Se retiró hace casi 20 años pero su ex equipo le sigue pagando más de USD 1 millón

Un jugador estadounidense de béisbol, Roberto Bonilla, percibe esa cifra por año cada 1º de julio, desde el año 2000 cuando su equipo New York Mets lo dejó libre

0

Por Alan Wilder *

No estamos muy acostumbrados a escuchar términos como deferred money, deferred payments o dinero diferido en el «vocabulario contractual» de los deportes profesionales…

En general, las franquicias estadounidenses les pagan a sus deportistas mensual o semanalmente durante los meses que se extiende la competencia en cada una de las ligas.

Diferir dinero consiste en aplazar total o parcialmente pagos en un pacto, es decir, una de las partes se compromete a pagar dinero a una fecha futura a la otra parte por la prestación de un servicio.

La Major League Baseball es la liga profesional de Estados Unidos es la que más utiliza el deferred money en los contratos de sus jugadores, el hecho de diferir dinero les proporciona a las organizaciones una flexibilidad financiera a corto plazo, pero se transforma en un dolor de cabeza con el pasar de los años y el caso de “Bobby” Bonilla es el más conocido.

Cada 1º de julio, los fanáticos del béisbol celebran irónicamente el “Bobby Bonilla Day”. Se trata de un festejo simbólico de un suceso real que se ubica entre los más surrealistas del deporte mundial: no juega en las Grandes Ligas (MLB) desde el 2001 pero New York Mets le paga más de un millón de dólares cada año.

 

El caso de Roberto “Bobby” Bonilla

Bonilla, quien ahora tiene 57 años, jugó por última vez como profesional hace 19 años pero la franquicia que aún le paga, New York Mets, donde jugó entre 1992 y 1995, y después en 1999.

Los Mets le pagan USD 1.193.248,20 cada año a Bonilla y lo harán hasta 2035, cuando cumpla 72 años. Esto se debe una cláusula contractual que se activó cuando el equipo decidió dejarlo libre en el año 2000, cuando aún le debían USD 5,9 millones por su última temporada (para esa época era el jugador mejor pago de la liga).

El pelotero y su agente, Dennis Gilbert, negociaron que esa deuda sea liquidada en cuotas a partir de 2011, con un interés anual del 8%.

Es por eso que Bonilla recibe (y recibirá) cada 1º de julio más de un millones de dólares hasta alcanzar una ganancia total de 29,8 millones de dólares, como compensación de una temporada en la que ni siquiera jugó en Mets.


* El autor estudia derecho, lo pueden seguir en su Twitter

Deja una respuesta

Enviar comentarios sobre la nota. Su dirección de correo electrónico no será publicada. Esta sección no es para realizar consultas ni asesoramiento legal, que debe procurarse abogado/a.