Demandan a Netflix porque su Sherlock Holmes es “muy amable”

Según los herederos de Arthur Conan Doyle, la plataforma y la autora Nancy Springer habrían violado los derechos de autor

0

Por Alan Wilder *

Netflix estrenó en el mes de septiembre una película basada en ‘The Enola Holmes Mysteries’, las novelas de Nancy Springer. La autora imagina que Sherlock tiene una hermana de 14 años, Enola, y precisamente ella es la protagonista de su saga juvenil.

Protagonizada por Millie Bobby Brown (“Stranger Things”) y Henry Cavill (“The Witcher”), “Enola Holmes” es dirigida por Harry Bradbeer.

El film de Netflix antes de poder estrenarse tuvo varios problemas, los representantes de los derechos de autor de Arthur Conan Doyle, creador del personaje de Sherlock Holmes, han demandado a la plataforma por una presunta violación de derechos de autor.

Si bien la mayoría de las historias de Sherlock Holmes son de dominio público desde 2014, los herederos del autor todavía poseen los derechos de las diez últimas historias escritas entre 1923 y 1927.

Según la demanda presentada en la corte federal de Nuevo México, Netflix había cometido una “infracción del copyright y violación de marcas registradas”.

Los argumentos elementales

La familia del escritor británico se aferra a diez historias, escritas por Conan Doyle cerca del final de su vida, con el detective como protagonista, que todavía no ingresaron al dominio público: en una estrategia legal ingeniosa como Sherlock, se razona que en esa decena de cuentos el protagonista evoluciona su carácter de forma notoria:

deja de ser un personaje frío, hiperracional, distante y habitualmente misántropo, despreciando al resto de la humanidad; para convertirse en un hombre más empático y afectado por emociones.

La idea general es que se muestra que Sherlock responde a Enola con “calidez y amabilidad”, argumentan que presenta unos rasgos que Conan Doyle le atribuyó en sus últimas novelas.

Los herederos mantienen que esta transformación de Sherlock tuvo lugar en los últimos 10 libros, en base a las secuelas que dejaron la Primera Guerra Mundial en el autor y su familia, y que estos concretamente continúan bajo el control de los derechos de autor.

La pregunta es si los sentimientos de Sherlock pueden tener derechos de autor y si la representación del gran detective en Enola Holmes es derivada como resultado.

Desde que se presentó la demanda en junio, no ha habido más actualizaciones y Netflix, Legendary Pictures y los demás involucrados no han comentado.

La demanda contra Netflix y sus asociados en el proyecto de “Enola Holmes” lo pueden ver acá

Varias demandas por derechos de autor

En realidad, no es la primera vez que los herederos de Conan Doyle han presentado una demanda por la descripción de Sherlock, ya que se presentó una demanda similar contra Miramax por el “Sr. Holmes”, protagonizada por Sir Ian McKellen como un Sherlock retirado que mira hacia atrás en su vida.

Una vez más, la demanda alegó que la película infringió los derechos de autor, ya que tomó elementos de las diez historias finales, como su “calidez personal” y el hecho de que el detective “llega a amar la naturaleza”.

El resultado en ese caso no les fue favorable, en parte porque las cortes determinaron que las acciones de la familia intentaban conseguir que los demandados paguen antes de entrar en una disputa legal eternamente. Ese antecedente utiliza ahora Netflix para defender su “Enola Holmes”.

 


*El autor es estudiante de abogacía. Organizador de  @TEDxNunez y  @TEDxUBA

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.