Encuentran casos de transmisión del coronavirus hacia gatos

Sin embargo, en la actualidad, no hay evidencia de transmisión de gato a humano, o que los gatos, perros u otros animales domésticos desempeñen algún papel en la epidemiología de las infecciones humanas por SARS-CoV-2, informan. Ciencia En Zapatillas

Un equipo de científicos y científicas de la Universidad de Glasgow ha identificado dos casos de transmisión de COVID-19 (coronavirus) de persona a gato. Por esto, sería necesario cuidar a los animales que también serían vulnerables a este virus.

Desde que comenzó la pandemia, ha habido informes de gatos de hogares con COVID-19 en Hong Kong, Bélgica, EE. UU., Francia, España, Alemania, Rusia, Japón, Italia, Chile, Canadá, Brasil, Argentina, Suiza y Letonia que dieron positivo. para el SARS-CoV-2 y se presume que habían sido infectados por sus dueños.

En este nuevo estudio científico, analizaron gatos, de razas diferentes, que procedían de dos hogares separados y mostraban signos respiratorios de leves a graves.

Los investigadores creen que ambos gatos fueron infectados por sus dueños, quienes también mostraban síntomas de COVID-19 antes de que los felinos enfermasen.

Los casos de transmisión hacia gatos

El primer gato era una gatita Ragdoll de cuatro meses de un hogar en el que el dueño desarrolló síntomas que eran consistentes con la infección por SARS-CoV-2 a fines de marzo de 2020, aunque el dueño no fue examinado.

El gatito fue presentado a su veterinario en abril de 2020 con dificultad para respirar. Lamentablemente, la condición del gato se deterioró y luego tuvo que ser sacrificada.

Las muestras pulmonares post-mortem revelaron más tarde daños en los pulmones compatibles con una neumonía viral y hubo evidencia de infección por SARS-CoV-2.

El segundo gato era una hembra siamesa de seis años de un hogar donde un dueño dio positivo por COVID-19. El gato fue llevado al veterinario con secreción nasal y conjuntivitis, pero estos signos clínicos permanecieron leves y el gato se recuperó más tarde.

La infección por COVID-19 pudo detectarse en el gato como parte de un programa de detección de COVID-19 felino en todo el Reino Unido y esto fue confirmado por la APHA.

Los investigadores completaron la secuenciación del genoma completo del genoma del SARS-CoV-2 en el gato 2. Allí encontraron que era muy similar a los genomas virales que circulan en humanos.

Los investigadores no encontraron evidencia de adaptación de especies en las secuencias virales del gato. Concluyeron que cualquier mutación presente en el genoma viral del gato 2 probablemente también estuviera presente en el virus del dueño, aunque la secuencia del genoma del dueño no estaba disponible para comparación.

La transmisión de coronavirus de gato a humano

En la actualidad, no hay evidencia de transmisión de gato a humano, o que los gatos, perros u otros animales domésticos desempeñen algún papel en la epidemiología de las infecciones humanas por SARS-CoV-2. Aún se desconoce si los gatos con COVID-19 podrían transmitir el virus de forma natural a otros animales o de regreso a los humanos.

Sin embargo, los científicos creen que estos dos casos conocidos de transmisión de persona a gato en el Reino Unido probablemente sean una subestimación de la verdadera frecuencia de transmisión de persona a animal, ya que las pruebas con animales son limitadas.

En tal sentido, la profesora Margaret Hosie del MRC-University of Glasgow Centre for Virus Research, autora principal del estudio, dijo:

“Estos dos casos de transmisión de persona a animal, encontrados en la población felina en el Reino Unido, demuestran por qué es importante que mejoramos nuestra comprensión de la infección animal por SARS-CoV-2 «.

“Actualmente, la transmisión de animal a humano representa un riesgo relativamente bajo para la salud pública en áreas donde la transmisión de persona a persona sigue siendo alta», expresó.

«Sin embargo, a medida que disminuyen los casos en humanos, la posibilidad de transmisión entre animales se vuelve cada vez más importante como fuente potencial de reintroducción del SARS-CoV-2 en humanos. Por lo tanto, es importante mejorar nuestra comprensión de si los animales expuestos podrían desempeñar algún papel en la transmisión», completó.

Se han informado infecciones de ocurrencia natural por SARS-CoV-2 en gatos, gatos no domésticos y perros. Los científicos también han demostrado que los gatos, hurones y hámsteres son susceptibles.

Los perros no se contagian el coronavirus, pero los gatos sí

 

Este estudio fue financiado por Wellcome ISSF COVID Response Fund y apoyado por el Medical Research Council (MRC). MRC-University of Glasgow Centre for Virus Research (CVR) en asociación con el Servicio de Diagnóstico Veterinario de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad.

Fuente

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.