Una nena fue atacada por un perro dogo, la mató

Qué dice la ley sobre las razas de perros peligrosas, obligaciones y acciones frente a vecinos que pueden tener un animal de este tipo

0

La ley de la Provincia de Buenos Aires lista una serie de razas de perro que considera peligrosas, y respecto de las cuales obliga a tomar recaudos, otros distritos tienen leyes similares. Podés leer otras notas de Derecho En Zapatillas sobre los perros peligrosos.

Tristemente falleció una nena de dos años, atacada por un perro de raza dogo, abajo la historia. Pero quería alertar sobre estas razas y la necesidad de un cuidado y crianza especial.

 

Lista de razas de perros consideradas peligrosas

Se consideran perros potencialmente peligrosos a aquéllos incluidos dentro de una topología racial que por su naturaleza agresiva, tamaño o potencia de mandíbula, tengan capacidad de causar la muerte o lesiones graves a las personas y a otros animales. Entre esas razas están estas, pero la lista es enunciativa, es decir, abierta, son meros ejemplos:

a) Akita Inu.

 

b) American Staffordshire.

 

c) Bullmastif.

foto: El mundo del perro

 

d) Bull Terrier.

 

e) Doberman.

 

f) Dogo Argentino.

diario El Sol

g) Dogo de Burdeos.

h) Fila Brasileño

i) Gran Perro Japones.

 

j) Mastin Napolitano.

k) Pit Bull Terrier.

l) Presa Canario.

 

m) Rottweiler.

(fuente)

 

n) Staffordshire Bull Terrier.

fuente

 

 

Un triste caso del ataque del perro

La niña que vivía con un perro de la raza dogo murió tras ser mordida ferozmente. El hecho sucedió el pasado miércoles por la tarde en el barrio El Dique, partido de Ensenada, provincia de Buenos Aires.

Al parecer la mamá fue unos minutos al baño, cuando la niña de dos años salió al patio adonde estaba el perro. Enseguida corrió al lugar cuando escuchó los gritos de su hija.

Hasta tuvo que pedir ayuda para rescatar a la niña de las fauces del animal, cuenta el diario El Día de La Plata. Si bien fue trasladada por sus padres al hospital Rossi de La Plata, lamentablemente no pudo ser salvada por la gravedad de las heridas en el rostro y en el cuello.

Ahora tramita una causa penal por “averiguación de causales de muerte”, en la cual el fiscal intentará determinar las responsabilidades del caso.

“Los especialistas dan cuenta de que los ataques suelen darse por la reacción de los perros ante lo que consideran un ataque, por más que no lo sean y las personas no lo interpreten de esa forma”, publicó Página/12.

También señalan que las razones que llevan a los perros a atacar no son siempre las mismas y que mucho depende de la raza como del comportamiento de los propietarios y el trato que le dan al animal”, ageraga ese diario, y exhorta a instalar barreras físicas para separar a los animales.

Hay muchos otros en los cuales suceden cuando el dueño es el vecino del animal considerado peligroso. En tal caso, además del tema penal, hay derecho a una indemnización civil, que podrá hacerse efectiva siempre y cuando el titular del perro tenga bienes, por eso la obligatoriedad de tener un seguro.

 

La ley de perros peligrosos

La ley tiene por objeto regular la tenencia de perros potencialmente peligrosos para hacerla compatible con la seguridad de las personas y otros animales.

Se consideran perros potencialmente peligrosos a aquéllos incluidos dentro de una topología racial que por su naturaleza agresiva, tamaño o potencia de mandíbula, tengan capacidad de causar la muerte o lesiones graves a las personas y a otros animales.

 

Registro de Propietarios de Perros Potencialmente Peligrosos

Se crea un registro, en cada Municipio existirá una delegación del Registro. En el Registro se consignan los datos personales del solicitante y respecto del perro, los datos que permiten individualizarlo resultantes de la identificación que prevé esta Ley, sus características y el lugar habitual de residencia.

El registro entrega al solicitante un instructivo de crianza y prevención en el cual se indican al menos las disposiciones establecidas en esta Ley para la tenencia de perros potencialmente peligrosos, y las condiciones mínimas de adiestramiento y sociabilidad que requieren los mismos.

Cualquier incidente producido por un perro potencialmente peligroso a lo largo de su vida, conocido por las autoridades administrativas o judiciales, se hace constar en su hoja registral, que se cierra con su muerte.

 

Obligaciones de quien tenga perros potencialmente peligrosos

a) Solicitar la inscripción en el registro antes que el perro cumpla seis (6) meses de vida.

b) Identificar al perro mediante la colocación de un chip o de un tatuaje.

c) Para la presencia y circulación en espacios públicos, utilizar correa o cadena de menos de un metro de longitud, collar y bozal, adecuados para su raza.
Quedan exentos de cumplir con esta disposición:

I. Explotaciones agrarias que utilicen perros de guardia, defensa y manejo de ganado, y actividades de carácter cinegético.

II. Pruebas deportivas con fines a la selección de los ejemplares que participan en las mismas y que estén autorizadas y supervisadas por la autoridad competente, con exclusión de los ejercicios para peleas y ataque.

d) Adoptar medidas de seguridad y prevención en el inmueble donde se aloja al perro, en el que debe haber estructuras suficientemente resistentes y de dimensiones adecuadas que impidan al perro escaparse o sobrepasar el hocico más allá de los límites propios.

e) En el inmueble que pertenezca a más de un propietario, se prohíbe dejar al perro en lugares comunes.

f) Queda prohibido el abandono de los perros alcanzados por esta Ley.

g) Comunicar al Registro la cesión, robo, muerte o pérdida del perro, haciéndose constar tal circunstancia en su correspondiente hoja registral, sin perjuicio de que si el perro pasase a manos de un nuevo propietario, éste deberá renovar la inscripción en el Registro.

Hay multas para quien no guarde las disposiciones.  También se puede secuestrar al perro en cualquier circunstancia, si el infractor no cumple ni se allana a cumplir con esta Ley.

Además de la vía administrativa, denuncia al municipio y PBA, está la vía judicial, con una medida cautelar que obligue al dueño del animal a tomar medidas, recaudos para resguardar la seguridad.  La norma aclara que las autoridades pueden requerir el auxilio de la fuerza pública cuando ello resulte necesario para hacer observar esta Ley.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.