¿Qué hacer si te sentís un poco harto de estar en cuarentena?

Los países tienen diferentes leyes y formas de abordar el COVID 19 y la cuarentena. Algunos gobiernos dictan qué se debe hacer para mantener a la población saludable y lo hacen por medio de leyes estrictas; otros solamente le sugieren a la población cómo actuar. Es normal tener un poco de hastío. En esta nota la autora enseña a sobre llevarla mejor.

0

Por  Irene Celcer *

Los países tienen diferentes leyes y formas de abordar el tema de COVID 19 y la cuarentena. Algunos gobiernos dictan qué se debe hacer para mantener a la población saludable y lo hacen por medio de leyes estrictas; otros solamente le sugieren a la población cómo actuar.

Estas decisiones son multifactoriales. Tienen que ver con estilos de mando, nivel de contagio del virus y desde lo temporal, en qué punto se encuentra la pandemia.

Decisiones muy complejas. Pero en honor a la verdad, debo confesar qué, como psicoterapeuta, soy alérgica a las imposiciones. En general, confío en la humanidad. ¿Quizás demasiado?

Es porque creo que, dada la educación adecuada, buenas razones y con una salud mental razonable, los humanos tienden a actuar de manera apropiada. Cuando son forzados, la mayoría reacciona negativamente. Como raza, odiamos, me parece, las imposiciones.

De colegas, amigos y pacientes en Argentina y Estados Unidos, y también por mi propia experiencia, soy consciente de que la cuarentena extendida nos está afectando a todos. ¿Cómo puede ser de otra manera? Somos animales sociales. Necesitamos contacto físico;

necesitamos interactuar cara a cara, también trabajar. El trabajo es terapéutico porque nos da mucho más que dinero. Proporciona una sensación de dominio y orgullo, estructura de la vida diaria y un propósito. Encerrados somos como leones enjaulados.

Aquellos de nosotros que vivimos en familia, por mucho que nos encante los niños, los adolescentes y la vida en pareja puede sacarnos de quicio después de un tiempo, especialmente si vivimos en un lugar pequeño. En esencia, la pandemia nos arrojó a una paradoja: ¡estamos demasiado lejos y también muy cerca de quienes amamos, todo al mismo tiempo!

 

¿Qué hacer cuando estamos  cansados ​​de todo?

1) Aceptá que estás cansado y de mal humor. Recordá  que solo sos humano.

2) Tratá de determinar qué es lo que te está molestando para poder discutirlo con un ser querido.

3) Intentá relajarte y respirá exhalando por más tiempo del que inhalaste en cada inspiración.

4) Establecé momentos para interactuar y momentos de soledad durante su día.

5) Asegurate de tener interacciones a través del zoom o a través de tu balcón.

6) Finalmente, recordá  que el mundo ha pasado por otras pandemias, tan cercana como la de los años 1900.

Ninguna de mis seis sugerencias es a prueba de balas. Estar en cuarentena por elección u obligación no es divertido, y es difícil para algunos, mucho más difícil que para otros. Hemos escuchado innumerables veces que estamos en la misma tormenta, pero no en los mismos barcos lo cual, en mi apreciación, es totalmente cierto. Sin embargo, confío en que los puntos 1-6 que planteo, te permitirán una perspectiva cuando las cosas se tornan difíciles en tu día a día.

Buena suerte y buena salud!

* La autora de la nota es una psicóloga argentina que trabaja y vive en Estados Unidos y en Buenos Aires, Argentina​. Podés visitar su página


Foto

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.