Restaurantes deben indicar calorías de los platos

Hay un deber de información del restorán y un correlativo derecho del comensal consumidor de comida de saber las calorías en los platos que se piden. Una ley tucumana expresamente lo aclara.

0

Hay un derecho de información de todo producto o servicio que contratamos, artículo 4 ley 24240 de protección al consumidor. El punto es hasta dónde llega. La información es virtualmente infinita.

¿Debe un local informar el peso atómico de sus productos, por ejemplo? El punto es que esta sea relevanta para la contratación, que le permita decidir y comparar si se compra o no. Por eso está regulado, por ejemplo, que se publiquen precios finales y por unidad de medida (kilo, metro, etc.).

En el caso de alimentos envasados hay toda una regulación de las etiquetas y rótulos que deben tener peso, información nutricional e ingrediantes. ¿Y qué pasa con los restaurantes?

En el caso del restorán hay un cierto vacío o mondiola legal. Pero por vía del artículo 4 citado se podría decir que al menos deben informar ingredientes de los platos (si es que el mozo los sabe… bueno, debería saberlos), calorías y en cierto punto información nutricional básica (pero en esto último hay polémica).

En Tucumán, por ejemplo, la ley manda a indicar las calorías de todo sánguche de milanesa que se consume allí. Aunque no sea un dato habitualmente pedido ni algo que se le preste atención…

 

Ley sobre información de calorías

 

LEY 8890

PODER LEGISLATIVO PROVINCIAL (P.L.P.)

La presente Ley tiene por objeto informar al consumidor sobre el valor calórico que tiene la comida ofrecida en bares, restoranes y en todo otro lugar de expendio de comidas, cualquiera sea su modalidad.

Sanción: 19/05/2016; Promulgación: 03/06/2016; Boletín Oficial 13/06/2016.

La Legislatura de la Provincia de Tucumán, sanciona con fuerza de Ley:

Artículo 1°.- La presente Ley tiene por objeto informar al consumidor sobre el valor calórico que tiene la comida ofrecida en bares, restoranes y en todo otro lugar de expendio de comidas, cualquiera sea su modalidad.

Art. 2°.- Deberán observar lo preceptuado en la presente Ley, los:

1. Restaurantes y bares.

2. Locales de comida rápida.

3. Supermercados y establecimientos que vendan menús envasados.

4. Locales ubicados en establecimientos educativos y deportivos.

5. Las empresas de transporte que operen en la Provincia, sea aéreo, terrestre, acuático, que incluyan en sus servicios alimentos a bordo.

Art. 3°.- La personas o establecimientos dedicados a este rubro comercial deberán, informar y mantener actualizado el valor calórico de cada comida que ofrece que deberá previamente estar validada por la Autoridad de Aplicación.

Dicha información será colocada en los menúes con letra del mismo tamaño del nombre del alimento y será incorporada en las cartas de menú, en envase o recipiente que sean expendidas, en folletería y pizarras de promoción.

Art. 4°.- Será Autoridad de Aplicación de la presente Ley, el Ministerio de Salud Pública por intermedio del Sistema Provincial de Salud.

Art. 5°.- La inobservancia de la presente Ley, será pasible a las sanciones de apercibimiento y/o multa, cuya modalidad será determinada por la Autoridad de Aplicación en el decreto reglamentario.

Art. 6°.- El Poder Ejecutivo Provincial reglamentará la presente Ley en el plazo de sesenta (60) días contados a partir de su promulgación.

Art. 7°.- La entrada, en vigencia de la presente Ley operará a partir de los ciento ochenta (180) días de ser promulgada.

Art. 8°.- Comuníquese.

Dada en la Sala de Sesiones de la Honorable legislatura de la Provincia de Tucumán, a los diecinueve días del mes de mayo del año dos mil dieciséis.

Dr. Guillermo M. Gassenbauer, Vicepresidente 1° a/c de la Presidencia H. Legislatura de Tucumán.

Claudio Antonio Perez, Secretario H. Legislatura de Tucumán.

 

Fuente de la foto: El Tucumano

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.