¿Está regulada la venta de OVNI partes?

Si bien para autopartes hay una extensa regulación, esta nota cuenta qué pasa con la actividad extraterrestre y el vacío legal

Según la constitución nacional, nadie está obligado a hacer lo que no manda la ley. Esto se conoce como principio de clausura, solo la ley puede delimitar las conductas prohibidas.

Tenemos leyes razonables que regulan la venta de auto partes, atento a que hay un mercado ilegal de esas piezas que fomentan la inseguridad, robos, violencia, etc. Por ende, el Estado decidió regular y establecer controles.

Pero no sucede lo mismo con la venta de piezas para naves espaciales, de alta demanda. Estas piezas se cotizan a un muy alto valor y por ende hay extraterrestres varados esperando regresar porque no consiguen elementos clave como una antena iónica, o un condensador de flujo o un acelerador de plasma de gluones. Se reportó que cerca del planetario vendían, pero terminó siendo un rumor.

La industria nacional no logra abastecer ese mercado y la calidad no es la esperada. Por ejemplo, se reportó un caso de un OVNI proveniente de un exo planeta cercano a Alfa Centauri que quedó flotando en el vacío legal porque la bujía secuencial le falló.

Para hacer valer la garantía tendría que meter un reclamo en defensa del consumidor pero no tiene DNI, porque todavía los extraterrestres no tienen status de personas (aunque sí les cobran impuestos, tienen CUIT, ley 20628).

Entonces anda ahí flotando en el espacio a la espera de algún hábeas nave y que se ocupe el tribunal intergaláctico. Es así, a falta de regulación, la venta de OVNI partes queda exclusivamente regulada al mercado, a lo que determine la oferta y demanda y solo Elon Musk hoy puede acceder a piezas de calidad.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.