El cuerpo responde bastante bien a un atracón de pizza

Al parece rse mantiene el equilibrio metabólico, al menos en el corto plazo. Los participantes comieron hasta dos pizzas grandes, y midieron sus niveles de glucosa y otros parámetros de la sangre

0

En este nuevo estudio científico se les pidió a los participantes que comieran pizza hasta que “no pudieran comer otro bocado”. Encontraron que, contrario a lo que se pensaba, en el corto plazo, el cuerpo responde bastante bien a la ingesta excesiva de la pizza.

De hecho, los científicos descubrieron que los humanos sanos pueden comer el doble de lo que necesitan para sentirse “llenos” sin efectos inmediatos, como sería el perder el equilibrio metabólico.

En este estudio probaron a dos grupos de hombres para evaluar sus respuestas a comer en exceso. Ambos tuvieron que comer mucha pizza, estimamos que sin ananá.

A los participantes se les pidió que comieran pizza hasta que estuvieran cómodamente llenos, y al otro grupo se le pidió que comieran hasta que “no pudieran comer otra porción”. Los voluntarios debían comer pizza hasta reventar, básicamente.

El promedio de consumo fue aproximadamente una pizza y media grandes. Algunas personas consumieron hasta dos y media pizzas grandes, hasta que no pudieron comer más.

 

Los hallazgos científicos sobre llenarse mucho

Descubrieron que los hombres jóvenes y sanos (de 22 a 37 años) que consumían el doble de pizza de lo habitual lograron mantener la cantidad de nutrientes en el torrente sanguíneo dentro del rango normal.

“Todos conocemos los riesgos a largo plazo de la indulgencia excesiva con los alimentos cuando se trata de obesidad, diabetes tipo II y enfermedades cardiovasculares, pero sabemos mucho menos sobre algunos de los efectos inmediatos de todo lo que puede comer en el cuerpo”.

“Nuestros hallazgos muestran que el cuerpo realmente se las arregla notablemente bien cuando se enfrenta a un exceso de calorías masivo y repentino”, explicaron los científicos.

la cantidad de insulina en la sangre fue un 50 por ciento más alta de lo normal (el cuerpo libera esta hormona para controlar los niveles de azúcar en la sangre), según el estudio llevado a cabo por los Investigadores del Centro de Nutrición, Ejercicio y Metabolismo de la Universidad de Bath

los lípidos en sangre (triglicéridos y ácidos grasos no esterificados) fueron solo ligeramente más altos, a pesar de consumir el doble de grasa

El profesor James Betts, quien supervisó el trabajo, dijo que nuestros cuerpos pueden almacenar “eficientemente” los nutrientes de la comida y que “no hay consecuencias negativas inmediatas” en términos de pérdida del control metabólico.

“El principal problema con comer en exceso es que agrega más energía almacenada a nuestros cuerpos (en forma de grasa), lo que puede culminar en obesidad si comes en exceso día tras día”.

La investigación fue publicada en el British Journal of Nutrition. La noticia se publicó en el sitio News Hubz y podés leer un extracto del paper abajo

 


fuente

Respuestas fisiológicas a la alimentación máxima en hombres.
Aaron Hengist (a1), Robert M. Edimburgo (a1), Russell G. Davies (a1), Jean-Philippe Walhin (a1) …
DOI: https://doi.org/10.1017/S0007114520001270 Publicado en línea por Cambridge University Press: 06 de abril de 2020
Resumen
Este estudio investigó las respuestas metabólicas, endocrinas, del apetito y del estado de ánimo a una ocasión máxima de comer en catorce hombres (media: edad 28 (sd 5) años, masa corporal 77 · 2 (sd 6 · 6) kg e IMC 24 · 2 (sd 2 · 2) kg / m2) que completaron dos ensayos en un diseño cruzado aleatorio. En cada ocasión, los participantes comieron una comida homogénea de macronutrientes mixtos (pizza). En una ocasión, comieron hasta “cómodamente lleno” (ad libitum) y en la otra, hasta que “no pudieron comer otro bocado” (máximo). La ingesta media de energía fue el doble en el máximo (13 024 (IC 95% 10 964, 15 084) kJ; 3113 (IC 95% 2620, 3605) kcal) en comparación con el ensayo ad libitum (6627 (IC 95% 5708, 7547) kJ; 1584 (95% CI 1364, 1804) kcal). El AUC incremental de insulina en suero (iAUC) aumentó aproximadamente 1,5 veces en el ensayo máximo en comparación con el ensayo ad libitum (media: ad libitum 43,8 (IC 95% 28 · 3, 59 · 3) nmol / l × 240 min y máximo 67 · 7 (IC 95% 47 · 0, 88 · 5) nmol / l × 240 min, P <0 · 01), pero el iAUC de glucosa no difirió entre los ensayos (ad libitum 94 · 3 (IC 95% 30 · 3) , 158 · 2) mmol / l × 240 min y máximo 126 · 5 (IC 95% 76 · 9, 176 · 0) mmol / l × 240 min, P = 0 · 19). TAG iAUC fue aproximadamente 1,5 veces mayor en el ensayo v. Ad libitum máximo (ad libitum 98 · 6 (IC 95% 69 · 9, 127 · 2) mmol / l × 240 min y máximo 146 · 4 (95% CI 88 · 6, 204 · 1) mmol / l × 240 min, P <0 · 01). El péptido 1 similar al glucagón total, el péptido insulinotrópico dependiente de glucosa y el péptido tirosina-tirosina iAUC fueron mayores en el ensayo máximo en comparación con el ensayo ad libitum (P <0 · 05). Las concentraciones totales de grelina disminuyeron en un grado similar, pero el AUC fue ligeramente menor en el ensayo máximo v. Ad libitum (P = 0 · 02). Hubo marcadas diferencias en el apetito y el estado de ánimo entre los ensayos, sobre todo la alimentación máxima causó un aumento prolongado del letargo. Los hombres sanos tienen la capacidad de comer el doble del contenido de energía requerido para lograr la plenitud cómoda en una sola comida. La glucemia posprandial está bien regulada después de una sobrealimentación inicial, con una insulinamia posprandial elevada que probablemente contribuya.

fuente

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.