Presentó certificados médicos truchos para faltar a su trabajo. Ahora enfrente consecuencias legales

La empleada falsificó la documentación para ausentarse de su trabajo. La mayoría de los días pedidos por supuesta enfermedad eran viernes y lunes. Ahora le hicieron una denuncia penal.

0

Una empleada administrativa presentó 36 certificados médicos en un plazo de algo más de un año. Esto llamó la atención de la entidad pública para la cual ella trabajaba, quienes detectaron que los permisos serían falsificados con el objetivo de justificar sus ausencias.

Frente a esto, que para la ley de contrato de trabajo califica como una injuria grave, el empleador podría despedir con causa, sin perjuicio de las consecuencias penales que ahora enfrenta por el delito de falsificación de documentos, fraude y ocasionar un perjuicio a la entidad estimado en $ 218.672.

Según se detalla en la causa, la mujer presentó certificados todos los meses, en algunos una vez y en otros hasta cinco veces en un mismo período de 30 días. Según publicó Diario de Cuyo, el organismo llevó adelante un sumario que es un derecho de toda persona, para ofrecer y producir pruebas, y ejercer el derecho de defensa.

En tal expediente se detectó que la empleada habría adulterado sus firmas y sellos, puesto que el profesional de la salud que aparecía como firmante desconoció los papeles membretados, por lo que la obra social llevó adelante una pericia caligráfica en la que determinó que “la totalidad de las firmas cuestionadas y adjudicadas al profesional no se corresponden con su puño y letra”.

Además, el representante del Ministerio Público Fiscal pidió testigos y tomarle la declaración indagatoria a la imputada por el delito de defraudación.

Según las fuentes, publicó el diario Perfil, quedó en evidencia que había un patrón para ausentarse de su trabajo. Por las fechas de los certificados, casi la mitad de las ausencias fueron un lunes y, en al menos cuatro casos, comenzaba el viernes anterior.

Esta no es la primera vez que algo así sucede en la Argentina. Hace unos meses, en Ushuaia, un trabajador fue hallado “prima facie” autor del delito de “falsificación de documento en cinco hechos que concurren realmente entre sí”. En tanto, a un empleado público le atribuyeron los delitos de “defraudación a la administración pública en concurso ideal con uso de documento público falso, en concurso real con defraudación a la administración pública en grado de tentativa, en concurso ideal con uso de documento público falso”.

De hecho, en la Provincia de Buenos Aires, también se desbarató una oranización delictiva que expedía certificados médicos apócrifos para que docentes y auxiliares de la educación pudieran pedir licencias en escuelas de Lanús (foto del encabezamiento, La Voz).

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.