Nueva disposición nacional sobre teletrabajo

La norma aclara que trabajar en casa por la pandemia no implica conformidad para seguir con ese régimen, y que por ende el trabajador puede elegir cuándo quiera volver a la oficina en tanto la normativa lo permita

Trabajar en casa por las restricciones sanitarias que impone la pandemia no implica conformidad para teletrabajar. Una resolución del ministerio de trabajo de la nación determina hoy sobre el punto que se refiere a la ley de home office.

En efecto, la norma dispone que a partir del inicio de la vigencia de la ley de teletrabajo (ley Nº 27.555) que será en abril seguramente se mantengan las restricciones y/o recomendaciones sanitarias.

Es decir, en general, no se asistirá o retornará masivamente a la empresa o lugar de trabajo para prevenir los riesgos de contagio.

Esta circunstancia de que los trabajadores y las trabajadoras se vean impedidos de cumplir con el deber de asistencia al lugar de trabajo y realicen las tareas en su domicilio no puede considerarse  sustitutiva de la voluntad necesaria para teletrabajar.

Por ende, es un derecho del trabajador y trabajadora prestar tareas presenciales, en la oficina o sede de la empresa, cuando ello sea posible. Derecho a regresar a la oficina si así lo pide el empleado.

Recordamos que la ley de teletrabajo exige el acuerdo escrito (artículo 7º del Régimen Legal del Contrato de Teletrabajo) como expresión de voluntad de las partes para teletrabajar. Es decir, hay que acordarlo.

 

Principios del teletrabajo

La norma cita a los principios de voluntariedad y reversibilidad (artículos 7º y 8º de la mencionada ley de teletrabajo) según los cuales, el traslado a la modalidad de teletrabajo, debe ser voluntario y escrito.

Además, el consentimiento prestado por la persona que trabaja en una posición presencial para pasar a la modalidad de teletrabajo, podrá ser revocado por la misma en cualquier momento de la relación.

 

Vuelta a clases y asistencia al trabajo

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.