Vio a los ladrones huir con su tele, y los chocó con su propio auto

Un hombre de Necochea adoptó la drástica decisión de sacrificar a su auto para salvar a su tele robada por los forajidos.

0

Era una noche tranquila y calma. El viento azotaba su auto, es invierno. Al tomar lacalle 16 en la ciudad balnearia de Necochea, los vio. Eran dos hombres, vestidos en ropas oscuras, se mimetizaban con la noche.

Llevaban algo, pero apenas pudo ver qué era. El farol estaba lejos. Recién cuando corrieron en dirección al auto reconoció su televisor LED que cargaban en un Fiat Palio. La puerta de su casa, forzada, los miraba abierta.

Sin pensarlo, aceleró. Recién cuando chocó se dio cuenta de que el golpe lo podía haber lesionado. Si bien podían haber seguido, porque el golpe fue fuerte pero el Palio seguía en pie, lo vieron desenfrenado, dispuesto a todo.

Ese arranque de legítima defensa los catapultó hacia su huida. Dejearon la tele, el auto y la ganzúa. Se fugaron corriendo, en zapatillas.

Recuperado del shock, llamó al 911. Desde el Comando de Patrullas se indicó que se realizó un rastrillaje por el lugar pero no pudieron dar con los ladrones.

Ahora, solo el auto abandonado permanecía de testigo, inmóvil, pero golpeado. Un Fiat Palio de color gris, patente BNF – 147 y en su interior el televisor y una notebook que le habían robado al vecino bajo la modalidad denominada “escruche”.

La legítima defensa debe se proporcional para repeler el atque. En este caso no hubo heridos, pero cabría preguntarse qé sucede con el seguro, siendo que usó el auto como un arma para repeler el robo.

Adentro del auto también vieron una llave especial para arranque, herramientas para violentar rejas, y las huellas digitales, dactilográficas, que se peritaron.

La casa, claro, revuelta. Y el hombre que se preguntaba si tenía o no el seguro contra robo, si estaba pago. Ahí mismo le avisaron que la patente del Palio no era del Palio.

Al parecer, el dominio BNF 147 no era de ese auto sino de un Fiat 147 de la ciudad de Buenos Aires, un rodado que tenía pedido de secuestro activo de la UFI 20 de Mar del Plata.

Por autos con patente trucha o duplicada, denunciar en DNRP, registro automotor y fiscalía penal del lugar.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.