La espera en el banco

Ahora un banco deberá indemnizar a un cliente con $ 40 mil por la demora en la atención

0

Si bien los bancos han mejorado la atención, en general, en algunos todavía la espera es agotadora. Un cliente reclamó y ahora obtuvo una indemnización de $ 40 mil porque el banco lo hizo esperar en forma indebida.

La indemnización por demoras en atención

El cliente del banco fue a la caja. Pero tuvo que alistarse en la fila y terminó esperando más de los 30 minutos permitidos dentro de los cuales, por ley, deben atenderlo. Ahora defensa del consumidor ordena resarcirlo con $ 40 mil.

Esa multa a modo de indemnización es la sanción exceder los 30 minutos permitidos de tolerancia para atender, en una sucursal bancaria de Luján de Cuyo, Mendoza, según informó MinutoUno. Como la entidad bancaria es reincidente, la multa original de $ 20 mil se duplicó.

A veces obligan a los bancos a insertar carteles con la leyenda: “Su tiempo máximo de espera para la antención no debe superar los 30 minutos”. Defensa del Consumidor provincial ofrece también el teléfono 0800 222 6678 en las sucursales para que los clientes denuncien dichas demoras.

Si bien el el caso sucedió en 2015, tras el sumario y defensas, la resolución se dio a conocer ahora. El cliente denunció una espera de casi una hora. Tras una inspección de defensa del consumidor en la que los encargados se hicieron pasar por clientes y corroboraron las esperas desmedidas, se labró un acta por “atención y trato indigno”, tipificado en la ley 24240.

Cada jurisdicción tiene sus propias leyes anti espera. En la ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, el tiempo de espera legalmente permitido para filas también es de 30 minutos. El tiempo de espera sentados es sustancialmente mayor, aunque deben proveer baños y asientos. En otras provincias también es de 30 minutos. Podés ver un detalle y seguir leyendo acá.

 

 

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.