La extorsión sexual como delito

Cuando una relación amorosa deviene extorsión. Las consecuencias penales. En la historia, tuvieron un hijo juntos fruto de un affaire. Pero ella no solo le pidió dinero para alimentos, que corresponde, sino que lo habría extorsionado. Los detalles.

0

Un hombre de casi 60 años que reside en Córdoba entabló una relación extramatrimonial con una señorita con menos de la mitad de su edad. Ella, que vivía en Santiago del Estero, conocía del matrimonio del hombre y en un punto comenzó a extorsionarlo para no avivar a su esposa.

Frente a esto, él  denunció a la joven de 28 años con quien había mantenido una relación amorosa esporádica y clandestina, lo hostigaba y le exigía dinero para no revelar su doble vida, publicó el diario El Liberal.

La denuncia por el delito de extorsión fue investigada por la División Trata de Personas que logró detectar, a través de cámaras de seguridad, cuando la mujer retiraba uno los montos de dinero enviado por el damnificado. Además, los investigadores detectaron que ella gastaba grandes sumas de dinero, por ejemplo en cosméticos.

 

La historia de la relación amorosa y la extorsión

El hombre conoció a la mujer cuando por su trabajo debió viajar a La Banda, “Cuna de Poetas y Cantores”. En esa ciudad, cuando él le entregó a ella una encomienda, intercambiaron los teléfonos y comenzó la historia amorosa de la cual nació un hijo, un bebé de cuatro meses. 

Frente a esto, la mujer empezó pidiéndole 30 mil pesos, porque el niño estaba enfermo. En otra oportunidad le exigió que le diera 120.000 pesos, y la excusa era que la iban a desalojar. Cada vez que él se negaba ella lo amenazaba con avisarle todo a su familia.

En un monento, ella lo llamó desesperada con el pretexto de que habían secuestrado al bebé meses, para lo cual debía pagar US$ 7.500 en concepto de rescate. El cordobés no le creyó pero igual le dio el dinero. Igualmente radicó la denuncia.

Ahora interviene la fiscalía quien está analizando las pruebas, previo a tomarle declaración indagatoria por el delito de extorsión. La mujer fue detenida pero como se encuentra amamantando, se dispuso que el lugar de detención fuera su propio domicilio con custodia policial.

Además, se le secuestró un celular Motorola G7 negro para el respectivo peritaje y a sí comprobar los dichos del denunciante, informó el diario El Liberal.

Según el código penal, será reprimido con reclusión o prisión de cinco a diez años, el que con intimidación o simulando autoridad pública o falsa orden de la misma, obligue a otro a entregar, enviar, depositar o poner a su disposición o a la de un tercero, cosas, dinero o documentos que produzcan efectos jurídicos.

La norma agrega que será reprimido con prisión o reclusión de tres a ocho años, el que, por amenaza de imputaciones contra el honor o de violación de secretos, cometiere alguno de los hechos expresados en el artículo precedente.

Cabe aclarar que la “amenaza” de ejercer un derecho o acción legal no califica como tal o extorsión, si no que es legítima. Pero en el caso se investiga un accionar supuestamente ilícito, de pedir dinero con el fin de afectar y con el objeto de no difundir un secreto del damnificado denunciante.

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.