Juguetes y regalos seguros. Consejos para comprarlos

La normativa sobre el tema contiene consejos de seguridad para comprar juguetes y regalos para el día del niño. Qué pasa con los cambios.

1

En todo juguete, buscar los sellos de certificación de seguridad, las siglas CE (para artículos eléctricos) y CS (artículos en general) que indican que tanto el fabricante como el importador han verificado el cumplimiento de la ley vigente sobre la calidad de los materiales.

También debe figurar la edad recomendada y las modalidades de uso de los juegos, las instrucciones de uso en idioma nacional.

Por otra parte, todos los comercios deben exhibir los precios y respetar esos valores al momento del pago ya sea en efectivo o con tarjeta en un pago.

Cuando se trata de compras efectuadas por internet, las condiciones de venta también deben ser claras y, en caso de no serlo, el cliente deberá comunicarse con el servicio de atención al cliente para evacuar dudas antes de realizar la compra, informó defensa del consumidor de la ciudad.

Los cambios y devoluciones pueden realizarse dentro de los 30 días posteriores a la compra. En ningún caso, los comercios pueden aplicar restricciones de días y horarios. Además, el comercio debe respetar el valor abonado que figura en la factura.

En los casos en que existiera una diferencia a favor del consumidor al realizar el cambio de un producto, el comercio deberá emitir una nota de crédito que podrá utilizarse dentro de los 90 días posteriores a su emisión.

Por otro lado, el juguete importado debe tener la estampilla de la AFIP con los datos del fabricante y los datos del importador así como el logo de seguridad: Una “S” negra dentro de dos figuras circulares. Este garantiza que el producto aprobó satisfactoriamente los análisis toxicológicos de los materiales y pinturas, relacionados con la presencia de metales pesados como plomo y cadmio, informan desde la cámara de empresas del juguete.

“En el laboratorio de la CAIJ, los juguetes son sometidos a pruebas de seguridad, tanto en aspectos mecánicos como químicos (ensayo de Beilstein y cuantificación de ftalatos).”

 

 

Claves para comparar juguetes seguros

  • Verificar los sellos de certificación de seguridad CE y CS

 

  • los productos dirigidos a este grupo de niños no pueden contener piezas de menos de 3 centímetros de diámetro y de 6 centímetros de largo

 

  • Revisr que las etiquetas contengan la información del fabricante y los datos de contacto
  • Asegurar que las instrucciones de uso y demás información estén escritas en español

 

  • Chequear que el producto incluya el pictograma que indica las edades para la que fue diseñado

 

  • Recordar que todos los productos tienen una garantía legal de 6 meses, por más que el comercio no entregue una certificación.

 

  • Evitar joyas o productos de metal, o con pilas que puedan extraerse fácilmente. También evitar los juguetes magnéticos o aquellos que contengan químicos tóxicos.

 

  • Las cuerdas de un largo mayor a 30 centímetros representan un riesgo de estrangulamiento

 

  • Chequear si el producto tiene ftalatos prohibidos, ver resolución abajo

 

 

 

 

Anexo con normativa sobre seguridad de juguetes

 

Quienes produzcan, importen, distribuyan o comercialicen cosas o presten servicios, deben suministrar a los consumidores o usuarios, en forma cierta y objetiva, información veraz, detallada, eficaz y suficiente sobre las características esenciales de los mismos, ley 24240.

Las cosas y servicios deben ser suministrados o prestados en forma tal que utilizados en condiciones previsibles o normales de uso, no presenten peligro alguno para la salud o integridad física de los consumidores o usuarios.

Las cosas y servicios, incluidos los servicios públicos domiciliarios, cuya utilización pueda suponer un riesgo para la salud o la integridad física de los consumidores o usuarios, deben comercializarse observando los mecanismos, instrucciones y normas establecidas o razonables para garantizar la seguridad de los mismos. En tales casos debe entregarse un manual en idioma nacional sobre el uso, la instalación y mantenimiento de la cosa o servicio de que se trate y brindarle adecuado
asesoramiento. Igual obligación regirá en todos los casos en que se trate de artículos importados, siendo los sujetos anunciados en el artículo 4 responsables del contenido de la traducción.

 

Normativa específica: reglamento de seguridad juguetes

 

Prohibición de ftalatos

 

Ministerio de Salud

SALUD PUBLICA

Resolución 583/2008

Establécense requisitos esenciales de seguridad para la fabricación, importación, exportación, comercialización o entrega a título gratuito de artículos de puericultura y juguetes.

Bs. As., 4/6/2008

VISTO el Expediente Nº 2002-2041/08-3 del registro del MINISTERIO DE SALUD, y

CONSIDERANDO:

Que los niños, como organismos en desarrollo, son particularmente vulnerables a las sustancias químicas con las propiedades concretas en cuestión (tóxicos para la reproducción y/o perturbaciones endocrinas), y en consecuencia, la exposición de niños a todas las fuentes de emisión de estas sustancias prácticamente evitables, especialmente de los artículos que los niños introducen en la boca, debe reducirse lo más posible, garantizando el máximo nivel de protección, sea cual sea la edad de los mismos.

Que en ese marco conceptual el ex MINISTERIO DE SALUD Y ACCION SOCIAL restringió la posibilidad de que los niños interaccionen con elementos conteniendo distintos compuestos de la familia de los ftalatos con riesgo potencial o demostrado para su salud, a través de la Resolución Nº 978 del 9 de diciembre de 1999.

Que desde entonces dicha decisión fue ratificada y perfeccionada a través de las Resoluciones Ministeriales Nº 438 del 30 de abril de 2001, Nº 324 del 31 de mayo de 2002, Nº 180 del 24 de febrero de 2004 y Nº 243 del 10 de marzo de 2006, por persistir las razones que motivaron la prohibición de fabricación, importación, exportación, comercialización o entrega gratuita de determinados artículos de puericultura y juguetes destinados a ser llevados a la boca por niños menores de TRES (3) años fabricados con: di(2-etilhexil) ftalato (DEHP) CAS Nº 117-81-7, diisononilftalato (DINP), CAS Nº 28553-12-0, din-octilftalato (DNOP o DOP), CAS Nº 117-84-0, diisodecilftalato (DIDP), CAS Nº 26761-40-0, butilbencilftalato (BBP), CAS Nº 85-68-7 y dibutilftalato (DBP), CAS Nº 84-74-2.

Que persisten las condiciones que fundamentaron las Resoluciones mencionadas y que fuesen ratificadas el 14 de diciembre de 2005 por la Directiva 2005/84/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea, que limita la comercialización y el uso de determinadas sustancias y preparados peligrosos (ftalatos en juguetes y artículos de puericultura) publicada en el Diario Oficial Nº L 344 de fecha 27 de diciembre de 2005 p. 0040 -0043.

Que la información científica disponible, y las evaluaciones del riesgo toxicológico realizadas en el ámbito de la Unión Europea, permiten definir a DEHP, DBP y BBP como sustancias reprotóxicas (clasificadas dentro de la categoría de sustancias CMR —carcinogénicas, mutagénicas y tóxicas para la reproducción—).

Que la información científica relativa a DINP, DIDP y DNCP es inexistente o controvertida, pero dado el comportamiento imprevisible de los niños, con el consiguiente problema para determinar con precisión la ingesta diaria de una sustancia determinada, no puede excluirse que planteen un riesgo potencial si se utiliza en los juguetes y artículos de puericultura que, por definición, se fabrican para niños, y que puedan ser introducidos en la boca por los mismos.

Que la exposición al DEHP, el DBP y el BBP procedente de juguetes puede evitarse, y no es evidente que su uso en juguetes sea necesario o beneficioso para los niños, representando posiblemente la mayor proporción de la exposición total de los niños a estas sustancias químicas, de todas las fuentes conocidas (medio ambiente, aire de espacios cerrados, alimentación, etc.) que pueden controlarse mediante medidas concretas.

Que, dependiendo del protocolo del estudio de observación de los niños que se introducen juguetes en la boca, éstos se introdujeron objetos en la boca entre varios minutos (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de los Estados Unidos) y más de seis horas (estudio DTI del Reino Unido e informes japoneses), lo que refuerza las dudas sobre cuál es en realidad el peor caso en cuanto al tiempo de introducción y la necesidad de tener un nivel de cautela adecuado en las conclusiones respecto a la exposición a ftalatos procedentes de los juguetes.

Que las incertidumbres en la evaluación de la exposición a estos ftalatos, como número de veces que se introduce en la boca, la presencia probable de más de un ftalato en los juguetes, las exposiciones adicionales a través de los alimentos, el aire y el contacto dérmico con estos ftalatos, exigen que se tengan en cuenta las consideraciones cautelares, y por ello, deben fijarse restricciones para el uso de esos ftalatos en juguetes y artículos de puericultura y para la comercialización de dichos articulos.

Que debido al diferente grado de evidencia científica, y por razones de proporcionalidad, las restricciones para el DINP, el DIDP y el DNOP deben ser menos severas que las propuestas para el DEPH, el DBP y el BBP.

Que existen sustancias alternativas (tales como citratos y adipatos) que pueden utilizarse como plastificantes en los juguetes y artículos de puericultura, y cuyos estudios de seguridad fueron evaluados por el Comité Científico de la Toxicidad, la Ecotoxicidad y el Medio Ambiente de la Unión Europea, que concluyó, en un dictamen del 8 de junio de 2004, que no había motivos de preocupación por el uso del acetiltributilcitrato (ATBC) como plastificante para los juguetes y artículos de puericultura que los niños pequeños se introducen en la boca.

Que es función del Estado Nacional determinar los requisitos esenciales de seguridad que deben cumplir los productos de venta libre y/o de uso masivo y garantizar a la población que las sustancias empleadas para la producción de juguetes no comprometen su seguridad en condiciones previsibles de uso.

Que esta Cartera de Estado es competente para adoptar las medidas oportunas para proteger la salud de la población ante la detección de cualquier factor de riesgo para la misma.

Que dado que en los países de la región no existe restricción a tales productos y la REPUBLICA ARGENTINA es territorio de tránsito directo comercial entre alguno de ellos, se hace necesario explicitar que las medidas aquí dispuestas no serán aplicables a la mercadería que arribe al territorio aduanero en tránsito directo con destino exterior para evitar la obstaculización de las relaciones comerciales entre los países vecinos.

Que la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS ha tomado la intervención de su competencia.

Por ello,

LA MINISTRA DE SALUD

RESUELVE:

Artículo 1º — Prohíbese la fabricación, importación, exportación, comercialización o entrega a título gratuito, de artículos de puericultura y juguetes, fabricados con material plastificado que contenga concentraciones superiores al 0,1% en masa de los siguientes ftalatos (u otros números CAS que engloben la sustancia):

di(2-etilhexil)ftalato (DEHP) CAS No 117-81-7;

dibutilftalato (DBP) CAS No 84-74-2;

butilbencilftalato (BBP) CAS No 85-68-7.

Art. 2º — Prohíbese la fabricación, importación, exportación, comercialización o entrega gratuita, de artículos de puericultura y juguetes que puedan ser introducidos en la boca por los niños, fabricados con material plastificado que contenga concentraciones superiores al CERO COMA UNO POR CIENTO (0,1%) en masa de los siguientes ftalatos (u otros números CAS que engloben la sustancia):

diisononilftalato (DINP) CAS No 28553-12-0 y 68515-48-0;

diisodecilftalato (DIDP) CAS No 26761-40-0 y 68515-49-1;

din-octilftalato (DNOP) CAS No 117-84-0.

Art. 3º — En oportunidad del ingreso al país de aquellos artículos de puericultura y juguetes de material flexible en los cuales se manifieste que los mismos no están fabricados con los ésteres de ácido ftálico nominados en los artículos precedentes, se deberá presentar ante la DIRECCION GENERAL DE ADUANAS un informe técnico elaborado por un ORGANISMO DE CERTIFICACION DE PRODUCTOS autorizado por el ORGANISMO ARGENTINO DE ACREDITACION (OAA), para la certificación de artículos de puericultura y juguetes en los términos del Decreto Nº 1474/94.

 

 

Ítems que NO se consideran juguetes

 

Modelos a escala reducida, tipo hobby o artesanal, a propulsión o no, terminados o para
armar, en los que el producto final no tenga primordialmente valor de juguete (por ejemplo:
muñecas folclóricas decorativas, soldados de colección, maquetas para armar, etc.).
o Equipos de instalación permanente destinados a uso colectivo, en parques infantiles o de
aventuras (playground).
o Elementos y equipamiento deportivo reglamentario (son aquellos que reúnan las
características de materiales, dimensiones y peso establecidos en cada reglamento deportivo).
o Equipos náuticos destinados a su utilización en aguas profundas (se entenderá por aguas
profundas aquellas de profundidad mayor de 1,40 m) excepto los snorkel y antiparras para
buceo destinadas a menores de 14 años.
o Equipos instalados en lugares públicos que requieran fichas o monedas habilitantes.
o Rompecabezas o puzles de más de 500 piezas con o sin modelo.
o Armas de aire comprimido u otro gas del tipo de las utilizadas en juegos, prácticas o
competencias deportivas.
o Fuegos artificiales, incluidos los fulminantes excepto aquellos diseñados para ser incorporados
al juguete.
o Hondas, catapultas y arcos de tiro, cuya longitud sin tensar supere la distancia de 1,20m.
o Dardos y flechas con puntas metálicas excepto los que poseen discos metálicos magnéticos.
o Vehículos con motores de combustión.
o Máquinas de vapor.
o Bicicletas diseñadas para hacer deporte o desplazarse por la vía pública de altura máxima de
asiento superior a 435 mm.
o Juegos de video que se puedan conectar a un monitor, alimentados por una tensión superior a
24 volts.
o Chupetes.
o Imitaciones fieles de armas de fuego.
o Joyas de fantasía destinadas a los niños excepto las que formen parte de un disfraz o atuendo
y los sets para fabricarlas.
o Anteojos para sol excepto los demasiado pequeños para ser usados por un niño.
o Material auxiliar para flotación que se utilice en aguas de más de 30 cm. De profundidad
(manguitos y chalecos salvavidas).
o Material escolar que no tenga funcionalidad lúdica.
o Artículos para niños que no sean ofrecidos con una funcionalidad lúdica adicional o posterior a
su uso principal.

1 comentario
  1. Muy buen post, aunque un poco largo, pero eso no dice que no sea una lectura obligada. La información es realmente útil y necesaria para la seguridad de los más pequeños a la hora de regalar juguetes. Sigan así!

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.