pero cuando detuvo su auto en la acera, enojado consigo mismo por las perspectivas de otra cita, golpeó su volante y gritó improperios. Después de haber detenido su automóvil y haberlo colocado en el parque, Bryan salió de su automóvil.

No hay duda de que Bryan estaba agitado, parado afuera de su auto, gritando tonterías y golpeando sus muslos, vestido solo con sus calzoncillos y zapatillas de tenis. También es indiscutible que Bryan no amenazó verbalmente al Oficial MacPherson y, según el Oficial MacPherson, se encontraba a una distancia de veinte a veinticinco pies y no intentaba huir.

El oficial MacPherson declaró que le dijo a Bryan que permaneciera en el automóvil, mientras que Bryan declaró que no escuchó que el oficial MacPherson le dijo que lo hiciera. La única disputa material se refiere a si Bryan hizo algún movimiento hacia el oficial. El oficial MacPherson testificó que Bryan dio “un paso” hacia él, pero Bryan dice que no dio ningún paso, y la evidencia física indica que Bryan en realidad estaba frente al oficial MacPherson.

Sin dar ninguna advertencia, el oficial MacPherson le disparó a Bryan con su pistola taser. Una de las sondas Taser incrustadas en el costado del brazo izquierdo superior de Bryan. La corriente eléctrica lo inmovilizó con lo que cayó de cara al suelo, fracturándose cuatro dientes y sufriendo contusiones faciales.

El tribunal determinó la responsabilidad del agente policial. Al ver los hechos, como debemos, a la luz más favorables para Bryan, concluimos, a los fines de un juicio sumario, que el Oficial MacPherson utilizó una fuerza inconstitucionalmente excesiva.

Sin embargo, entendieron los juecs, un oficial sensato que enfrenta las circunstancias que enfrentó el oficial MacPherson el 24 de julio de 2005, podría haber cometido un error razonable de la ley al creer que el uso del Taser era legal.

Para leer el caso completo, acá el link.

 

 

Anexo con resolución sobre uso de pistolas Taser

MINISTERIO DE SEGURIDAD
Resolución 395/2019
RESOL-2019-395-APN-MSG
VISTO el Expediente EX-2019-15894677-APN-DPEYRLYD#MSG, la CONSTITUCIÓN NACIONAL, las Leyes N° 20.429, N° 22.520 (T.O. por Decreto Nº438 del 12 de marzo de 1992 y sus modificaciones) y N° 24.059, el Decreto Nº 821 del 23 de julio de 1996, y

CONSIDERANDO:

Que la seguridad es un derecho transversal a todos los derechos reconocidos explícita e implícitamente por la CONSTITUCIÓN NACIONAL y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos (artículo 75 inciso 22).

Que la Ley de Ministerios establece que es competencia del MINISTERIO DE SEGURIDAD todo lo concerniente a la seguridad interior, a la preservación de la libertad, la vida y el patrimonio de los habitantes y sus derechos y garantías, en un marco de plena vigencia de las instituciones del sistema democrático.

Que en particular concierne al MINISTERIO DE SEGURIDAD entender en el ejercicio del poder de policía de seguridad interna y en la dirección y coordinación de funciones y jurisdicciones de las FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD FEDERALES (POLICÍA FEDERAL ARGENTINA, GENDARMERÍA NACIONAL, PREFECTURA NAVAL ARGENTINA y POLICÍA DE SEGURIDAD AEROPORTUARIA) y provinciales.

Que la actividad policial requiere actualizar los criterios de acción vigentes en las FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD FEDERALES, atento a la necesaria utilización de la fuerza pública en la defensa de los intereses de los ciudadanos, en consonancia con las normas Constitucionales y supra legales que rigen sus deberes y responsabilidades en el desempeño de su profesión, de acuerdo a normado en los Convenios Internacionales suscriptos por nuestro país, en la CONSTITUCIÓN NACIONAL y en la Normativa pertinente.

Que la ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS al establecer los “PRINCIPIOS BÁSICOS SOBRE EL EMPLEO DE LA FUERZA Y DE ARMAS DE FUEGO POR LOS FUNCIONARIOS ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY” en el año 1990, dispuso en el punto 2 de las Disposiciones Generales, que “Los gobiernos y los organismos encargados de hacer cumplir la ley establecerán una serie de métodos lo más amplia posible y dotarán a los funcionarios correspondientes de distintos tipos de armas y municiones de modo que puedan hacer un uso diferenciado de la fuerza y de las armas de fuego. Entre estas armas deberían figurar armas incapacitantes no letales para emplearlas cuando fuera apropiado, con miras a restringir cada vez más el empleo de medios que puedan ocasionar lesiones o muertes. Con el mismo objetivo, también debería permitirse que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cuenten con equipo autoprotector, por ejemplo, escudos, cascos, chalecos a prueba de balas y medios de transporte a prueba de balas a fin de disminuir la necesidad de armas de cualquier tipo”.

Que, la Ley Nacional de Armas y Explosivos determina que las armas electrónicas que solo produzcan efectos pasajeros en el organismo humano sin llegar a provocar la pérdida del conocimiento, están contempladas taxativamente dentro de la Categoría de “Armas y Municiones de Uso Civil” (Ley N°20.429, Sección III, Clasificación del material, Armas y Municiones de Uso Civil, artículo 5, inciso 4. Texto sustituido conforme Decreto N° 821 del 22 de agosto de 1996).

Que la incorporación de armas electrónicas de uso no letal permitirá abordar situaciones operacionales en las que resulte necesaria la utilización de la fuerza sin el empleo de armas de fuego, siendo un medio intermedio para ejercer un uso racional y gradual de la fuerza ante situaciones de enfrentamientos con personas violentas o amenazantes, brindando a las FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD FEDERALES una opción táctica adicional en reemplazo de las armas de fuego.

Que la normativa y la doctrina internacional dan cuenta de los resultados obtenidos en los estudios médicos y técnicos realizados en prestigiosas universidades, como los efectuados por las universidades de California (UCSD) y Winston-Salem de los Estados Unidos, y por el Instituto de Medicina Legal de Málaga, España, donde se concluye que el empleo de las armas electrónicas no tiene efectos letales sobre las personas (conforme el informe sobre la temática efectuado en febrero de 2016 por el COMITÉ DE SEGUIMIENTO DEL SISTEMA DE SEGURIDAD PÚBLICA DE LA CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES -Ley Nº 5.688 artículo 83 inciso 4, – y los estudios publicados en los Cuadernos de Medicina N°35 del año 2004, del INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL DE MÁLAGA, ESPAÑA).

Que nuestros Tribunales han tenido la oportunidad de pronunciarse sobre la utilización de las armas electrónicas, expidiéndose sobre la legalidad de su empleo (conforme lo resuelto por el TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA de la CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES en los autos “Pisoni, Carlos c/ GCBA s/ Amparo. Artículo 14 CCABA s/ Recurso de inconstitucionalidad”, expediente Nro. 10700/14).

Que las armas electrónicas son empleadas por diversas Fuerzas de Seguridad de todo el mundo. Se utilizan, entre otros países y territorios, en ALEMANIA, ARABIA SAUDITA, AUSTRALIA, AUSTRIA, ARGELIA, ANDORRA, BORNEO, BULGARIA, BE´LGICA, CANADÁ, CROACIA, CHIPRE, COREA, DINAMARCA, ESLOVENIA, ESPAN~A, FILIPINAS, FINLANDIA, FIYI, FRANCIA, GRECIA, HOLANDA, HONG KONG, INDIA, INDONESIA, IRLANDA, IRAK, ISRAEL, ITALIA, JAPO´N, JORDANIA, KUWAIT, LATVIA, LITUANIA, MALASIA, NUEVA GUINEA, NUEVA ZELANDA, NORUEGA, OMA´N, PAKISTA´N, POLONIA, PORTUGAL, QATAR, REINO UNIDO, REPU´BLICA CHECA, RUMANIA, SINGAPUR, SUDA´FRICA, SUIZA, SUECIA, TAHITI´, TAIWA´N, TURQUI´A, UCRANIA, VIETNAM, YEMEN, BAHAMAS, BARBADOS, GRANADA, ISLAS CAIMA´N, TRINIDAD Y TOBAGO, COSTA RICA, REPU´BLICA DOMINICANA, GUATEMALA, HONDURAS, PANAMA´, ECUADOR, CHILE, COLOMBIA, BRASIL y BOLIVIA.

Que atento a ello, resulta menester el dictado de una resolución que regule el empleo de las armas electrónicas no letales de manera uniforme con el fin de dotar a las FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD FEDERALES de normativa actualizada para ejercer debidamente sus funciones.

Que la DIRECCIÓN GENERAL DE ASUNTOS JURÍDICOS de este MINISTERIO ha tomado la intervención de su competencia.

Que la presente medida se dicta en uso de las facultades conferidas por el artículo 22 bis de la Ley de Ministerios Nº 22.520 (T.O. 438/92) y el artículo 8° de la Ley N°24.059.

Por ello,

LA MINISTRA DE SEGURIDAD

RESUELVE:

ARTÍCULO 1º.- Apruébase el “REGLAMENTO GENERAL PARA EL EMPLEO DE ARMAS ELECTRONICAS NO LETALES POR PARTE DE LOS MIEMBROS DE LAS FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD FEDERALES”, que como Anexo (IF-2019-39114997-APN-SCPC#MSG), forma parte de la presente.

ARTÍCULO 2º.- Instrúyase al Jefe de la POLICÍA FEDERAL ARGENTINA, al Director Nacional de la POLICÍA DE SEGURIDAD AEROPORTUARIA, al Prefecto Nacional Naval de la PREFECTURA NAVAL ARGENTINA y al Director Nacional de la GENDARMERÍA NACIONAL a que procedan a la inmediata implementación de cursos de capacitación específica para el empleo de armas electrónicas no letales.

ARTÍCULO 3°.- Comuníquese, publíquese, dése a la DIRECCIÓN NACIONAL DEL REGISTRO OFICIAL y archívese. Patricia Bullrich

NOTA: El/los Anexo/s que integra/n este(a) Resolución se publican en la edición web del BORA -www.boletinoficial.gob.ar-

e. 07/05/2019 N° 30438/19 v. 07/05/2019

ANEXO

REGLAMENTO GENERAL PARA EL EMPLEO DE ARMAS

ELECTRONICAS NO LETALES POR PARTE DE LOS MIEMBROS

DE LAS FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD FEDERALES

ARTÍCULO 1°.- Los funcionarios de las FUERZAS POLICIALES Y DE

SEGURIDAD FEDERALES cumplirán en todo momento los deberes

que les impone la ley, sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas

las personas contra actos ilegales, en consonancia con el alto grado de

responsabilidad exigido por su profesión, en cumplimiento y en

protección de la dignidad humana y los derechos humanos de todas las

personas. Sólo podrán usar las armas electrónicas no letales, cuando

sea estrictamente necesario en el cumplimiento de sus deberes y en la

medida que lo requiera el desempeño de sus tareas.

ARTÍCULO 2°.- Se hará uso de las armas electrónicas no letales

cuando resulten ineficaces otros medios no violentos, en los siguientes

casos:

a) Para inmovilizar, proceder a la detención o para impedir la fuga de

quien manifieste peligro inminente de lesionar a terceras personas o de

auto lesionarse.

b) Cuando deba ejercerse la legítima defensa propia o de terceras

personas.

c) Para impedir la comisión de un delito de acción pública.

ARTÍCULO 3°.- Solo podrán emplear armas electrónicas no letales los

funcionarios de las FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD

FEDERALES que hayan sido especialmente instruidos para su empleo,

luego de haber recibido la capacitación específica.

ARTÍCULO 4°.- Ante el necesario empleo de armas electrónicas no

letales, funcionarios de las FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD

FEDERALES deberán identificarse como tales de viva voz advirtiendo

su inmediata intervención, salvo que dicha acción pueda suponer un

riesgo de lesiones para otras personas, o cuando resultare ello

evidentemente inadecuado o inútil, dadas las circunstancias del caso.

ARTÍCULO 5°.- Se considerará que existe peligro inminente, entre

otras situaciones, en las siguientes circunstancias:

a) Cuando se desarrollen conductas amenazantes que pongan en

peligro la integridad física del agente o de terceras personas.

b) Cuando se manifiesten conductas violentas que indiquen la

inminencia de un ataque al agente o a terceras personas.

c) Cuando el número de los ofensores o la imprevisibilidad de la

agresión esgrimida, impida materialmente el debido cumplimiento del

deber, o la capacidad para ejercer la defensa propia o de terceras

personas.

ARTÍCULO 6°.- Luego del uso de armas electrónicas no letales, se

procederá a preservar la memoria interna del material utilizado, a los

efectos de efectuar el pertinente control administrativo.

República Argentina – Poder Ejecutivo Nacional

2019 – Año de la Exportación

Hoja Adicional de Firmas

Anexo

Número:

Referencia: Anexo – REGLAMENTO GENERAL PARA EL EMPLEO DE ARMAS ELECTRONICAS

NO LETALES POR PARTE DE LOS MIEMBROS

DE LAS FUERZAS POLICIALES Y DE SEGURIDAD FEDERALES

El documento fue importado por el sistema GEDO con un total de 2 pagina/s.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.